Nº 1


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 1 de Marzo, 1711

Non fumum ex fulgore, sed ex fumo dare lucem
Cogitat, ut speciosa dehinc miracula promat.- Hor.

He observado que los Lectores rara vez leen un Libro con Cuidado y Placer cuando no saben si su Autor es un Hombre sombrío o justo, de Disposición apacible o colérica, Casado o Soltero, junto con otras Particularidades de semejante naturaleza, que en buena medida conducen a la correcta Interpretación de un Escritor. A satisfacer esta Curiosidad, tan natural en los Lectores, destino este Ensayo y el Próximo, como Discursos Prologales de mis Escritos, y daré Cuenta en ellos de las varias Personas comprometidas en el Trabajo. Como el principal problema de Compilar, Digerir y Corregir me ha tocado en suerte, me corresponde hacer Justicia empezando este Trabajo con mi propia Historia.
-----Nací en una pequeña Propiedad heredada que (de acuerdo con la tradición del pueblo donde se encuentra) estaba limitada por las mismas Cercas y Zanjas en el Tiempo de William el Conquistador que en el presente, y ha sido transferida de Padre a Hijo toda y entera, sin la Pérdida o Adquisición de un solo Campo o Pradera, durante el Espacio de seiscientos Años. Se cuenta en la Familia la Historia de que cuando mi Madre estaba Conmigo en su vientre de tres Meses, soñó que la recostaban en la Cama de un Juez. Que esto pueda proceder de un Pleito en ese entonces pendiente en la Familia, o del hecho de que mi Padre fuera un Juez de Paz, no puedo yo determinarlo; puesto que no soy tan vanidoso como para pensar que esto presagiaba alguna Dignidad a la que yo debiera arribar en mi Vida futura. Pero ésa fue la Interpretación que el Vecindario hizo de ello. La Gravedad de mi Comportamiento en mi primerísima Aparición en este Mundo, y todo el tiempo que fui amamantado, pareció favorecer el Sueño de mi Madre: pues como ella me ha dicho frecuentemente, yo hice sonar mi Cascabel antes de llegar a los dos Meses de vida y me rehusaba a hacer uso de mi Corral hasta que no le hubieran quitado las Campanas.
-----En cuanto al resto de mi Infancia, no habiendo nada en ella destacable, la pasaré por alto en Silencio. Encuentro que, durante mi Minoría de Edad, tuve Reputación de hosco, pero fui siempre el Favorito de mi maestro de Escuela, quien solía decir que mis Capacidades eran sólidas y soportarían bien. No fue mucho el tiempo que estuve en la Universidad hasta distinguirme por un profundo Silencio: Pues, durante el Espacio de ocho Años, excepto en los Ejercicios públicos de la Facultad, apenas pronuncié una Cantidad de cien Palabras; y de hecho no recuerdo jamás haber dicho tres Oraciones juntas en mi Vida entera. Mientras estuve en este Ilustrado Cuerpo, me dediqué con tanta Diligencia a mis Estudios, que hay muy pocos Libros célebres, ya sea en la Lengua Culta o Moderna, de los que no esté al tanto.
-----Por la Muerte de mi Padre me resolví a viajar por Países Extranjeros y, en consecuencia, dejé la Universidad con la Imagen de un extraño e inexplicable Sujeto que tenía una gran cantidad de Conocimientos y podía dar cuenta de ellos si hubiese sido su deseo. Una insaciable Sed de Saber me llevó por todos los Países de Europa donde hubiera cualquier cosa nueva o extraña para ver; más aún, a tal Punto se avivó mi Curiosidad, que habiendo leído las controversias de algunos grandes Hombres sobre las Antigüedades de Egipto, hice un Viaje al Gran Cairo, con el propósito de tomar la Medida de una Pirámide; y tan pronto como hube terminado ese Asunto, regresé a mi Suelo Nativo con gran Satisfacción.
-----Pasé mis últimos Años en esta Ciudad, donde se me ve frecuentemente en la mayoría de los Lugares públicos, aun cuando no hay más de media docena de mis selectos Amigos que me conozcan (mi próximo Ensayo dará Cuenta de ellos más particularmente). No hay ningún lugar de Concurrencia general a donde no haya hecho a menudo Acto de Presencia; algunas veces se me ve metiendo mi Cabeza en medio de una Ronda de Políticos en Will’s, y escuchando con gran Atención los Relatos que se cuentan en esas pequeñas Audiencias Circulares. Otras, fumo Pipa en Child’s y, mientras no parezco atento a nada más que al Post-Man, alcanzo a oír la Conversación de cada Mesa del Lugar. Aparezco en las noches de Domingo en St. Jame’s Coffee House, y algunas veces me uno al pequeño Comité de Política en la Sala Central, como uno que va allí a escuchar e improvisar. Mi Cara es asimismo muy bien conocida en Grecian, Cocoa-Tree, y en los Teatros, tanto el de Drury Lane como el de Hay-Market. Fui tomado por Mercader durante todos estos diez Años por el Exchange, y algunas veces paso por Judío en la Reunión de los Corredores de Bolsa en Jonathan’s. En breve, dondequiera que vea una Multitud de Gente me mezclaré con ella, aunque nunca vaya a abrir mis Labios más que en mi propio Club.
-----Así vivo yo en el Mundo, más como un Espectador de la Humanidad que como un miembro de la Especie; por lo que quiere decir que he hecho de mí mismo un Especulativo Hombre de Estado, Soldado, Mercader y Artesano, sin nunca mezclarme con ninguna Parte Práctica en la Vida. Estoy muy bien instruido en la Teoría de un Marido, o de un Padre, y puedo discernir los Errores en la Economía, los Negocios y la Diversión de otros, mejor que aquellos que participan en ellos; como el Observador que descubre Jugadas que se les escapan a los que están en el Juego. Nunca abracé ningún Partido con Violencia, y he resuelto mantenerme en una exacta Neutralidad entre los Laboristas y los Conservadores, a menos que fuera forzado a pronunciarme por alguno de ellos debido a las Hostilidades de uno u otro lado. En breve, he actuado en todas las partes de mi Vida como un Espectador, Carácter que intento preservar en este Ensayo.
-----He revelado al Lector tanto de mi Historia y Carácter como para demostrarle que no soy por completo incompetente para el Negocio que he emprendido. En cuanto a otras Particularidades de mi Vida y Aventuras, las iré insertando en los siguientes Ensayos cuando vea la ocasión. Mientras tanto, cuando pienso cuánto he visto, leído y escuchado, empiezo por culpar mi propia Taciturnidad; y dado que no tengo ni el Tiempo ni la Inclinación para comunicar la Plenitud de mi Espíritu en la Conversación estoy decidido a hacerlo en la Escritura; y así perpetuarme, si fuera posible, antes de mi muerte. Me han dicho varias veces mis Amigos que es una Pena que tantos Descubrimientos útiles que yo he hecho estén en Poder de un Hombre Silencioso. Por esta razón, entonces, publicaré una Hoja llena de Pensamientos cada Mañana, para Beneficio de mis Contemporáneos; y si puedo de algún modo contribuir con la Diversión y el Mejoramiento del País en el que vivo, cuando sea llamado fuera de él, lo dejaré con la secreta Satisfacción de poder pensar que no he Vivido en vano.
-----Hay tres Puntos muy importantes a los que no me he dirigido en este Ensayo y que, por varias importantes Razones, debo guardarme para mí, al menos por un Tiempo: quiero decir, una Declaración de mi Nombre, mi Edad y mi Paradero. Debo confesar que satisfaría a mi Lector en cualquier cosa que fuera razonable; pero en cuanto a estas tres Pormenores, aunque soy conciente de que podrían contribuir muchísimo al Embellecimiento de mi Ensayo, no puedo todavía tomar a la Resolución de comunicarlas al Público. Podrían, de hecho, sacarme de esa Oscuridad que he disfrutado durante muchos años y exponerme en los Lugares Públicos a numerosas Salutaciones y Urbanidades, que siempre han sido muy desagradables para mí; pues el más grande dolor que puedo sufrir es que alguien me hable o me mire fijamente. Es por esta Razón, además, que guardo mi Contextura y Vestimenta como grandes Secretos; aunque no es imposible que pueda hacer Descubrimientos de ambos con el Avance de la Obra que emprendo.
-----Habiéndome ocupado en particular de mí mismo, en el Ensayo de Mañana daré Cuenta de aquellos Caballeros que están involucrados conmigo en la Obra. Pues, como he anunciado anteriormente, su Plan está depositado y concertado (como todo otro Asunto de Importancia lo está) en un Club. Sin embargo, como mis Amigos me han puesto al Frente, aquellos que tengan la intención de comunicarse conmigo, pueden dirigir sus Cartas a El Espectador, Mr. Buckley’s, en Little Britain. Por lo que debo más adelante informar al Lector que, aunque nuestro Club se reúne sólo los Martes y Jueves, hemos asignado un Comité que lo haga cada Noche, para la Inspección de todos aquellos Ensayos que puedan contribuir al Avance del Bienestar Público.

C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------