Nº 15


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Sábado, 17 de Marzo de 1711

Parva leves capiunt animos. -Ovid.

Cuando me encontraba en Francia, solía quedarme mirando con gran Asombro los Espléndidos Séquitos y los Coloridos Atavíos de Gala de esa Fantástica Nación. Un Día en particular me encontraba observando a una Dama sentada en un Carruaje adornado con Cupidos dorados y con delicadas pinturas de los Amores de Venus y Adonis. El Carruaje era tirado por seis Caballos blanco leche, y llevaba en la parte trasera una carga del mismo número de Lacayos empolvados. Justo enfrente de la Dama había una Pareja de hermosos Pajes, aferrados entre los Arneses, quienes, debido a sus alegres Trajes y Semblantes sonrientes, parecían los hermanos mayores del Muchachito gravado y pintado en cada esquina del Carruaje.
-----La Dama era la desafortunada Cleanthe, quien luego fuera fuente de inspiración de una Novela bastante melancólica. Durante varios años había sido Cortejada por un Caballero a quien ella abandonó, tras haber llegado a tener con él una Relación prolongada e íntima, luego de que un hombre de Gran Fortuna, pero de una Constitución Ruinosa, le hubiese ofrecido como regalo ese Séquito esplendoroso. Cuando la conocí me pareció que estaba Disimulando que tenía el Corazón roto, y que ostentaba una especie de Pompa que en realidad ocultaba su Aflicción; porque dos meses después fue conducida a su Tumba con la misma Pompa y Magnificencia; lo que ocurrió en parte por haber perdido a su Amante, y en parte por haberse Quedado con el otro.
-----A menudo he reflexionado sobre este inexplicable Humor de las Mujeres, esa capacidad de experimentar aflicción por todo aquello que es vistoso y superficial, y también sobre los innumerables Males que experimenta su Sexo debido a esta Disposición fantástica y frívola. Recuerdo a una joven Dama que era muy calurosamente solicitada por una Pareja de Rivales impertinentes, los cuales durante varios Meses hicieron todo lo posible para promocionarse, haciendo gala de un Comportamiento Complaciente y una Conversación Agradable. Finalmente, encontrándose la Competencia indefinida e indecisa la Dama, uno de los jóvenes Amantes recordó agregar a sus Ropajes, con mucha fortuna para él, un superfluo Encaje que causó tan buen Efecto, que el joven terminó Casándose con ella exactamente una semana después.
-----La Conversación habitual de una Mujer común y corriente alimenta en gran medida esta Debilidad natural de regirse por lo Exterior y las Apariencias. Saquen el tema de una Pareja de recién casados, e inmediatamente oirán hablar de si guardan su Carruaje o si comen en vajilla de Plata: Mencionen el Nombre de una Dama ausente, y es más que seguro que sabrán algo acerca de su Vestido y sus Enaguas. Un Baile es una excelente ayuda para una Plática, y un Cumpleaños proporciona tema de Conversación para doce Meses enteros. Un Volante de Piedras preciosas, un Sombrero adornado con un Diamante, un Chaleco Brocado o una Falda constituyen Tópicos seguros. En breve, los únicos cuidados de las mujeres son las Vestimentas de las Especies, y jamás dirigen una Reflexión respecto de esos Ornamentos del Espíritu que hacen a las Personas Ilustres en sí mismas y Útiles para los demás. En tanto las Mujeres se la pasan constantemente llamándose la atención las unas a las otras, y sin otra cosa en sus cabezas más que Colores, no es motivo de Asombro que le presten más atención a las Partes más superficiales de la Vida que a sus Dones sólidos y sustanciales. Una Muchacha que ha sido entrenada en este tipo de Conversación, se encuentra en peligro ante cada Abrigo Bordado que se cruce en su Camino. Un Par de Guantes orlados puede ser su ruina. En una palabra, las Cintas y los Perifollos, las Trencillas de Oro y de Plata y demás Chucherías brillantes, son las varias Tentaciones que se les presentan a las Mujeres de Mente débil o Educación insuficiente, y, cuando éstas se exhiben artificialmente, son capaces de hacer bajar a tierra a la Coqueta más frívola de sus Fugas y Divagaciones más salvajes.
-----La verdadera Felicidad es de Naturaleza retirada, y enemiga de La Pompa y el Ruido; surge, en primer lugar, del Placer de estar con uno mismo; y, en segunda instancia, de la Amistad y la Conversación de unos pocos Compañeros selectos. Ama la Sombra y la Soledad, y persigue por naturaleza las Arboledas y las Fuentes, los Campos y los Prados: en pocas palabras, siente que cada cosa aspira a conservarse en sí misma y no recibe ningún Aporte de las Multitudes de Testigos y Espectadores. Por el Contrario, la falsa Felicidad ama estar en la Muchedumbre y atraer sobre sí los Ojos del Mundo. No le satisface el Aplauso recibido de sí misma, sino la Admiración que despierta en los otros. Prospera en las Cortes y Palacios, en los Teatros y las Asambleas y no tiene Existencia alguna sino cuando es observada.
-----Aurelia, a pesar de ser una Mujer de Clase alta, se deleita en la Privacidad de la Vida en el Campo, y pasa una gran parte de su Tiempo en sus solitarios Paseos y Jardines. Su marido, que es a la vez su amigo íntimo y Compañía en sus soledades, ha estado enamorado de ella desde el momento mismo de conocerla. A ambos les sobra el buen Juicio, la Virtud consumada y la Estima mutua; y juntos, cada uno es la Compañía perfecta para el otro. Su Familia está regida por una Economía tan equilibrada, tanto en sus Horas de Devoción, en sus Comidas, en sus Ocupaciones o Diversiones, que parece una pequeña Comunidad en sí misma. Algunas veces se Reúnen con otros, pero al regresar a su hogar lo hacen sintiéndose absolutamente a Gusto el uno con el otro; y aunque algunas veces viven en la Ciudad, nunca hasta el punto de cansarse de ella como para tener que buscar Alivio nuevamente en la Vida Campestre. Por estos motivos, ellos están felices los unos con los otros, son amados por sus Hijos, adorados por sus Sirvientes y se han convertido en la Envidia, o mejor aún en el Deleite, de todos los que los conocen.
-----¡Cuán diferente a esto es la Vida de Fulvia! Para ella su Marido es su Administrador, y considera que la Discreción y el ser buena Ama de Casa son pequeñas Virtudes domésticas impropias de una Mujer de Clase. Piensa que pasar tiempo con su Familia es Desperdiciar la Vida, y se imagina fuera del Mundo cuando no está en la Pista, en el Teatro o en el Salón: vive en unas perpetuas Agitación Física e Intranquilidad de Pensamiento, y nunca está a gusto en ningún lugar si piensa que hay más Compañía en otro sitio. Perderse la noche del Estreno de una Opera le resultaría más doloroso que la Muerte de un Hijo. Siente lástima por todos los Aspectos valiosos de su propio Sexo, y para ella cualquier Mujer que lleve una Vida prudente, modesta y retirada, es una Criatura pobre de espíritu y tosca. Cuán Mortificada se sentiría Fulvia si supiera que al mostrarse así como lo hace, se está exponiendo y volviéndose más Despreciada debido a su carácter Conspicuo.
-----No puedo concluir mi Ensayo, sin observar que Virgilio ha logrado tocar muy finamente esta Pasión Femenina por la Indumentaria y la Exhibición, a través del Personaje de Camila; quien, a pesar de parecer despojada de todas las otras Debilidades de su Sexo, es descrita sin embargo como una Mujer en este Particular. El Poeta nos dice que, tras haber realizado una gran Matanza de Enemigos, ella, desafortunadamente, puso sus Ojos sobre un Troyano que vestía una Túnica bordada, una hermosa Cota de Malla, con un Manto de la más fina Púrpura. Un Arco Dorado, dice, colgaba de sus Hombros; su Vestido estaba sujeto con un Broche de Oro, y su Cabeza estaba cubierta con un Casco del mismo Metal brillante. La Amazona distinguió inmediatamente a este elegante Guerrero, en medio de un ataque de Deseo Femenino por los hermosos Atavíos con los que él estaba adornado:

...totumque incauta per agmen
Femineo praedae et spoliorum ardebat amore.

-----El Poeta (mediante una elegante Moral disimulada) nos presenta este Afán descuidado ante a estas brillantes Frivolidades, como la causa de la Destrucción de su Heroína.
C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------