Nº 17


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Martes, 20 de marzo de 1711

Tetrum ante Omnia vultum. Juv.

Ya que nuestra Persona no es Creación de nosotros, quando es tal que aparece Defectuosa o Desagradable, es, paréceme, una Fortaleza plausible y honesta la de atreverse à ser Feo; al menos evitar mortificarnos con la Conciencia de Imperfecciones que no podemos salvar y en que no cargamos Culpa. No defiendo à un galán demacrado que gasta su Tiempo ante el Espejo, dando à su Deformidad Gracias y Suavidades. Lo que digo es, habríamos de conformarnos con nuestro Semblante y Forma, nunca entregarnos à Reflexiones inquietantes à ese respecto. Es de Gente vulgar, no acostumbrada al buen Estilo en toda Ocasión, solazarse en Bromas quando un Hombre de grandes Hombros entra à una Asamblea, o lo distingue una Expansión bucal o una Oblicuidad del Aspecto. Qué feliz que un tal Hombre, afligido por estas Rarezas, pudiera alegrarse de sí mismo como se alegran Otros en esas Ocasiones: quando posee semejante Alacridad, Mujeres y Niños, que en principio temíanle, se placerán en él. Como bárbaro es burlarse dél por sus Defectos naturales, agradable será si él puede hacer Chanzas de su Persona.
-----El primer Marido de la Señora Maintenon fue un Héroe tal, que extrajo muchas Jocosidades de la Irregularidad de su Forma, que, en su propia Descripción, se parece à una Z. También se entretiene representándole à su Lector la Factura de un Motor con el que solía quitarse el Sombrero. Quando algo de Ridículo tiene una Faz, y su Propietario lo cree un Signo de Dignidad, ha de ser Gente de mucha Calidad para estar libre de Burlas: el mejor Expediente será, entonces, saber divertirse consigo. El Príncipe Enrque y Falstaffe, en Shakespeare, llevaron el Ridículo del Gordo y el Flaco hasta donde le es posible llegar; à Falstaffe se le llama, con Humor, Costal, Planchacamas, Monte Carnes; à Enrique, Carcaj, Pliegue, Don Vainas… La Broma se mantiene en muchos de sus Intercambios; gran Ternura y Sensibilidad en este Punto es una de las mayores Debilidades del Amor de uno mismo; Yo estoy levemente Descontento con el Molde de mi Rostro, menos largo que ancho: débase esto à que abro la Boca mucho menos que otra Gente, y por ende menos estiro las Fibras de la Cara, no puedo determinarlo. Como sea, à las Veces, la Cortedad de mi Rostro à veces me hace perder la Compostura, y padecí muchos Afanes para ocultarla, ya con una Peluca de alta Frente, ya dejándome la Barba crecer. Hoy he superado esta Delicadeza, y solazaríame si fuera más Corta si esto implicara mi Aceptación en el Club de los Alegres, qual aparece en esta Carta. Recibíla de Oxford, y abunda en el Espíritu de Gozo y Buen Humor natural de esa Villa. La transcribo Palabra por Palabra.

Profundíssimo Señor,
“Habiéndome entretenido en la última de vuessas Especulaciones sobre Clubes, que espero sepa continuar, tomaréme la Libertad de ofrecerle un breve Recuento de algo que acaso Vd no ha visto ni en todos sus Viajes, à menos que por Ventura haya alcanzado partes selváticas del Continente Africano en su Periplo al Gran Cairo. Han surgido (desde que Vuessa Merced dejónos sin mediar Palabra), varias de estas Sociedades Semanales, como el Club del Doble-Sentido, el del Ingenio, y entre otros el Club de los Galanes, como un Burlesque del qual ha nacido, prohijado por una Especie alegre que al parecer ha venido al Mundo en Charada, y que hanse reunido baxo el Nombre del Club de los Feos. Esta retorcida Fraternidad consiste en un Presidente y doce Miembros; cuya elección no se limita à Patente de Fundación alguna (como los Hombres de San Juan quieren que creamos, y que han erigido una Sociedad dentro de su Sociedad) sino que se puede elegir de Qualquier Colegio de Inglaterra, mientras que los Candidatos se conformen à las Reglas, Constituidas en el llamado Acto de la Deformidad, y del qual transmito à Vd una o dos Cláusulas.

I. Que ninguna Persona será admitida sin una Rareza en su Aspecto, o en su particular Semblante; que el Presidente y los Oficiales determinarán; el Presidente tendrá la Voz y el Voto.

II. Que se tenga una Postura singular, tras de un Examen, de la Protuberancia de los caballeros que se ofrezcan, como Fundadores, o de la Obliqüidad de su Figura, qualquiera que sea su Forma-

III. Que si la Cantidad de la Nariz de Qualquier Caballero ha sido evidentemente malcalculada, sea por Longitud, sea por Latitud, podrá pretender, con Justeza, à ser electo.

Por último, que si hubiere dos o más Competidores para la misma Vacante, caeteris paribus, tendrá Preferencia el de la Piel más Espesa.

Cada Miembro, à la Noche de su Entrada, habrá de entretener à la Compañía con un platillo de Bacalao, y un discurso en Loor de Esopo; cuyo retrato tienen en Proporción Total, o mejor, en Desproporción total, sobre el Hogar; y han decidido, quando háganse de los Fondos, comprar la Cabeza de Escoto, Escarrón, y el viejo Caballero en Oldham, con todos los Rostros fallidos de la Antigüedad como Ornato de la Sala.

Habiendo sido siempre profesos Admiradores del Sexo Opuesto, declaran unánimemente, que darán todo possible Aliento à aquellas que deseen Beneficiarse del Estatuto, aunque Ninguna ha llegado al Club.

El honorable Presidente, su máximo Campeón, mostróme recientemente dos Copias de Versos compuestos por un Caballero de la Sociedad; la primera, una Oda de Parabienes inscrita para la Señora Touchwood en Ocasión de la Pérdida de dos Dientes frontales; la otra, un Panegírico al Hombro siniestro de la Señora Andiron. La Señora Vizard (dize él) afeádose ha considerablemente tras de la Varicela, y suele brindarse por ella en el Club; pero nunca lo he escuchado tan Generoso como quando habla de Nell Trot, quien oficia en su Mesa constantemente; adórala verdaderamente; tiénela por Contraparte de la Madre Shipton; en dos palabras, Nell (dize) es una de las grandes Obras de la Naturaleza; Complexión, Forma, Rasgos, que Otros ponderan, son mera Simetría, mero Exterior, y ésta es la Aversión del Caballero. Permítame vuessa Merced agregar que el Presidente es un Señor agradabilíssimo, más quando está acompañado de sus queridos Mimos, como gusta de llamarlos; y afirma de contino que bien hácele conocer a un Hombre con una Torción genuina en sus Aires (tan agradable como es esto para la Nación Francesa) y como Instancia de su Sinceridad, dexóme ojear una Lista en su Libro de todos los pertenecientes a esta Clase que, en los últimos cinco años, han caído baxo su Observación; consigo al frente de la lista y, al final, querido Señor
-----su seguro
----------y humilde Servidor
---------------Alexander Carbuncle.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------