Nº 4


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 5 de Marzo de 1711

------- Egregii Mortalem altique silenti! --Hor.

Un autor que aparece por primera vez en el Mundo está muy dispuesto a creer que no debe preocuparse más que de su Actuación. Con una buena dosis de tal Vanidad en mi Corazón, me propuse atender a mi propia Fama durante estos tres Días; y así como he encontrado a veces Circunstancias que no me desagradaron, me he tropezado con otras que me han causado Mortificación. Es increíble pensar cuán vacías he encontrado en este tiempo las Regiones de la Especie que observé, qué meros Espacios en Blanco son cuando salen por la Mañana, cuán completamente inmóviles se encuentran hasta que algún Párrafo de un Periódico los pone en movimiento: tales personas resultan muy aceptables para un joven Autor, pues no esperan (en nada) sino la Novedad, lo agradable. Si bien he encontrado Consuelo entre ellos, me ha inquietado en la misma medida la Incapacidad de otros. Se trata de Mortales que tienen una cierta Curiosidad sin Poder de Reflexión, y hojean mis Diarios como Espectadores más que como Lectores. Sin embargo, hay tan poco Placer en Investigaciones que sólo nos conciernen a nosotros mismos tan de cerca (pues la peor Manera de adquirir Fama en el Mundo es la de estar demasiado ansiosos de obtenerla), que en general resolví para el futuro seguir como lo hago de Costumbre; y sin demasiado Miedo o Esperanza en el asunto de la Reputación, seré muy cuidadoso del Designio de mis Acciones, pero muy negligente acerca de sus Consecuencias.
-----Interminable y frívolo es el Afán de actuar según cualquier otra Regla que no sea el Cuidado en satisfacer nuestras propias Mentes en lo que hacemos. Uno pensaría que un Hombre silente, que no se preocupara más que de respirar, estaría apenas sujeto a Malinterpretaciones; y sin embargo, recuerdo que una vez me confundieron con un Jesuita, meramente en razón de mi profunda Taciturnidad. A causa de este Infortunio, y para no ponerme en Peligro, desde entonces he sentido afecto por las Muchedumbres. Aquel que llega a una Reunión solamente para gratificar su Curiosidad, y no para posar cual Personaje, disfruta los Placeres del Retiro en un grado más exquisito que el que tendría en su Armario; al Amante, al Ambicioso y al Desdichado los siguen hacia allí peores Muchedumbres que las que ellos pueden abandonar. Estar exento de las Pasiones por las cuales otros se atormentan es la única Soledad grata. Con justicia puedo decir junto al antiguo sabio, Nunca estoy menos solo que cuando estoy solo. Dado que soy ajeno a la Compañía en Lugares públicos, y como se ve que no voy allí, como la mayoría hace, para exhibirme, gratifico la Vanidad de todos los que simulan hacer su Aparición, y obtengo con frecuencia de Damas y Caballeros bien vestidos Miradas tan amables como las que un Poeta concede a su Audiencia. Hay tantas Gratificaciones en esta suerte de pública Oscuridad que algunas de las Aversiones que diariamente experimento han perdido su Angustia; y el otro día, sin el menor Desagrado, oí por casualidad que alguien decía de mí: Ese extraño sujeto, y otro respondía: Conozco la cara de ese sujeto desde hace doce años, y probablemente tú también; pero creo que eres el primero en preguntar quién es. Hay, debo confesar, muchos para quienes mi Persona es tan conocida como la de sus Parientes más cercanos, y que no se molestan en llamarme por mi Nombre o mis Cualidades, sino que en general hablan de mí como el 'Sr. Como-se-llame'.
-----Para compensar estas Desventajas triviales, tengo la gran Satisfacción de observar la Naturaleza toda con Ojos desprejuiciados; y puesto que no tengo nada que ver con las Pasiones de los Hombres ni con sus Intereses, puedo estimar con mayor Sagacidad sus Talentos, Modales, Falencias y Méritos.
-----Es notable que aquellos que carecen de alguno de los Sentidos poseen los demás con mayor Fuerza o Vivacidad. De tal manera, mi Carencia, o mejor dicho mi Renuncia al habla, me da todas las Ventajas del Hombre mudo. Tengo, me parece, una Visión más penetrante que la ordinaria, y me halaga pensar que he visto lo Más Alto y lo Más Bajo de la Humanidad, y he aventurado Conjeturas perspicaces sin que me admitieran en sus Conversaciones, sobre los Pensamientos íntimos y las Reflexiones de todos aquellos a quienes observo. Es por ello que la buena o mala Suerte no tiene Fuerza alguna para afectar mi Juicio. Veo Hombres que florecen en las Cortes y languidecen en las Cárceles, sin prejuzgarlos por sus Circunstancias, ya sea a su Favor o en su Contra; por el contrario, por su Manera interior de sobrellevar su Condición, con frecuencia me apiado del Próspero y admiro al Desafortunado.
-----Aquellos que conversan con los Mudos saben por los movimientos de sus ojos, y los cambios en su Semblante, sus Percepciones de los Objetos que tienen ante sí. Me he dado el gusto del Silencio en tal grado de Extravagancia que aquellos pocos con quienes intimo responden a mis Sonrisas con Oraciones simultáneas en las que discuten la ardua Cuestión de si sacudí mi Cabeza, sin que yo hable. La otra Noche, en una Obra de Teatro, Will. Honeycomb divirtió mucho a un Caballero sentado a su derecha; yo estaba sentado a su izquierda. El Caballero creyó que Will hablaba consigo mismo cuando, al ver que yo observaba con gran Aprobación a una jovencita en un Palco ante nosotros, dijo 'Opino de manera diferente. Le concedo que tiene un Aspecto agradable, pero me parece que la Simplicidad de su Semblante es más bien aniñada que inocente'. Cuando observé por segunda vez, dijo 'Debo admitir que su Vestido le sienta bien, pero quizá el Mérito de esa Elección se deba a su Madre; pues', continuó, 'permito que se elogie a la Belleza por la elegancia del Vestido tanto como al Ingenioso por la del Lenguaje; sin embargo, si ha robado el Color de sus Cintas de otros, o si ha recibido consejo acerca de sus Ribetes, no permitiré la Alabanza de su Vestido, de la misma manera en que no llamaría Autor a un Plagiario'. Cuando posé mis Ojos sobre la Mujer al lado de ella, Will puso en palabras lo que observé (según su imaginación romántica) de la siguiente Manera:
-----'Observad, aquellos que os Atreváis, a esa encantadora Virgen. Observad la Belleza de su Persona, a la cual regaña la Inocencia de sus Pensamientos. La Castidad, la Buena Naturaleza y la Afabilidad son las Gracias que juguetean en su Semblante; sabe que es atractiva, pero sabe que es buena. ¡La Belleza Consciente adornada con la Virtud Consciente! ¡Qué Espíritu hay en sus Ojos! ¡Qué Florecer en su Persona! ¡Cómo se expresa en su Apariencia la Mujer entera! Su Aspecto tiene la Belleza del Movimiento, y su Mirada la Fuerza del Lenguaje.'
-----Era prudente apartar mis Ojos de este Objeto, y por lo tanto los viré hacia las irreflexivas Criaturas que componen el Bulto de ese Sexo, y no mueven sus Ojos cómplices más que la gente insignificante en los Retratos de Pintores Mediocres, que no son más que Cuadros de Cuadros.
-----Así, el funcionamiento de mi Mente es el Entretenimiento común de mi Vida; nunca me embarco en el Comercio del Discurso más que con mis Amigos particulares, y en Público ni siquiera con ellos. Tal Hábito quizá ha despertado en mí Reflexiones inusuales; pero no puedo comunicar este Efecto sino en mis Escritos. Dado que mis Placeres están completamente confinados a aquellos de la Vista, considero que ha sido mi peculiar Felicidad el haber tenido siempre un fácil y habitual Acceso al bello Sexo. Si bien nunca lo alabé o halagué, tampoco lo oculté o contradije. Puesto que conforma la mitad del Mundo, y es en virtud de la Afabilidad y Galantería de nuestra Nación la Parte más poderosa de nuestro Pueblo, dedicaré una Porción considerable de mis Especulaciones a su Servicio, y conduciré a las jóvenes a través de todos los deberes apropiados de la Virginidad, el Matrimonio y la Viudez. Cuando un día sea de la Mujer, en mis Obras, procuraré usar un Estilo y un Aire adecuado a su Entendimiento. Cuando digo esto, se debe entender a qué me refiero: no rebajaré, sino que exaltaré el Tema del que trate. El Discurso para su Entretenimiento no será degradado, sino refinado. Un Hombre puede parecer instruido sin emitir Palabra, así como en sus Gestos se descubre que sabe bailar, aunque no dé Cabriolas. En una Palabra, tendré por Gloria máxima de mi Trabajo el que este Diario adorne la Charla de Sobremesa del Té entre Mujeres razonables. A tal efecto, trataré Asuntos relacionados con lo Femenino, en tanto se acercan o huyen del otro Sexo, o en cuanto estén atadas a ellos por la Sangre, el Interés o el Afecto. En esta Ocasión no me parece sino razonable declarar que, cualquiera sea la Habilidad que tenga para la Especulación, nunca delataré lo que los Ojos de los Amantes se digan entre sí en mi Presencia. Al mismo Tiempo, no creo que esta Promesa me obligue a ocultar falsas Protestas que he observado en algunas Miradas en Reuniones Públicas; por el contrario, procuraré que ambos Sexos reflejen en su Conducta lo que son en su Corazón. Por este Medio, el Amor, durante el Tiempo de mis Especulaciones, se elucidará con la misma Sinceridad que cualquier otro Asunto de menor Importancia. Puesto que esta es la mayor Preocupación, los Hombres serán pasibles del mayor Reproche por Mala Conducta en él. La Falsedad en el Amor acarreará, de aquí en más, un Aspecto más oscuro que la Infidelidad en la Amistad, o la Fechoría en los Negocios. Para este buen y gran Fin, todo Incumplimiento de esa noble Pasión, Cemento de la Sociedad, será severamente examinado; pero este y otros Asuntos apenas sugeridos aquí, y en mis Ponencias anteriores, tendrán su Lugar apropiado en mis siguientes Discursos: el presente Escrito solamente amonesta al Mundo, para que no me considere holgazán, sino un atareado Espectador.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------