Nº 8


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Viernes, 9 de marzo de 1711

At Venus obscuro gradientes aere sepsit,
Et multo Nebulae Circum Dea Fudit amictu,
Cernere ne quis eos---------
Virg
.

En esta ocasión presentaré ante el Mundo algunas Cartas que según creo darán al Lector Entretenimiento del mejor que yo pueda brindarle, y por lo tanto no me excusaré por ellas.

Al ESPECTADOR y Co.

SEÑOR
‘Soy uno de los Directores de la Sociedad para la Reforma de las Costumbres, razón por la cual me considero apropiado para mantener Correspondencia con usted. He examinado cuidadosamente el presente Estado de la Religión en Gran Bretaña, y estoy en condiciones de ponerlo al tanto del Vicio predominante en cada Localidad de la isla. Puedo informarle acerca del Progreso que la Virtud ha hecho en todas nuestras Ciudades, Municipios y Corporaciones; y conozco las Practicas nocivas que se llevan a cabo en Berwick o Exeter tan bien como lo que sucede en mi propia Familia. En una Palabra, Caballero, tengo Corresponsales en las más remotas partes de la Nación que me envían de tanto en tanto rigurosos Informes acerca de las pequeñas Irregularidades con las que se topan en sus respectivos Distritos y Departamentos.
‘No estoy menos familiarizado con los Vecindarios y Regiones de esta magnífica Ciudad que con las diferentes Áreas y Reparticiones de toda la Nación. Puedo describir cada Parroquia por sus Faltas, y puedo decirle en cuál de nuestras Calles prevalece la Lascivia, de cuál ha tomado posesión el Juego, y dónde la Ebriedad se lleva lo mejor de ambos. Cuando estoy dispuesto a realizar una Colecta en beneficio de los Pobres, sé en qué sendas y callejones habita el vulgar Perjuro. Cuando colaboro con el Hospital de Bridewell, o propongo reformas para la Manufactura del Cáñamo, estoy al tanto de las guaridas y refugios de las Trotacalles.
‘Luego de esta breve Presentación, debo informarle que el Objeto de esta Misiva es ponerlo al tanto de cierta irregular Asamblea que pienso constituye un tema adecuado para su Consideración, especialmente porque las Personas de las que se compone son Criminales demasiado considerables para la Aversión de nuestra Sociedad. Me refiero, Caballero, a la Mascarada de Medianoche, que se ha realizado con mucha frecuencia en una de las Partes más Conspicuas de la Ciudad, y la que entiendo continuará con Adiciones y Mejoras. Debido a que todos los Miembros de esta anárquica Asamblea están enmascarados, no nos atrevemos a atacarlos por nuestros propios Métodos, no vaya a ser que enviemos una Mujer de Calidad a Bridewell o a un Par de Inglaterra a Prisión. Además, su Número es tal, que temo serían capaces de arrasar con toda la Fraternidad, aunque estuviésemos acompañados por nuestra Guardia de Vigilantes. Estas razones que los aseguran contra nuestra Autoridad, los hacen odiosos a la suya; pues tanto su Disfraz como su Número no le darán a ninguna Persona Razones para sentirse agraviada por usted.
‘Si estamos correctamente informados, las Reglas que observa esta nueva Sociedad están maravillosamente diseñadas para el Desarrollo del Adulterio. Las Mujeres o van por su cuenta o son presentadas por Amigos, quienes tienen la obligación de abandonarlas luego de entrar a la Conversación de Cualquiera que se dirija a ellas. Hay varias Habitaciones a donde las Partes pueden retirarse y, si lo desean, mostrar sus Rostros de mutuo Acuerdo. Susurros, Apretones, Gestos y Abrazos son las inocentes Libertades del Lugar. Resumiendo, todo el Diseño de esta libidinosa Asamblea parece desembocar en Citas e Intrigas; y espero tomará usted Medidas efectivas, mediante públicos Consejos y Admoniciones, para prevenir la reunión clandestina de tan promiscua Multitud de ambos Sexos.
Su humilde Servidor
y colaborador
T.B.

No mucho tiempo después de la lectura de esta Carta recibí otra sobre el mismo Asunto; la cual –a juzgar por su fecha y estilo-entiendo ha sido escrita por algún joven Estudiante de Derecho.
Middle Temple, 1710-11.

SEÑOR
‘Cuando un Hombre es culpable de algún Vicio o ha cometido alguna Falta, creo que la mejor Expiación que puede ofrecer es la de prevenir a otros. Para llevar esto a cabo debo ponerlo al tanto de que el pasado Febrero asistí a la Mascarada del Martes. Apenas llegar fui atacado por media docena de Mujeres Cuáqueras que parecían dispuestas a adoptarme como Hermano; pero, luego de un Examen más cuidadoso, descubrí que eran en realidad una Hermandad de Rameras disfrazadas con ese Atuendo. Pronto fui invitado a bailar, por la que imaginé era una Mujer de Calidad, pues era muy alta y se movía con gracia. Tan pronto como el Minuet finalizó, nos miramos con intensidad a través de nuestras Máscaras; y siendo yo muy docto en Waller, le repetí los siguientes cuatro Versos de su poema Vandike.

The heedless Lover does not know
Whose Eyes they are that wound him so;
But confounded with thy Art,
Enquires her Name that has his Heart.

‘Pronuncié estas palabras con un Aire tan lánguido, que tuve Razones para pensar que había logrado una Conquista. Ella me dijo que esperaba que mi Rostro no fuera como mi Lengua. Mirando su Reloj, accidentalmente descubrí la Figura de una Pequeña Corona en la parte de atrás del mismo. Estaba tan embargado con la Idea de un Amor como este, que la conduje de una Habitación a otra con todas las Galanterías que pude inventar; y finalemente conseguí que la situación se tornara tan Dichosa, que me concedió una Reunión en privado para el Día siguiente, sin Paje o Lacayo, Coche o Carruaje. Mi corazón saltaba de Alegría; pero no viví este Sueño dorado más de tres Días antes de encontrar buenas razones para desear haber permanecido fiel a mi Lavandera. Desde entonces he oído por una notable Casualidad que esta elegante Señorita no vive lejos de Covent-Garden, y que no soy el primer Otario con el cual se ha hecho pasar por Condesa.
‘Así, Señor, ve usted cómo he confundido a Juno con una Nube. Y si usted puede hacer uso de esta Aventura para Beneficio de aquellos que posiblemente sean tan vanos jóvenes fanfarrones como yo, me Despido cordialmente.

Su más humilde admirador
B. L.

Planeo visitar la próxima Mascarada yo mismo, con el mismo Atuendo que vestí en el Grand Cairo; y hasta entonces suspenderé mi Juicio acerca de esta Diversión de Medianoche.

C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------