N° 29


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Martes, 3 de Abril, 1711


Sermo lingua concinnus utraque
Suavior: ut Chio mota si commista Falerni est.
Hor

Nada ha inquietado más à nuestro Público Inglés que el Recitativo Italiano à su primera Entrada en Escena. ¡Qué sorpresa la de escuchar Generales dar Órdenes en Canto, à Damas dictar Mensages musicales! Nuestros Paisanos hubieron de reír quando oyeron un Amante cantar un Billet-doux, y aun la Subscripción de una Carta que seguía un Son. Aquel Dislate famoso, Entra el Rey, y dos violinistas, solus, ya no es un Absurdo, pues no hubo en Héroe en un Desierto, ni una Princessa en su Apartamento, que algo pudieran dezir sin la Compañía de Instrumentos Músicos.
-----Qual fuere aqueste Italiano Méthodo del Recitativo aparezca en Principio, piénsolo más iusto que aquél que privaba en nuessa Ópera Inglessa hasta aquesta Innovación: la Transición de un Aire à una Música recitativa es más natural que el Passage de Aire à Discruso ordinario, Méthodo común en las Óperas de Purcell.
-----La única Falta que hallo en nuessa Actual Práctica es el Uso del Recitativo con Inglessas Palabras. Para ir al fondo deste Asunto, observaré, quel Tono ò, qual llámanlo en Francia, el Accento de las Naciones en su Habla es diferentíssimo, como bien podemos ver con Galesses y Escocesses, que tan cerca yazen de Nos. Quando digo Tono, dezir no quiero Pronunciación de cada Palabra, mas el Sonido de la Oración toda. Desta suerte, es común que un Caballero Inglés, quando escucha una Tragedia de Francia, quéxese de que los Actores hablan con un Tono; y prefiera à sus Paisanos, sin considerar quel Extrangero quéxase del Tono del Actor Inglés.
-----Por aquesta Razón, la Música Recitativa en cada Lengua, habría de ser yan diferente como el Tono de essa Lengua; de otra Suerte, lo que exprime Passión en un Lenguage no harálo en Otro. Quien ha estado en Italia largo Tiempo, sabe bien que las Cadencias del Recitativo alguna Afinidad remota lleva con el Tono de las Voces en la Conversación ò, más propriamente, son los Accentos de ese Lenguage, pero más Musicales, y Sonoros.
-----Desta suerte, las Notas de Interrogación, de Exclamación, en la Italiana Música que semexan su Accento en el Discurso en Ocasiones tales, parécense à los Tonos de una Voz Inglessa iracunda; y he visto al Público en Grandes Errores: piensa que en las Tablas el Héroe golpeará al Mensagero, quándo éste preguntábale algo; ò que succede una Pelea, quando dábale sólo el Buendía à un Amigo.
-----Por aquesta Razón los Artistas Italianos no pueden convenir con nuestros Músicos Inglesses en su Gusto por Purcell, ni hallar su Tono tan bien adaptado à las palabras, pues entrambas Naciones no exprimen las mismas Passiones con los mismos Sonidos.
-----Soy dela humilde Opinión, que un Compositor Inglés no ha de seguir el Recitativo Italiano con servidumbre, más desviarse dél Gentilmente, según lo llame su propria Lengua. Copie dél todo el Arrullo, la Suavidad, las Cascadas (diría Shakespeare), mas debe recordar que su Público es Ingés, y al cumplir con el Tono de nuestra Conversación diaria, atender al Accento de su Lengua qual atendiéronlo quienes professa imitar. Se dize que varias de las Aves Canoras de nuestro País endulcan su Voz, suavican su Aspereza natural, cantando en climas más Cálidos. Desta suerte, dexaría la Ópera Italiana prestar à la Inglessa Música quanto pueda agracialla, pero nunca tanto, para que la aniquile y destruya. Sea la Infussión tan robusta como se desee, mas sea el Asunto aun Inglés.
-----El Compositor ha de acomodar su Música al Genio del Pueblo, y considerar que la Delicadeza de Oído, quel Gusto de la Armonía, hanse formado de los Sonidos que cada País tiene en Abundancia: pues la Música es de Naturaleza Relativa, y aquello que à un Oído es Armonía à otro es Disonancia. Aquestas Observaciones puédense extender à todas nuestras Canziones, y à nuestros Aires.
-----El Signore Baptist Lully, en este asunto, ha actuado con Sentido. Hallaba la Música Francessa extremadamente defectuosa, à menudo bárbara: mas, conociendo el Genio del Pueblo, el Humor del Lenguage, y el prejuiciosso Oído que enfrentaba, nunca pretendió extirpar la Música de Francia y plantar en su Lugar la de Italia, mas cultivalla con Gracias y Modulaciones innúmeras, que tomó dela Italiana. Desta suerte, la Música Francessa es perfecta en su Género, y si dízesse que no alcanca en Bondades à la de Italia, es sólo que quien lo dize siéntesse menos Satisfecho, que gusta menos della; pues pocos Francesses hay que no se sorprenderían de escuchar una tal Opinión. La Música del Francés está, por cierto, mui donosamente adaptada à su Pronunciación y su Accento; su Ópera hace buen Favor à Gente tan etérea, alegre. Los Coros en que abunda otorgan al Parterre Oportunidad de unirse à la Escena. Esta Inclinación del Público à cantar con los Actores está tan extendida, que à Vezes el Actor no haze más que quien atiende la Parroquia, viz, alzar el Psalmo, para después ahogarse en la Música dela Congregación. Cada actor es un Galán. Reinas y Heroínas están pintadíssimas. Los Pastores andan mui Enjoyados, y conoscen de baile como nuestros Grandes Maestros. He visto un par de Ríos en Jubones rojos; y Alfeo, cortexando con larga Peluca, y un tocado de Plumas, mas con una Voz tan temblorossa que el Murmullo de un Arroyo pareciérame más Agradable.
-----Recuerdo que la última Ópera que vi en ese alegre País fue el rapto de Prosperina, do Pluto, para más Tentar, vístesse en Francés Atuendo, y haze à Ascálafo su valet de Chambre. Nos otros llamamos esto Tontería, Impertinencia; los Francesses, Jocosidad, Sutileza.
-----Nada agregaré sino que la Música, la Arquitecturam la Pintura, como la Poesía y la Oratoria deducirán sus Leyes del Gusto general del Ser Humano, no de los Principios desas Artes. En dos Palabras: quel Arte habráse de conformar al Gusto. La Música no ha de plazer los Oídos Chromáticos, sino todos los capaces de distinguir Notas arduas de Notas desagradables. Un Hombre de común Oído es un Juez, si la Passión se exprime en Sonidos convenientes, ò si la Melodía desos Sonidos es más ò menos Agradable.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------