Nº 37


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves 12 de Abril de 1711

Non illa colo calathisue Minerae
Faemineas assueta manus
– Virg.

Algunos Meses atrás, mi Amigo Sir ROGER, mientras estaba en el Campo, me adjuntó una Carta, dirigida a cierta Dama a quien aquí llamaré por el Nombre de Leonora, y como contenía Asuntos de Importancia, deseaba que yo se la entregara con mi propia Mano. De la debida manera entonces esperé a su Señoría bien temprano en la Mañana, y se me pidió que entrara en su Biblioteca de Dama, hasta el momento en el que ella estuviera lista para recibirme. El solo Sonido de Biblioteca de Dama me dio una gran Curiosidad por verla; y como hubo un tiempo antes de que la Dama me viera, tuve la Oportunidad de dar vuelta una gran cantidad de sus Libros, los que estaban acomodados todos juntos en un hermoso Orden. Al final de los Folios (que estaban muy bien atados y dorados) había grandes Jarras de China ubicadas una arriba de la otra en una muy noble Obra de Arquitectura. Los Quartos estaban separados de los Octavos por una Pila de Vasijas más pequeñas, que se elevaban en una encantadora Pirámide. Los Octavos estaban cercados por Platos de Té de todas las Formas, Colores y Tamaños, que estaban tan bien dispuestos en un Marco de madera, que parecían un Pilar continuo mellado con los más finos Toques de Escultura, y teñido con la más grande Variedad de Tinturas. Esa Parte de la Biblioteca que estaba diseñada para la Recepción de Obras y Volantes, y otros Papeles sueltos, estaba cercada en una suerte de Cuadrado, que era uno de los más hermosos Trabajos Grotescos que jamás he visto, hecho de Pícaros, Leones, Monos, Mandarines, Árboles, Ostras, y miles de otras Figuras extrañas en Porcelana China. En el medio del Cuarto había una pequeña Mesa Japonesa, con una Mano de Papel dorada, y sobre el Papel una Caja de rapé plateada con la Forma de un pequeño Libro. Encontré que había muchas otras Imitaciones de Libros sobre los Estantes superiores, los que estaban tallados en Madera, y servían solamente para hacer Número, como Fajinas en las filas de un Regimiento. Yo estaba maravilladamente a gusto con tal tipo de mezcla de Muebles, ya que parecía muy adecuada tanto para la Dama como para el Hombre de Letras, y no sabía al principio si debía imaginarme a mí mismo en una Gruta o en una Biblioteca.
-----Mientras miraba los Libros, encontré que había unos pocos que la Dama había comprado para su propio uso, pero que la mayoría de ellos habían sido adquiridos juntos, ya sea porque ella había oído que eran elogiados, o porque había visto a los Autores de los mismos. Entre muchos que examiné, recuerdo muy bien estos que siguen:

Virgilio de Ogleby
Juvenal de Dryden
Casandra
Cleopatra
Astrea
Obras de Sir
Isaac Newton
El Gran Ciro: Con un Prendedor en una hoja en el medio.
Arcadia de Pembroke
El Entendimiento Humano de Locke: Con un Papel de Parches en él.
Un Abecedario
Un Diccionario para la Explicación de Palabras difíciles.
Sherlock sobre la Muerte.
Las quince Virtudes del Matrimonio.
Los Ensayos de Sir William Temple.
La Búsqueda de la Verdad del Padre Malbranche, traducido al Inglés.
Un Libro de Novelas.
La Academia de Cumplidos.
Midwifery de Culpepper.
El Llamado de las Damas.
Cuentos en verso de Mr. Durfey: Atados en Cuero Rojo, dorados en la parte de Atrás, y doblados en muchos Lugares.
Todos los Autores Clásicos en Madera.
Un set de Elzivers por la misma Mano.
Clelia: que se abre en el Lugar que describe a dos Amantes en un Campo.
La Crónica de Baker.
Consejo a una Hija.
La Nueva Atalantis, con su Clave.
El Heroe Cristiano de Mr. Steele.
Un Misal: Con una Botella de Agua de Hungría a su lado.
El Discurso de Dr. Sacheverell.
Tyral de Fielding.
La Moral de Séneca.
El Sagrado Vivir y Morir de Taylor.
Instrucciones para Bailes de Campo de La Ferte.

-----Estaba haciendo un Catálogo de estos en mi Libro de Bolsillo, y de muchos otros Autores, cuando Leonora entró, y al presentarle yo la Carta de parte del Caballero, me dijo, con una indecible Gracia, que esperaba que Sir ROGER gozara de Buena Salud: le contesté Sí, pues odio los Discursos largos, y después de una Reverencia o dos me retiré.
-----Leonora había sido en otro tiempo una celebrada Belleza, y todavía es una Mujer muy adorable. Ha sido Viuda por dos o tres Años, y habiendo sido desafortunada en su primer Matrimonio, ha tomado la resolución de nunca aventurarse a un segundo. No tiene Hijos de los que encargarse, y deja el Manejo de su Propiedad a mi buen Amigo Sir ROGER. Pero como la Mente naturalmente se hunde en una especie de Letargo, y se queda dormida, cuando no es agitada por Placeres y Recreaciones Favoritas, Leonora ha convertido a todas las Pasiones de su Sexo en un Amor por los Libros y el Descanso. Conversa principalmente con Hombres (como ella misma ha dicho muchas veces), pero sólo en sus Escritos; y admite a muy pocos Visitantes Masculinos, excepto a mi Amigo Sir ROGER, a quien ella escucha con gran Placer y sin Escándalo. Como su Lectura se ha extendido mucho sobre los Romances, le ha dado un Giro muy particular a su Pensamiento que puede descubrirse incluso en su Casa, sus Jardines, sus Muebles. Sir ROGER me ha entretenido una Hora con una Descripción de su Finca, la cual está situada en una especie de Selva, como a unas cien millas de Londres, y parece un pequeño Palacio Encantado. A sus Rocas se le han dado la forma de Grutas Artificiales cubiertas con Madreselvas y Jazmines. Los Bosques están talados formando Caminos con sombra, entrelazados como Parra, y llenos de Cajas con Tortugas. Las Fuentes están hechas para correr entre Guijas, y de ese modo aprendieron a Murmurar muy agradablemente. Asimismo están conectadas a un Hermoso Lago habitado por una Pareja de Cisnes, el cual se vacía por un pequeño Arroyo que corre a través de un Médano Verde, y es conocido en la Familia por el Nombre de El Arroyo Susurrante. El Caballero de la misma manera me dice que esta Dama preserva su Juego mejor que ninguno de los Hombres de Campo, no es (dice Sir ROGER) que ella ponga un Valor tan grande sobre sus Perdices y Campesinos, como sobre sus Alondras y Ruiseñores. Puesto que ella dice que cada Pájaro que se mate en su Tierra estropeará a un Consorte, y que ella indudablemente lo extrañará el Año entrante.
-----Cuando pienso cuán singularmente esta Dama se perfecciona por la Erudición, la miro con una Mezcla de Admiración y Pena. Entre esos Inocentes Entretenimientos con los que se ha formado, ¿cuánto más Valiosa parece ella que las otras de su Sexo que se dedican a Diversiones menos Razonables pero más a la Moda? ¿Qué Progreso hubiera podido hacer una Mujer, siendo tan Susceptible a las Impresiones de lo que lee, si hubiera sido guiada a aquellos Libros que tienen una Tendencia a iluminar el Entendimiento y rectificar las Pasiones, así como a esos otros que son un poco más útiles que divertidos para la Imaginación?
-----Pero el Hábito de una Dama de dedicarse útilmente a la Lectura será el Tema de otro Ensayo, en el que planeo recomendar tales Libros particularmente apropiados para el Perfeccionamiento del Sexo Opuesto. Y como es éste un Tema de una muy linda Naturaleza, desearía que mis Corresponsales me ofrezcan sus Pensamientos sobre él.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------