Nº 43


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 19 de abril de 1711

Hae tibi erunt artes; pacisque imponere morem,
Parcere Subjectis, et debellare Superbos.
– Virg.

Hay Multitudes de Hombres cuyo gran Infortunio es no haber sido destinados a las Artes y Oficios Mecánicos, siéndoles absolutamente necesario la Guía de Deberes y Trabajos continuos. Se trata de aquellos que comúnmente llamamos Sujetos estúpidos; Personas que al querer hacer algo más por cierta Vacuidad de Pensamiento que por Curiosidad, están siempre entrometiéndose en cosas para las que no están capacitadas. No puedo darles mejor Noción de ellos que presentándoles la Carta de un Caballero perteneciente a una Sociedad de esta Clase de Hombres que funciona Oxford:

Oxford, 13 de abril de 1711
4 de la mañana

SEÑOR,
-----En algunas de sus últimas Especulaciones, encuentro algunos Bocetos para hacer una Historia de los Clubes: Pero me parece que Usted los muestra un poco demasiado Ridículos. He considerado muy bien este Asunto, y pienso que las más importantes Negociaciones pueden ser llevadas de la mejor Manera en tales Reuniones. De este modo, para el Bien de la Humanidad (por el cual confío que Usted y yo estamos igualmente preocupados), propongo una Institución de tal Naturaleza, por puro amor al Ejemplo.
-----Debo confesar que el Diseño y las Transacciones de muchos Clubes son frívolos y manifiestamente de poca Importancia para la Nación o el Bienestar Público: lo concedo eso. Pero debe Usted entonces hacerme la Justicia de reconocer que nada puede ser más útil o loable que el Esquema por el que nos regimos. Para evitar Apodos y Chistes nos llamamos la Reunión Hebdomadaria: Nuestro Presidente gobierna al menos durante un Año y algunas veces, cuatro o cinco. Somos todos Hombres Graves, Serios, Emprendedores, a nuestra Manera: Creemos que es nuestro Deber, en tanto recae en nosotros, cuidar que la Constitución no sufra Daños, -Ne quid detrimeni res capiat publica- censurar Doctrinas o Hechos, Personas o Cosas, que no nos gusten; ordenar internamente la Nación y llevar adelante la Guerra en el Extranjero, allí donde lo creamos conveniente y de la forma que nos parezca apropiada: Si otra Gente no es de nuestra Opinión, no podemos remediarlo: sería mejor si lo fueran. Es más, nos dignamos de vez en cuando, en alguna medida, a dirigir los pequeños Asuntos de nuestra propia Universidad.
------En verdad, Señor Espectador, estamos muy ofendidos por la Importación de Vinos Franceses: una Botella o dos de un buen Oporto, firme y edificante, en lo del Honesto George, nos dio una Noche alegre y libre de Recato. Pero este molesto Clarete Francés no sólo nos costará más Dinero sino que, además, no nos hará tanto Bien: de haber estado conscientes de ello, antes de que fuera demasiado tarde, debo decirle, hubiéramos pedido ser escuchados acerca de este Tema. Pero dejémoslo pasar.
-----Debo hacerle saber asimismo, buen Señor, que consideramos que cierta Marcha del Príncipe del Norte, en conjunción con los Infieles, está palpablemente en contra de nuestra Buena Voluntad y Preferencia; y es, para todos los Monsieur Palmquist, una muy peligrosa Innovación; y no tenemos Manera de probarlo, pero estamos seguros de que algunas Personas son Responsables de esto. Al menos, mis propias Cartas privadas dejan lugar para que un Político, bien instruido en asuntos de esta Naturaleza, sospeche que así es, como me dice un perspicaz Amigo mío.
-_--Creemos haber negociado por fin con los Agitadores de Hungría, y aplaudiremos una Paz allí.
-----Lo que el Ejército Neutral, o el Ejército en Flanders, y dos o tres otros Príncipes deben hacer, no está todavía enteramente determinado entre nosotros; y esperamos impacientes la llegada del próximo de Dyer, quien, usted debe saber, es nuestra Auténtica Inteligencia, nuestro Aristóteles en Política. Y no es, de hecho, sino apropiado que deba haber algún Último Recurso, el Absoluto Juez de toda Controversia.
-----Nos han informado en el último tiempo que las Elegantes Bandas Entrenadas han patrullado a lo largo de toda la Noche por las Calles de Londres: Nosotros no pudimos imaginarnos verdaderamente ninguna Ocasión para ello; no adivinamos un Título de antemano para esto, no participamos en nada del Secreto; y que los Comerciantes de Ciudad, o sus Aprendices, deberían cumplir con su Deber, o trabajar durante las Vacaciones, lo creímos absolutamente imposible: Pero siendo Dyer positivo en esto, y algunas Cartas de otra Gente, que han hablado con algunos que lo sabían de otros que deberían saber, dándole un poco de Apoyo, el Presidente reportado del Comité, asignado para examinar este Asunto, dijo que era Posible que pudiera haber algo ahí. Tengo muchas más que decirle, pero mis dos buenos Amigos y Vecinos, Dominick y Slyboots, acaban de entrar, y el Café está listo. Soy, mientras tanto,

-----------------------------------------------SR. ESPECTADOR
----------------------------------------------------Su Admirador, y
---------------------------------------------------------Humilde Servidor,
----------------------------------------------------------------Abraham Froth.

-----Pueden ustedes observar que el Cambio de sus Pensamientos sólo tiende a la Novedad, sin que nada los satisfaga. Sería Decepcionante para ellos llegar a una Certeza en algo, puesto que eso los desconcertaría, y terminaría con sus Preguntas, las cuales los Sujetos estúpidos hacen no por la Información sino por Deporte. No lo sé, pero creo que esta puede ser una buena manera de explicar algo que se ve frecuentemente, a saber, que los Sujetos estúpidos resultan muy buenos Hombres de Negocios. Los Negocios alivian su propia y natural Pesadez, proporcionándoles una Actividad; mientras que los Negocios para un Hombre Vivaz son una Interrupción de su verdadera Existencia y Felicidad. Aunque la Parte estúpida de la Humanidad es inofensiva a la hora de Divertirse, sería deseable que no tuviera Tiempo libre, porque generalmente emprende alguna cosa que hace sus Necesidades conspicuas por el modo que tienen de satisfacerlas. Rara vez se encontrará un Sujeto estúpido de buena Educación, pero (si llega a suceder que queden Ratos Libres en sus Manos) volteará su Cabeza hacia uno de los dos Divertimentos de los Idiotas Eminentes, la Política o la Poesía. El primer Arte constituye el Estudio de todas las Personas Estúpidas en general; pero cuando la Estupidez afecta a una Persona de rápida Exhuberancia Vital, generalmente se ejerce a sí misma en forma de Poesía. Uno podría acá mencionar a algunos Escritores Militares, que procuran gran Entretenimiento a la Época, a razón de que la Estupidez de sus Cabezas está potenciada por la Alacridad de sus Corazones. Esta Constitución en un Sujeto estúpido da Vigor a la Tontería, y hace que la arcilla hierva y no se estanque. El Príncipe Británico, aquel celebrado Poema escrito en el Reino de Carlos II y merecidamente llamado Incomparable por la Agudeza de la Época, fue Efecto de un Genio infeliz así como estos de los que estamos hablando. De entre tantos otros Dísticos no menos para ser citados a este Respecto, no puedo sino recitar las dos siguientes Líneas:
A painted Vest Prince Voltager had on,
Which from a Naked Pict his Grandsire won
.
-----Aquí, si el Poeta no hubiera sido tan Vivaz como Estúpido, no hubiera podido, en la Simpatía y el Apuro por la Tontería, ser capaz de olvidar que ni el Príncipe Voltager ni su Abuelo habrían despojado a un Hombre Desnudo de su Jubón; pero un Tonto de más fría Constitución se habría quedado para limpiar de Moscas al Picto, y hacer Cuero de su Piel, para Uso del Conquistador.
-----Para que estas Observaciones alcancen algún Propósito útil de la Vida, propondría que imitáramos a esas sabias Naciones, donde todos los Hombres aprenden alguna Artesanía. ¿Acaso no emplearía a un Hombre Elegante suficientemente, si en lugar de estar jugando eternamente con una Caja de Rapé pasara alguna Parte de su Tiempo haciendo una? Un Método como éste conduciría de muy buen modo a la Retribución Pública, haciendo que todos los Hombres vivieran siendo buenos para algo; puesto que entonces no habría Miembro de la Sociedad Humana que no tuviera alguna Pretensión de llegar a tener algún Título en ella; como aquel que vino al Café de Will, con el Mérito de haber escrito un Poema sobre un Anillo.
R.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------