N° 54


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Miércoles 2 de mayo de 1711

Strenua nos exercet inertia.- Hor.

Como la siguiente Carta es la primera que recibí de la erudita Universidad de Cambridge, no podía sino permitirme el Honor de publicarla. Ofrece la Descripción de una nueva Secta de Filósofos que ha surgido en esa famosa Casa de Estudios; y es, quizás, la única Secta que la Época puede producir.

"Sr. Espectador---------------------------------------------Cambridge, 26 de Abril

-----Juzgándolo a Usted un Promotor universal de las Artes y las Ciencias liberales, que gusta recibir cualquier Información del Mundo Académico, me ha parecido que la Descripción de una Secta de Filósofos muy común entre nosotros pero, hasta donde sé, desatendida por los Escritores antiguos y modernos, no le resultará inaceptable. A los Filósofos de esta Secta, en el Lenguaje de nuestra Universidad, se les dice: Descansados (Lowngers). Soy de la Opinión que los Antiguos, tanto en esta como en muchas otras cuestiones, han sido defectuosos; esto es, al no mencionar Filósofos de este tipo. Algunos, por cierto, afirmarán que son como los Peripatéticos, porque los vemos siempre caminando por ahí. Pero pediría a estos Caballeros que consideren que, aun caminando mucho, los Peripatéticos antiguos también escribieron mucho (véase, para Congoja de esta Secta, a Aristóteles y otros): en cambio, es evidente que nuestros Profesores nunca gastaron ni un Penique en Plumas, Tinta o Papel. Otros pretenden vincularlos a Diógenes, porque varios de los principales Cerebros de la Secta poseen una buena Dosis de Humor Cínico y disfrutan mucho de la Luz Solar. Pero, nuevamente, Diógenes se conformaba teniendo como única Residencia un angosto Barril, mientras que nuestros Filósofos son tan contrarios a esta Opinión, que para ellos es la Muerte quedar confinados entre los Límites de una conveniente y bella Recámara durante media Hora. Están los que, por la Vacuidad de sus Cabezas derivan el Pedigree de los Descansados de aquel gran Hombre (pienso que fue o Platón o Sócrates) que a pesar de todo su Estudio y Conocimiento declaró, al fin, que sólo sabía que no sabía nada. Se ve fácilmente que es éste un Argumento chato y pronto lo refutaremos.
-----Con mucho Esfuerzo e Industria hice, de tanto en tanto, mis Observaciones sobre estos Sabios; y teniendo ahora listos todos los Materiales, estoy componiendo un Tratado donde expondré el Origen y Desarrollo de esta famosa Secta, junto con sus Máximas, Rigores, Modo de Vida, etc. Habiendo convencido a un Amigo que piensa publicar prontamente una nueva Edición de Diógenes Laercio de que incluya mi Tratado como Apéndice, ahora, con el fin de que vea el Mundo lo que se puede esperar de mí (no sin antes solicitarle al señor Espectador Permiso para que el Mundo lo vea), abordaré algunas de mis Observaciones principales y luego firmare como su humilde Servidor. En primer Lugar os daré dos o tres Máximas: la fundamental, sobre la cual descansa todo el Sistema, es la siguiente, a saber, que siendo el Tiempo Enemigo implacable y Destructor de todas las cosas, hay que responderle con su propia Medicina destruyéndolo y matándolo sin Piedad, de todas las Maneras que se hayan inventado. Otro Dicho favorito de ellos es que los Negocios fueron concebidos sólo para los Bribones y el Estudio, para los Cabezotas. Hay un Tercero que parece hilarante, pero que tiene un gran Efecto en sus Vidas: y es que el Diablo está en nuestra Casa. Ahora, lo que respecta a su Modo de Vida: y aquí tengo un ancho Campo para recrearme; pero me reservaré los Pormenores para mi proyectado Discurso y ahora sólo mencionaré una o dos de sus principales Prácticas. Los más viejos y experimentados se ocupan de la Inspección de las mores hominum multorum familiarizándose con todos los Signos y Ventanas de la Ciudad. Algunos alcanzan un Conocimiento tan profundo que son capaces de informar cada vez que un Carnicero mata a un Ternero o el Gato de una Anciana se sube a un Tejado; y de otros muchos Asuntos importantes. Un viejo Filósofo contempla durante dos o tres Horas cada Día un Reloj de Sol; y es tan fiel al Reloj,
...como el Reloj al Sol,
aunque no se ilumine.
Nuestros Estudiantes más jóvenes se contentan con llevar sus Especulaciones hasta la Cancha de Bowling, las Mesas de Billar y Lugares así. Esto bastará como Bosquejo de mi Plan; por el cual espero recibir su Apoyo.
------------------------------------------------------------Soy, Señor,
----------------------------------------------------------------------Suyo."
-----Debo ser justo y declarar que ya anteriormente había visto a esta Secta en nuestra otra Universidad, aunque no identificada con el Nombre que el informado Historiador, mi Corresponsal, reporta que poseen en Cambridge. Eran considerados como Personas que por el Acatamiento estricto de las Reglas de su Orden se perjudicaban a sí mismos más que otros Estudiantes cualesquiera. Los otros rara vez sufren otro Daño que el Cansancio Ocular y a veces alguna Jaqueca; pero estos Filósofos están dominados completamente por una Inacción, una Indolencia y una Fatiga de tipo general y por una cierta Impaciencia cuando permancen en un Sitio y cierta Pesadez si tienen que desplazarse a otro.
----- Los Descansados están satisfechos meramente con ser una Parte del Conjunto de la Humanidad, sin sobresalir entre los Hombres. Se podría decir que prefieren dejar que el Tiempo fluya antes que emplearlo, sin Consideración del pasado ni Planes para el Futuro. Todo lo que conocen de la Vida es el Instante presente y ni siquiera eso saborean. Cuando uno de esta Orden resulta ser un Hombre de Fortuna, el Gasto de su Tiempo se transfiere a su Coche y sus Caballos, por cuyos movimientos debe medirse su vida, y no por sus propios Gozos y Dolores. El Entretenimiento capital que puede procurarse uno de estos Filósofos es el Alivio del Atuendo: esto, me parece, puede multiplicar la Persona de la que está aburrida (su propio yo querido) para sí mismo. He sabido que estos dos Entretenimientos han dado a uno de estos Filósofos una tolerable Reputación en el Mundo; con una Variedad de Atuendos en la Ciudad y un veloz Movimiento de sus Caballos fuera de ella, ahora hacia Bath, ahora hacia Tunbridge, luego a New-Market, y luego para Londres, consiguió que, con el paso del Tiempo, su Coche y sus Caballas fueran mencionados en todos esos Lugares. Cuando los Descansados abandonan la Vida Académica y en vez de este modo más elegante de aparecer ante el Mundo civilizado, ocupan los Puestos de sus Ancestros, usualmente reúnen una Jauría de Perros y los consagran a defender de los Zorros sus Aves de Corral: no sé de ningún otro Método que haya empleado alguno de esta Orden para llamar la Atención del Mundo; pero les preguntaré a los que en esta Ciudad han llegado a ser Descansados por la Fuerza de un Don natural y sin haber pisado nunca la Universidad; y enviaré a mi Corresponsal, para Embellecimiento de su Libro, los Nombres y la Historia de esos que pasan sus Vidas sin Incidentes de ningún Tipo; y cómo cambian de Confiterías y Cafés de Hora en Hora para sobrellevar la insoportable Tarea de no hacer nada.
R.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------