N° 72


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Miércoles, 23 de mayo de 1711
...Genus immortale manet, multosque per annos
Stat fortuna domus, & avi numerantur avorum.
- Virg.
Habiéndole brindado al Lector Descripciones de varios Clubes extraordinarios, tanto antiguos como modernos, no me propongo molestarlo ahora con nuevas Narraciones de igual Naturaleza; pero recientemente he recibido Información de un Club que no puedo llamar ni antiguo ni moderno, y que, me atrevo a anticipar, no será menos sorprendente para mi Lector de lo que fuera para mí; Razón por la cual lo comunicaré al Público como una de las mayores Curiosidades en su tipo.
-----Un Amigo mío que se quejaba de un Comerciante pariente de él, luego de presentármelo como un Sujeto ocioso, desprovisto de Valor, que descuidaba su Familia y pasaba la mayor parte de su Tiempo sobre una Botella, me dijo, para rematar su Personaje, que era Miembro del Club Imperecedero. Un Nombre tan Extraño despertó mi Curiosidad y le pregunté por la Naturaleza de ese Club que tenía un Nombre tan sonoro; ante lo cual mi Amigo me dio la Descripción siguiente.

-----El Club Imperecedero consta de unos cien Miembros, que dividen entre ellos el Conjunto de las veinticuatro Horas, de tal manera que el Club se mantiene reunido Día y Noche de Principio a Fin de Año, no atinando ningún Grupo a levantarse hasta no ser relevado por aquellos que están en tren de seguirlos. Esto significa que a un Miembro del Club Imperecedero nunca le falta Compañía; pues aunque no siempre esté él mismo de Servicio, sabe que encontrará a otros que sí lo están; de modo que si está dispuesto a tomar un Trago a la Mañana, el Mediodía o la Tarde, o una Botella después de Medianoche, acude al Club y encuentra una Barra de Amigos afines.
-----Es Máxima de este Club que el Presidente nunca muere; pues mientras unos a otros se sustituyen por el Sistema rotativo, en el gran Sillón ubicado en el Extremo superior de la Mesa nunca debe faltar un Hombre hasta tanto el Sucesor no esté en Condiciones de ocupar su Lugar; no ha habido, así, ninguna Sede Vacante en toda la Memoria de la Humanidad.
-----Este Club fue fundado hacia el Final (o, como dicen algunos, la Mitad) de la Guerra Civil y continuó sin Interrupciones hasta la Época del Gran Incendio, que los calcinó y mantuvo dispersados durante varias Semanas. El Presidente de esa Época mantuvo su Posición hasta que estuvo a punto de volar por los Aires con una Casa vecina (la cual fue demolida para detener el Fuego); y habría dejado el Sillón sólo después de vaciar todas las Botellas de la Mesa y recibir repetidas Instrucciones del Club para que también él se retirara. De este Presidente se habla a menudo en el Club y es considerado por todos sus Miembros como un Hombre más grande que el famoso Capitán mencionado en mi Lord Clarendon, que ardió en su Barco porque no quería abandonarlo sin órdenes. Se dice que hacia el Término del 1700, que era el gran Año del Jubileo, el Club puso a Consideración si debía interrumpir o continuar las Sesiones; pero luego de muchos Discursos y Debates, se acordó proseguir otro Siglo. Esta Resolución fue aprobada con un Nemine Contradicente general de todo el Club.
-----Hecha esta breve Descripción de la Fundación y Prolongación del Club Imperecedero, intentaré ahora decir algo de las Costumbres y Características de sus diversos Miembros, lo que haré de acuerdo con el mejor Entendimiento que recibí sobre el Asunto.
-----Parece por sus Libros en general que, desde su primera Fundación, han fumado Cincuenta Toneles de Tabaco, bebido Treinta Mil Barricas de Cerveza amarga, Mil Hogsheads de Oporto Rojo, Doscientos Barriles de Brandy y un Barrilito de Cerveza suave: también se registra un gran Consumo de Naipes. Y se dice que han observado la Ley del Club de Ben Johnson que ordena tener el Fuego siempre vivo (focus perennis esto) tanto por conveniencia para encender las Pipas como para eliminar la Humedad de la Sala del Club. Tienen a una vieja Mujer en condición de Vestal, cuya Tarea es atizar y perpetuar el Fuego, el cual arde de Generación en Generación, y que ha visto las prenderse y apagarse las Fogatas del Invernadero más de Cien veces.
-----El Club Imperecedero ve a todos los otros Clubes con una Mirada desdeñosa y se refiere incluso al Kit-Cat y al Octubre como a un par de Novatos. Su Conversación habitual (hasta donde he podido saber) versa por entero sobre las Aventuras que han acontecido en sus propias Reuniones: sobre Miembros que han pasado el mismo Vaso por Turnos durante toda una Semana, sin moverse del Club; de otros que han fumado cien Pipas en una sola Oportunidad; de otros que no se han perdido el Trago de la Mañana durante Veinte Años seguidos: a veces hablan con Delirio de una Ronda de Cerveza amarga en el Reino del Rey Carlos; y otras reflexionan con Asombro sobre Partidas de Whisk, recobradas milagrosamente por Miembros de la Sociedad, cuando, de acuerdo a las Probabilidades humanas, eran Casos perdidos.
-----Se deleitan con varios Lemas viejos, que cantan a toda Hora para alentarse entre sí a humedecer su Arcilla y volverse inmortales bebiendo; y con muchas otras Exhortaciones edificantes de parecida Naturaleza.
-----Hay cuatro Juntas generales por Año, en las cuales cubren las Vacantes, contratan los Mozos, ratifican a la vieja Fogonera, o eligen una nueva, establecen las Contribuciones para el Carbón, las Pipas, el Tabaco y los otros Artículos de primera Necesidad.
-----El más viejo de sus Miembros dobla en Edad al Club y ha bebido con los Abuelos de algunos Miembros actuales.
C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------