N° 100


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 25 de Junio de 1711


Nil ego contulerim jucundo sanus amico.- Hor.

Un Hombre entrado en Años al que le parezca adecuado volver la mirada sobre su Vida y llamar 'Vida' sólo a aquello que ha transcurrido para su Satisfacción y Disfrute, excluyendo toda Ocasión que le haya resultado desagradable, se sentirá muy joven, o incluso en su Infancia. La Enfermedad, el Mal Humor, la Holgazanería le habrán robado buena Parte de ese Espacio que llamamos 'nuestra Vida'. Por lo tanto, es el Deber de todo Hombre que quiera ser fiel a sí mismo adoptar, en lo posible, la Disposición requerida para hallar placer en todo, y adquirir para sí mismo la constante Aptitud de satisfacer su Ser. En cambio, difícilmente hallará Usted un Hombre que no esté preocupado, según el Avance que haya logrado en las Artes de la Vida. Una Delicadeza afectada es el Mejoramiento común que encontramos en aquellos que simulan ser más refinados que los demás: No apuntan a los verdaderos Placeres, sino que vuelven sus Pensamientos hacia el Cumplimiento de los falsos Placeres de otros. Esta Gente conforma en la Sociedad un grupo de Convalescientes, y no deberían juntarse, así como un Enfermo no debería salir a la Intemperie: Si un Hombre está demasiado débil como para soportar lo que entre Hombres Sanos constituye un Refresco, debe guardar Cama. Cuando cualquiera de los que acompañan a Sir ROGER se queja porque se siente mal, él inmediatamente le pide un Vasito de Leche tibia, mezclada con Azúcar y un poco de Vino; razón por la cual ese tipo de Gente que en otros Lugares siempre expresa la Desazón causada por su enfermiza Constitución, en su presencia se convierte en la más alegre de las Compañías.
-----Es increíble que tantos se dediquen a entretener a aquellos con quienes conversan mediante el Relato de la Historia de sus Dolores y Achaques, sin que se les cruce por la Cabeza el Absurdo de tal Empresa; pues consideran que tales Narraciones constituyen por sí mismas un Aporte válido a la Conversación. En cambio, se trata, entre todos los demás, del Aporte más mezquino al Discurso; y un Hombre debe estar fuera de sus Cabales, o tenerse en muy poca estima, cuando descubre que a sus Pormenores sobre el Dolor de Cabeza le contestan con la Pregunta "¿Qué hay de nuevo en el último Correo?". El mutuo Buen Humor es un Ropaje que siempre deberíamos vestir, dondequiera que nos encontremos, y no deberíamos hacer mención de lo que nos preocupa o nos concierne, si no es un Asunto que alegrará a nuestras Amistades: Pero ciertamente hay Muchedumbres que no se toman la Molestia de emplear este Método para agradar a los demás o para encontrar Placer en sí mismos; a tales Personas solemos llamarlas 'Indolentes'. La Indolencia es, a mi Juicio, un Estado intermedio entre el Placer y el Dolor, y le sienta muy mal a cualquier Etapa de nuestra Vida, una vez que hayamos dejado los Brazos de la Nodriza. La Aversión al Trabajo crea un Desánimo constante, y uno pensaría que hace de la Existencia misma una Carga. El Hombre indolente desciende desde la Dignidad de su Naturaleza previa, y el Ser Racional que antes era se ve disminuido a uno meramente Vegetativo: Su Vida consiste solamente en el mero Incremento y Decremento de las Facultades de su Cuerpo, el cual, con relación al Resto del Mundo, no sería significativamente diferente si estuviera vacío, pues no está habitado por una Mente razonable.
-----De este Manera discurre la Vida de la extraordinaria Pareja de Harry Tersett y su Esposa. Harry fue, durante la Época de su Celibato, una de esas Criaturas impertinentes con demasiada Vivacidad y poco Entendimiento; la Sra. Rebecca Quickly, con quien se casó, poseía todas las Cualidades que el Fuego de la Juventud y una Disposición vivaz pueden conferir a una Mujer para hacerla atractiva. Cada una de estas Personas de aparente Mérito cayó en los brazos de la otra; y, habiendo saciado la Pasión sus apetitos, sin que la Razón o el Sentido Común la sucedieran, el resultado es que la Vida de estos dos se ha estancado; sus Comidas son insípidas, y sus Horas tediosas; su Fortuna los eleva por encima de los Problemas, y la Pérdida del Gusto les ha quitado la posibilidad de divertirse. Cuando hablamos de estas Instancias de Inexistencia, no queremos decir que para vivir sea necesario rodearse de Joviales Amistades todo el tiempo, ni coronarse con un ramo de Rosas, como lo hacían los Amigos según las descripciones de los Antiguos; nuestra intención es considerar estos Opuestos del Placer, verbigracia la Indolencia y la Delicadeza, para mostrar que es prudente preservar nuestra Disposición a extraer un cierto Deleite de todo lo que vemos u oímos.
-----Esta Cualidad portátil del Buen Humor sazona todas las Partes y Ocurrencias con que nos topamos, de tal manera que ningún Momento se pierde, sino que transcurren todos con tanta Satisfacción, que la más pesada de las Cargas (cuando en efecto sea una Carga), que es la del Tiempo, apenas se hace sentir. Varilas tiene esta Cualidad en el más alto grado de Perfección, y la comunica dondequiera que aparezca. El Triste, el Alegre, el Severo, el Melancólico: Todos demuestran una renovada Alegría cuando él está entre ellos. Al mismo tiempo, nadie puede enunciar algo que Varilas haya dicho alguna vez que sea digno de Mención; pero el Hombre tiene esa innata Bondad de Temperamento que hace que todos lo reciban de buena gana, porque cada uno de ellos se considera el destinatario especial de su comportamiento. Varilas no parece aportar nada a la Dicha general de la Compañía; y sin embargo, al reflexionar sobre la Ocasión, Usted descubrirá que todo lo que allí sucedió se debió a que él estaba Presente. Creo que una vez oí decir a alguien, con inocultable mala Intención, que "si Varilas hubiera tenido Ingenio, habría sido el mejor Ingenio del Mundo". Es verdad que cuando a una Imaginación vivaz se le añade una Buena Educación y una dulce Disposición, la suma de Cualidades será una de las más grandes Bendiciones, así como uno de los Placeres de la Vida.
-----Los Hombres derivarían diez veces más Satisfacción de sus Reuniones si pudieran asistir seguros de antemano de que no oirían nada escandaloso, y convencidos, por el contrario, de que presenciarían algo agradable. Cuando sabemos que cada Persona de la cual se habla está representada en la Conversación por alguien que no le desea ningún Mal, y todo lo que se dice al respecto proviene de Gente propensa a describir dichos Asuntos con las mejores Intenciones, el Entretenimiento será necesariamente sutil; pues al Cocinero no le servirán sino aquello que se destaque en su Especie. Las Imágenes hermosas agradan a las Mentes puras, y las Deformidades, a las corruptas. Nos acercamos levemente a la Vida de los Ángeles cuando disfrutamos una Conversación donde nada se nos presenta sino en su Excelencia: y nos desbarrancamos hacia la de los Demonios, cuando nada aparece sino en su Degeneración.

T.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------