N° 87


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Sábado, 9 de Junio de 1711
Nimium ne crede colori. -Virg.
Varias de mis Especulaciones han tenido como Propósito impulsar a las Personas a comportarse desinteresadamente con las demás Personas, ya sean éstas hermosas o posean algún Defecto. Puesto que los Secretos del Club de los Feos fueron expuestos ante el Público, lo que los Hombres podrían ver allí es a algunos de los Espíritus nobles de la Época, que no se encuentran en absoluto disconformes consigo mismos, respecto de Causas en que ellos no han tomado Decisión alguna: de modo que las Disertaciones referidas a los Ídolos tendieron a disminuir el Valor que la Gente se atribuye a sí misma a partir de sus Ventajas personales y de los Dones de la Naturaleza. En cuanto a esta última Especie Humana, la de la Gente Hermosa, ya sean Hombres o Mujeres, es por lo general la más intratable. Uno queda en un estado de Perplejidad tan extrema ante las Peculiaridades de su Comportamiento, que uno estaría en Condiciones de desear, para estar a Gusto, que tales Criaturas no existiesen. Esperan una Consideración tan grande, pero conceden una tan pequeña a los otros, que lo que encuentran en su mayoría quienes tienen que tratar con ellos, es que uno Cambiaría con gusto a un Hombre más Apuesto que lo normal, y a una Mujer hermosa, por aquellos con quien la Naturaleza ha sido menos generosa. El Individuo Apuesto es usualmente demasiado Caballero, y la Mujer Elegante tiene algo tan decoroso, que no hay quien los soporte. Por lo tanto mi Elección ha sido generalmente mezclarme con agradables Criaturas Feas, antes que con Caballeros que son lo suficientemente Agraciados como para hacer o dejar de hacer lo que les plazca, o antes que con Bellezas que tienen Encantos suficientes como para hacer o decir algo que sería Ofensivo en cualquiera menos en ellas.
-----La Desconfianza y la Presunción, en atención a nuestras Personas, son Faltas en igual medida; y ambas surgen por la Falta de Conocimiento, o mejor dicho, del Esfuerzo por conocernos a nosotros mismos, y a aquello por lo que deberíamos ser valorados o dejados de lado. Pero de hecho, no he imaginado que estos pequeños Cuidados y Coqueterías podrían tener Consecuencias negativas como las que veo que tuvieron según lo que dicen las siguientes Cartas de mis Corresponsales, donde parece que la Belleza es considerada como Objeto de Cambio por aquellos que no recibieron favor alguno en el reparto de Encantos.


Sr. ESPECTADOR,-------------------------------------------------------- 4 de junio.

-----Después de haberle asegurado que soy en todo sentido una de las Muchachitas más Hermosas de la Ciudad, no necesito tener otro cuidado más que el Maquillaje de mi Rostro, el cual tiene la Desdicha de ser perfectamente Oval. Y procedo ahora de acuerdo a un Temperamento que por naturaleza me inclina tanto a hablar como a escuchar.
-----A partir de esta Explicación usted se podrá preguntar cómo puedo tener la Vanidad de ofrecerme como Candidata, cosa que estoy haciendo, para una Sociedad en la cual el ESPECTADOR y Hecatissa han sido admitidos con tanto Aplauso. No quiero recordarles cuáles son mis Defectos en todo aquello que es Feo: soy demasiado conciente de mi propia Falta de Mérito en este Particular, y por lo tanto sólo me propongo como un Contraste dentro del Club.
-----Usted ve cuán honesta he sido al confesarle todas mis Imperfecciones, lo cual es una gran cosa viniendo de una Mujer, y espero que esto de estímulo al Favor de su Interés.
-----No puede haber Objeción alguna de Parte de la incomparable Hecatissa, dado que no hay duda de que no habrá ningún Peligro de que yo le dé el menor motivo para estar Celosa: por lo que un Banquito Desvencijado en el Lugar más bajo de la Mesa es todo el Honor que codicia

------------------------------------------------Su más Humilde
----------------------------------------------------------y Obediente servidora,
---------------------------------------------------------------------ROSALINDA

P. D. He sacrificado mi Collar para ponerlo en Subasta Pública en contra de nuestro Enemigo Común. Y el último Sábado, a las Tres en Punto de la tarde, empecé a usar el Lunar indistintamente de cualquier lado de la Cara.

Sr. ESPECTADOR,-----------------------------------------------Londres, 7 de Junio de 1711

-----Habiendo leído su última Disertación sobre los Ídolos, no puedo más que quejarme ante usted de que hay, en seis o siete Lugares de esta Ciudad, Cafeterías en manos de Personas de esa Hermandad. Esos Ídolos se sientan y reciben durante todo el santo Día la Adoración de los Jóvenes de cada uno de eso Distritos: Yo sé, en particular, que han estado entrando Bienes sin pasar por la Aduana, como deberían haberlo hecho, y que los Reportes Legales no se han estado leyendo en el Templo debido a una Belleza que retiene a los jóvenes Mercaderes apenas antes de llegar a la Bolsa, y a que otro Primor entretiene a los Estudiantes en su Casa cuando deberían estar en sus lugares de Estudio. Valdría la pena que usted viera cómo los Idólatras ofrecen por turnos Incienso a su Ídolos, y qué Animosidad nace en aquellos que esperan su Turno de recibir un Gesto amable desde los pequeños Tronos que toda la Sociedad, excepto estos Aficionados, llaman Mostrador. Yo he visto un Caballero ponerse tan pálido como las Cenizas debido a que un ídolo revolvió el azúcar en la Tasa de Té de su Rival, y desatentamente llamó al Muchacho para que lo sirviese, con un ¡Sirrah! ¿Por qué no le das al Caballero la Azucarera para que se sirva por sí mismo? Y no hay dudas de que un Joven muy prometedor fue sorprendido con Plomadas en sus Bolsillos debajo del Puente, donde intentaba ahogarse debido a que su Ídolo iba a lavar el Plato en el que acababa de derramar Té, antes de permitirle a él lavarlo por ella.
-----Yo soy, Señor, una Persona que ha sido Adoradora, y no estoy dándole esta Información por Envidia o Celos, sino como alguien que en verdad ha Sufrido por ello. Estos Aficionados son capaces de cualquier cosa en lo que se refiere al Té y al Café. Yo he visto a uno Ayer beberlo hasta el hartazgo para poder Cortejarlas; y a todos sus Rivales, al mismo tiempo, dirigir estruendosas Alabanzas a los Licores contra todo aquel en la Habitación que no estuviese Enamorado. Mientras todos estos Individuos renunciaban de Corazón a sus Estómagos, y bebían de esta manera a la salud de su Ídolo, nosotros, que estábamos allí para hacer Negocios o hablar de Política, nos sentimos totalmente envenenados: ellos tienen también Tragos para quienes están enamorados más de lo normal; y es muy común que aquellos que tienen una Constitución demasiado débil como para tratar de seducir a su Ídolo con un Té bien Cargado, entren en calor con Licores más calientes: Así avanzan todos los Pretendientes, tan rápido como pueden, hacia la Fiebre o la Diabetes. Debo repetirle, que no miro con malos Ojos ni que los Ídolos se aprovechen de esto, ni que los Enamorados se Entretengan de ese modo; lo que espero de esta Amonestación es solamente que a nosotros, las Personas sencillas, no se nos trate como si fuésemos Idólatras; sino que a partir de la publicación de esto en su Papel, los Ídolos mezclen Arsénico sólo para por su Admiradores, y se ocupen más de nosotros, los que no las amamos. Soy,

--------------------------------------------SEÑOR, Suyo,
------------------------------------------------------R. T. T.
AVISO
Para Notificarles que los tres Críticos que el último Domingo describieron las Personalidades de mi Lord Rochester y de Boileau, en el patio de una Cafetería en Fuller’s Rents, se encontrarán el Domingo próximo, a la misma Hora y Lugar, para acabar con los Méritos de varios Escritores Dramáticos. Y también le pondrán Fin a la Naturaleza de lo Verdaderamente Sublime.





ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------