N° 115


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 12 de Julio de 1711
...Ut sit mens sana in corpore sano.-Juv.
-----Hay dos tipos de Trabajo corporal: el que el Hombre realiza para subsistir y el que practica por Placer. A este último se lo llama Ejercicio en vez de Trabajo, pero sólo se diferencia del Trabajo común por el Motivo que lo ocasiona.
-----La Vida de Campo abunda en ambas clases de Trabajo y por esa Razón ofrece al Hombre una Reserva más abundante de Salud y, en consecuencia, un Aprovechamiento más perfecto de sí mismo que cualquier otro Modo de Vida. Pienso el Cuerpo como un Sistema de Tubos y Glándulas o, para usar una Expresión más rural, como un Haz de Caños y Coladores, ensamblados todos tan maravillosamente que forman una Máquina adecuada para uso del Alma. Esta Descripción no abarca solamente las Vísceras, los Tendones, los Huesos, las Venas, los Nervios y las Arterias, sino también cada Músculo y cada Ligadura, que son Compuestos de Fibras, las cuales son, a su vez, muchos Tubos o Caños imperceptibles entretejidos por todas partes con Glándulas o Coladores invisibles.
-----Con esta Idea general del Cuerpo Humano, sin considerar los Detalles de su Anatomía, veamos ahora cuán absolutamente necesario resulta el Trabajo para su correcta Preservación. Deben producirse con frecuencia Movimientos y Agitaciones para mezclar, digerir y separar los Jugos que contiene, así como para despejar y limpiar esa Infinidad de Caños y Coladores de que está compuesto, y para darle a sus Partes sólidas un Tono más firme y resistente. El Trabajo o Ejercicio fermenta los Humores, los vierte en sus Canales correspondientes, desecha las Sobras y ayuda a la Naturaleza con esas secretas Distribuciones sin las cuales el Cuerpo no podría conservar el Vigor, ni el Alma la Jovialidad.
-----Cabe mencionar aquí el Efecto positivo que tiene esto sobre todas las Facultades de la Mente, manteniendo la Inteligencia despejada y la Imaginación libre de Perturbaciones, y refinando las Energías que solicita el correcto Funcionamiento de nuestras Facultades intelectuales, en el Marco de las presentes Leyes de Unión entre el Alma y el Cuerpo. A un Descuido en este Campo debemos atribuir el Hastío [Spleen], que es tan frecuente en Personas de Carácter estudioso y sedentario, así como los Vapores que a menudo atacan a las Personas del otro Sexo.
-----Si el Ejercicio no fuera absolutamente necesario para nuestro Bienestar, la Naturaleza no habría hecho nuestro Cuerpo tan apto para él, dándole, como le dio, tanta Actividad a los Miembros y tanta Flexibilidad a las Piezas que producen las Compresiones, los Estiramientos, las Contorsiones, las Dilataciones y todo el tipo de Movimientos necesarios para la Preservación de un Sistema de Tubos y Glándulas como el que mencionamos más arriba. Y que no nos falten Estímulos para realizar la Ejercitación del Cuerpo que su Bienestar requiere, está tan firmemente establecido que nada de valor puede producirse sin ella. No digamos la Riqueza y la Gloria, pues ya sólo el Alimento y la Vestimenta quedan fuera de nuestro Alcance si falta el Esfuerzo de las Manos y el Sudor de la Frente. La Providencia proporciona los Materiales pero espera de nosotros que los trabajemos. La Tierra debe ser trabajada antes de darnos su Rendimiento y cuando se la fuerza para generar sus diversos Productos, ¿por cuántas Manos deben pasar éstos antes de estar listos para consumirse? Las Manufacturas, el Comercio y la Agricultura naturalmente emplean más de diecinueve Partes de la Especie en un Total de Veinte; y aquellos que no están obligados a trabajar, por la Condición en que nacen, son más desdichados que el resto de la Humanidad a menos que se entreguen a sí mismos a ese Trabajo voluntario que lleva el Nombre de Ejercicio.
-----Mi Amigo Sir Roger ha sido un Hombre infatigable en los Quehaceres de esta índole y ha decorado varios Sectores de su Casa con los Trofeos de antiguas Labores. Las Paredes de su gran Vestíbulo están cubiertas con Cuernos de distintos tipos de Venados muertos en Cacerías, a los cuales considera el Moblaje más valioso de toda la Casa, pues le proveen frecuentes Tópicos de Conversación y demuestran que no ha permanecido Ocioso. En el Extremo más bajo del Vestíbulo hay una enorme Piel de Nutria rellena de Paja que su Madre ordenó colgar de esa Forma y a la cual contempla el Caballero [Knight] con inmensa Satisfacción, porque al parecer tenía él sólo nueve Años cuando la mató su Can. Hay un pequeño Cuarto, adyacente al Vestíbulo, que es una Especie de Arsenal, lleno de Armas de distinto Calibre y Forma, con las cuales el Caballero alborotó los Bosques y destruyó muchos miles de Faisanes, Perdices y Pájaros Carpintero. Las Puertas de su Establo están forradas con los Hocicos que pertenecieron a las Zorras que cazó el Caballero por Mano propia. Sir Roger me mostró una, distinguida por un Clavo de Bronce, que le costó quince Horas de Cabalgata, lo arrastró por una docena de Condados, aniquiló un Par de sus Alazanes y le hizo perder la Mitad de sus Perros. El Caballero ve en ésto una de las mayores Hazañas de su Vida. La perversa Viuda, de quien he dado ya alguna cuenta, fue la Muerte para varias Zorras; pues Sir Roger me ha dicho que durante sus Amoríos forró toda la Puerta Oeste del Establo. Siempre que la Viuda era cruel, las Zorras debían pagar por ello. Cuando su Pasión por la Viuda decayó y le llegó la Vejez, Sir Roger abandonó la Caza de Zorras; pero una Liebre que se ubique a menos de diez Millas de su Residencia aún no estará a salvo.
-----No hay ningún Ejercicio que recomiende más a mis Lectores de ambos Sexos como éste de la Equitación, pues ninguno proporciona tanta Salud ni se acomoda tan bien al Cuerpo, según la Idea del mismo que he dado aquí. El Doctor Sydenham es pródigo en sus Alabanzas de la Equitación; y si el Lector inglés quisiera ver sus Efectos Mecánicos descriptos extensamente, los podrá encontrar en un Libro publicado no hace muchos Años con el Título Medicina Gymnastica. Por mi parte, si me encuentro en la Ciudad, a falta de estas Oportunidades, me ejercito una Hora todas las Mañanas con una Campana muda que tengo en un Rincón de mi Cuarto, y me agrada sobremanera porque hace todo lo que necesito en el más profundo Silencio. La Casera y sus Hijas están al tanto del Horario en que me ejercito y nunca entran en mi Habitación para no molestarme mientras toco.
-----Cuando tenía algunos Años menos, solía practicar un Entretenimiento más laborioso, que aprendí de un Tratado en Latín sobre Ejercicios escrito con gran Erudición: se la llama allí skiomaxía o Combate con la propia Sombra y consiste en blandir dos Palos cortos, con Balas de Plomo en la Punta, agarrando uno con cada Mano. Esto abre el Pecho, robustece los Miembros y da al Hombre todo el Placer del Box, pero sin sus Golpes. Desearía que muchos Hombres cultos emplearan el Tiempo que derrochan en Controversias y Disputas sobre nada en este método de combate con la propia Sombra. Puede hacer mucho por evaporar su Hastío [Spleen], que los vuelve tan molestos para el Público como para sí mismos.
-----Para concluir diré que, siendo yo un Compuesto de Alma y Cuerpo, me considero obligado a cumplir con una doble Rutina de Deberes; y siento que no he terminado las Tareas del Día cuando no dedico mi Cuerpo al Trabajo y el Ejercicio y mi Alma al Estudio y la Contemplación.
L.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------