N° 127


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, Julio 26, 1711
Quantum est in rebus Inane?- Pers.
-----Es nuestra Costumbre que, al llegar el Correo, nos sentemos alrededor de una Cafetera, en casa de Sir Rogers, y escuchemos al viejo Caballero leer la Carta de Dyer; lectura que hace con los Anteojos sobre la Nariz, y con Voz audible, sonriendo ante algunos de los pequeños Golpes satíricos, tan frecuentes en los Escritos de ese Autor. Luego comunico al caballero los Envíos que recibo en calidad de Espectador. Como le agradó más de lo común, publico la Carta que sigue tal como pidió.
-----Señor Espectador,
-----Ha entretenido al Pueblo por casi un mes entero a Expensas del Campo, es hora de que se decida a darle al Campo su Revancha. Desde que abandonó este Lugar, el bello Sexo ha caído en grotescas Extravagancias. Las Faldas, que empezaron a elevarse y crecer antes de que usted nos dejara, se han inflado ahora en una enorme Concavidad y han aumentado más y más cada Día: En poco tiempo, Señor, dado que las Damas se saben fuera del Ojo del Espectador, se encontrarán ya sin Brújula, fuera de control. Alabó demasiado pronto la Discreción de su Sombrerería, y tal como el Mal de un Enfermo pasa de un Sector del Cuerpo a otro, la Frivolidad de sus Adornos, en lugar de haber sido reprimida por completo, parece haber caído desde sus Cabezas hasta sus Partes bajas. Lo que han perdido en Altura, lo han ganado en Grosor y, al revés que todas las leyes de la Arquitectura, han ensanchado los Asientos al mismo tiempo que han empequeñecido la Superestructura. Si sirvieran, como las Mulas españolas, para embolsar el Viento, no podrían haber pensado en Invento más apropiado. Pero, como no hemos escuchado todavía que esta Prenda tenga Uso alguno, o que tenga algo más que lo que supuestamente había en las de Talla más pequeña , estamos pasmosamente desconcertados al respecto.
-----Las Damas declaran, en Defensa de estos anchos Traseros, que son frescos y muy apropiados para la Estación; pero esto, considero, es solo una Pretensión y un Artificio, pues es bien sabido que no hemos tenido un Verano tan moderado en muchos Años por lo que no cabe duda de que el Calor del que se quejan no está justamente en el Clima: Además, les preguntaría con Alborozo a estas Señoritas, tan tiernamente constituidas, por qué deberían exigir más Refrigeración que la que pidieron sus Madres, antes que ellas.
-----He encontrado que numerosos Pensadores son de la Opinión que nuestro Sexo ha estado muy necesitado estos últimos años y que la Falda ha sido instrumentada para mantenernos a Distancia. Es muy cierto que el Honor de una Dama no puede estar mejor asegurado de esta manera, en Círculos concéntricos, en el medio de tanta Variedad de Fortificaciones y Líneas de Circunvalación. De este modo, una mujer que se envuelve en Tela de Ballena está suficientemente a salvo de los Arrimos de un insolente Muchacho quien, entre tanto Alambre, quizás pondere la forma en que Sir George Etherege hacía el Amor en un Barril.
-----Entre estas Conjeturas, hay Hombres de Supersticioso Temperamento que consideran la Falda una suerte de Prodigio. Algunos ven en ella un Presagio de la Ruina del Rey Francés, y observan que el Miriñaque apareció en Inglaterra poco antes de la Caída de la Monarquía Española. Otros son de la Opinión de que esta Prenda predice Batallas y Derramamiento de Sangre, y creen que posee el mismo Poder de Pronosticación que la Estela de la Estrella Fulgurosa. De mi parte, solo puedo pensar que es un Signo de que las Multitudes están entrando al Mundo y no de que estén saliendo.
-----La primera vez que vi a una Señorita vestida con una de estas Faldas, no pude resistir culparla en mis Adentros por extraviarse de esa manera, teniendo en sus manos la posibilidad de ponerse al día, pero pronto me repuse de mi Error cuando me di cuenta que todo lo que a Moda femenina se refiere se encuentra tan extraviado como ella. Es generalmente admitido que algunas Damas habilidosas han estado embaucando a sus Compañeras con estos Aros, que tal vez las hayan estado utilizando de Accesorio para conseguir su propia Privacidad y de esta manera escapar de la Censura del Mundo; del mismo modo que algunos cautos Generales han disfrazado a dos o tres Docenas de sus Amigos en sus propias Ropas para distraer cualquier Ataque particular del Enemigo. La petulante Falda barre con todas las Distinciones, nivela a la Madre con la Hija, y coloca a la Criada y a la Matrona, a Esposas y Viudas, sobre la misma Base. Mientras tanto, no puede sino perturbarme ver a tantas inocentes Niñas de armoniosa Silueta, hinchadas y caminando a lo Pingüino, como si se trataran de Señoras gordinflonas.
-----Si esta Moda se impusiera entre la Gente común, nuestra Vía pública estaría tan atestada que nos faltaría Espacio en las Calles. Numerosas Congregaciones de lo mejor de la Moda ya están demasiado apretadas, y si el Hábito crece, espero que no encamine a muchas Mujeres ordinarias hacia Mítines y Concilios. Si además nuestro Sexo se convenciera de usar Calzones anchos (pues quien sabe cuál será su Reacción ante esta Actitud Femenina) un Hombre y su Esposa ocuparían solos un Banco de Iglesia entero.
-----Como bien sabe usted, Señor, se informa que Alejandro Magno, durante su Expedición India enterró muchas armaduras que, por Mandato propio, habían sido construidas demasiado grandes para cualquiera de sus Soldados con el propósito de dar a la Posteridad una extraordinaria Idea de sí y hacer creer que había comandado un Ejército de Gigantes. Estoy persuadido de que si una de las actuales Faldas apareciera colgada en un Depósito de Curiosidades, conduciría al mismo Error a las Generaciones que aguardan a alguna Distancia de nosotros: a menos que imaginemos que nuestra Posteridad verá a sus Bisabuelas tan irrespetuosamente como para creer que se convertían en Monstruos con el fin de lucir adorables.
-----Cuando examiné esta novedosa Rotonda en cada una de sus Partes, no pude sino pensar en el viejo Filósofo que, habiendo entrado en un Templo Egipcio y buscando al Ídolo del Lugar, al cabo descubrió un Monito Negro. Dispuesto como una Reliquia en el medio del Edificio, el Filósofo no pudo evitar gritar (para gran Escándalo de los Adoradores) ¡Qué magnífico Palacio para tan Ridículo Huésped!
-----Pensando en que había tomado la determinación, en uno de sus Ensayos, de no dedicarse a Particularidades de Vestuario, creo, no obstante, que no desperdiciará la Ocasión para Desarmar al Bello Sexo y curar esta novedosa Hinchazón que ha cogido. Deduzco que mermará el Consenso de la Falda cuando usted regrese a la Ciudad; al menos un Trazo de su Pluma hará que se retraiga, como la Planta sensible, y, por estos medios, advierta a muchos que están ora aterrados, ora atónitos, por esta portentosa Novedad, y al resto,
---------------------------------------------------------------Su humilde Servidor, &c."
C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------