N° 130


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 30 de Julio de 1711


-- Semperque recentes
Convectare juvat praedas, et vivere rapto
.- Virg.

Ayer, mientras cabalgaba a través de los Campos junto a mi Amigo Sir ROGER, vimos a un Grupo de Gitanos a corta Distancia. Apenas los divisamos, a mi Amigo lo asaltó la intensa Duda de si debía alertar al Juez de Paz local acerca de esta Banda de Vagos sin Ley; mas como no tenía consigo a su Empleado, el cual se desempeña como necesario Consejero en estas Ocasiones, y temiendo que a sus Aves de Corral les iría peor, abandonó la Idea: Pero al mismo tiempo me ofreció un Relato pormenorizado de la Malicia de esta Gente en los Campos, pues roban los Bienes de otras Personas y arruinan a sus Sirvientes. Si una Prenda de Lino cuelga aislada, sobre un Seto, dice Sir ROGER, seguro que la toman; si el Cerdo se pierde en los Campos, voy diez a uno a que se ha convertido en su Presa; nuestros Gansos no pueden vivir en Paz gracias a ellos; si un Hombre los enjuicia con Severidad, su Gallo lo paga, con seguridad: Generalmente llegan poco a poco a estas Partes durante esta Época del Año; y excitan tanto las Cabezas de nuestras Criadas con Ideas de Casamiento, que no esperamos ya que algo se lleve a término mientras ellos estén en la Región. Tengo una honesta Nodriza que les entrega un Utensilio de Plata cada Verano, y ellos a cambio nunca dejan de prometerle el más apuesto Joven de la Parroquia. Su Amigo el Mayordomo ha sido lo suficientemente Tonto como para dejarse seducir por ellos; y, aunque de seguro perderá un Cuchillo, un Tenedor o una Cuchara cada vez que le tiren las Cartas, por lo general se encierra en la Despensa con una Vieja Gitana durante más de media Hora, una vez por Año. Los Tortolitos constituyen su mayor Ingreso, el cual entregan muy gustosamente a aquellos que les prestan Atención. Se ven, de vez en cuando, bonitas Muchachas entre ellos: Las Mujerzuelas suelen tener blancos Dientes y Ojos negros.
-----Al ver que yo escuchaba con gran Atención el Relato de estas Gentes totalmente nuevas para mí, Sir ROGER me dijo: Que si yo quería, podíamos pedirles que nos adivinaran la Suerte. Dado que siempre me complacen las Propuestas del Caballero, nos acercamos al trote y les encomendamos nuestras Manos. Una de las Cassandras del Grupo, luego de haber examinado mis Líneas muy diligentemente, me dijo: Que yo amaba a una bonita Doncella en un Rincón, y que era un buen Hombre para las Mujeres, además de otros particulares que no considero apropiados para relatar aquí. Mi Amigo Sir ROGER descendió de su Caballo, y cuando expuso su Palma a dos o tres que estaban junto a él, la retorcieron de varias Maneras, y diligentemente escudriñaron cada Arruga que pudiera haber en ellas; entonces, cuando una de ellos, más vieja y más bronceada por el Sol que el resto, le dijo: Que había una Viuda en su Línea de la Vida; ante lo cual el Caballero replicó: Vete, vete, eres un haragana buena para nada; y al mismo tiempo me sonrió. La Gitana, al descubrir que no estaba verdaderamente enfadado en su Corazón, le dijo, luego de proseguir la Investigación sobre su Mano, que su Verdadero Amor era constante, y que ella soñaría con él esa noche: Mi viejo Amigo exclamó ¡Pff! y le pidió que continuara. La Gitana le dijo que era Soltero, pero no por mucho tiempo; y que Alguien lo quería más de lo que él pensaba: El Caballero aun repetía que ella era un haragana buena para nada. "Eh, Amo", dice la Gitana, "esa pícara Mirada socarrona suya rompe el Corazón de una Mujer; no tiene esa Mueca en la Boca por nada"... Las incomprensibles Boberías que farfullaba al decir todo esto sonaban como las oscuras Profundidades de un Oráculo, y nos hicieron prestar más Atención. En suma, el Caballero dejó su Dinero a la que le había leído las Palmas, y montó nuevamente su Caballo.
-----A medida que nos alejábamos, Sir ROGER me dijo que conocía a varias Personas sensatas que creían que estos Gitanos de vez en cuando predecían cosas muy extrañas; y durante la siguiente media Hora que pasamos juntos me pareció verlo más jocundo que de ordinario. En la Cima de su Buen Humor, nos topamos con un Mendigo en el Camino, y cuando el Caballero se dispuso a ayudarlo con una Limosna, descubrió que le habían robado la Billetera: Tal era el tipo de Habilidad con las Manos en que aquella Raza de Gusanos realmente se mostraba diestra.
-----Podría entretener aquí a mi Lector con algunos Comentarios históricos acerca de este Pueblo disoluto, que infesta todos los Países de Europa, y conviven en medio de los Gobiernos, pero en una suerte de República propia. En lugar de acometer Observaciones de esta Naturaleza, completaré el resto de este Ensayo con una Historia que todavía se oye en Holanda, y salió impresa en uno de nuestros Relatos Mensuales, hace unos veinte Años. "Cuando el Trekschuyt, o Barca de Alquiler, que transporta Pasajeros desde Leiden hasta Amstermdam, estaba por partir, un Niño que corría a lo largo de la Orilla del Canal pidió que lo dejaran subir; a lo cual el Capitán de la Barca se rehusó, porque el Muchacho no tenía suficiente Dinero para pagar la Tarifa usual. Un eminente Mercader al que le había agradado el Aspecto del Muchacho, y que estaba secretamente conmovido por la Compasión, pagó ese Dinero por él y ordenó que lo dejaran subir a bordo. Al término de unas Palabras con el joven, descubrió que sabía hablar con fluidez tres o cuatro Lenguas, y al cabo de una Examinación un poco más exhaustiva, se enteró de que un Gitano lo había robado cuando Niño, y que desde entonces había deambulado junto a una Banda de estos Vagos recorriendo varias Partes de Europa. Sucedió que el Mercader, cuyo Corazón parecía inclinado hacia el Muchacho por una secreta Especie de Instinto, había perdido un Hijo unos Años antes. Los Padres, al cabo de una larga Búsqueda, lo habían dado por muerto en alguno de los Canales en los cuales abunda este País; y la Madre, tan afligida por la Pérdida de un Niño tan bueno, que era su único Hijo, murió de Pena. Al cabo de recopilar todos los Particulares, y después de examinar los diversos Lunares y Marcas mediante las cuales la Madre solía describir al Niño luego de haberlo perdido, este Muchacho resultó ser el Hijo del Mercader cuyo Corazón se había derretido ante él, a Primera Vista y sin Explicación. El Joven estaba tan complacido de que su Padre fuera tan rico, y de que probablemente fuera a dejarle una jugosa Herencia; el Padre, por otra parte, estaba muy contento de ver que el Hijo que daba por perdido había retornado con una Contextura tan fuerte, un Entendimiento tan afilado, y tal Destreza de Lenguas". Aquí acaba el Relato; pero si puedo dar crédito a los Reportes, nuestro Lingüista recibió tan extraordinarios unos Rudimentos de Educación tan extraordinarios, que a continuación se lo entrenó en todas las Habilidades que hacen a un Caballero; poco a poco se le fueron quitando los atroces Hábitos y Modales a los que se había acostumbrado durante sus Peregrinaciones: Es más, dicen que finalmente lo emplearon en Cortes extranjeras para tratar Cuestiones Nacionales, por lo cual estableció una gran Reputación y confirió gran Honor a quienes lo había contratado; y que desde entonces ha visitado, en calidad de Ministro público, varios Países por los cuales había errado como Gitano.

C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------