N° 135


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Sábado 4 de agosto, 1711.
Est brevitate opus, ut currat Sentencia.-Hor.
---- En alguna Parte leí sobre una Persona eminente que en sus Ejercicios privados de Oración solía dar Gracias al Cielo por haber nacido Francés: por mi parte, me resulta una Gracia tan peculiar como el haber nacido yo Inglés. Entre muchas otras Razones, me considero muy feliz en mi País, puesto que la Lengua de éste se adapta maravillosamente a un Hombre que no malgasta sus Palabras y que es enemigo de la Locuacidad.
-----Así como he reflexionado frecuentemente sobre mi buena Fortuna en este Particular, he de comunicar al Público mis Especulaciones sobre la Lengua Inglesa, sin dudar siquiera de que les resultarán aceptables a todos mis curiosos Lectores.
-----La Nación Inglesa se deleita en el Silencio más que cualquier otra de Europa, si es que son ciertas las Observaciones que los Extranjeros hacen de nosotros. Nuestro Discurso no se queda atrás en la Conversación, pero cae en más Pausas e Intervalos que los de nuestros Países Vecinos; así como se ha observado que la Materia de nuestros Escritos se expresa en conjunto de un modo mucho más compacto, y se ubica en una Esfera más angosta de lo que es común en las Obras de Autores Extranjeros: porque en favor de nuestra Taciturnidad Natural, cuando nos vemos obligados a expresar nuestros Pensamientos, lo hacemos de la manera más breve de que somos capaces y damos a Luz nuestras Concepciones los más rápido posible.
-----Este Ánimo se manifiesta por sí solo en varias Observaciones que podemos hacer respecto de la Lengua Inglesa. Ante todo, su abundancia de Monosílabos, lo cual nos da la Oportunidad de emitir nuestros Pensamientos en pocos Sonidos. Esto se origina de hecho en la Elegancia de nuestra Lengua, pero al mismo tiempo expresa nuestras Ideas de la manera más pronta, y consecuentemente responde al primer Designio del Discurso mejor que la Multitud de Sílabas, que hacen a las Palabras de otras Lenguas más Melodiosas y Sonoras. Los Sonidos de nuestras Palabras Inglesas son comúnmente como los de la Música de Cuerdas, breves y pasajeros, que nacen y perecen en el momento de ser Tocados; los de las otras Lenguas son como las Notas de los Instrumentos de Viento, dulces y crecientes, y se extienden en la variedad de la Modulación.
-----En segundo lugar podemos observar que, cuando las Palabras no son Monosilábicas, a menudo hacemos que sí lo sean, tantas veces como está en nuestro Poder, mediante la Rapidez de nuestra Pronunciación; como ocurre generalmente en la mayoría de nuestras Palabras largas que derivan del Latín, donde contraemos le extensión de las Sílabas que les dan un Aire grave y solemne en su propia Lengua, para hacerlas más apropiadas para ser Despachadas, y más conformes al Genio de nuestra Lengua. Esto lo podemos encontrar en una multitud de Palabras, como Liberty (Libertad), Conspiracy (Conspiración), Theatre (Teatro), Orator (Orador), etc.
-----La misma Aversión natural por la Locuacidad ha sufrido en los últimos Años una Alteración muy considerable en nuestra Lengua, apretando en una sola Sílaba la Terminación del Pretérito Perfecto, como en las Palabras drown’d (ahogado), walk’d (caminado), arriv’d (llegado), por drowned, walked, arrived, lo cual ha desfigurado mucho la Lengua y convertido una décima parte de nuestras Palabras más fluidas en un Manojo de Consonantes. Esto es lo más notable, porque la falta de Vocales en nuestra Lengua ha sido la Queja general de nuestros más refinados Autores, quienes son, no obstante, los Hombres que han hecho estos Cercenamientos, y en consecuencia quienes han incrementado nuestra Escasez primera.
----Esta Reflexión sobre las Palabras con Terminación en -ed, la he oído en la Conversación de uno de los más grandes Genios que ha producido esta Época, y creo que a la Observación precedente podemos agregar otro Cambio que se ha producido en nuestra Lengua, que es el de la Abreviación de varias Palabras terminadas en -eth, poniendo una Ese en el lugar de la última Sílaba, como en drowns, walks, arrives y una serie innumerable de otras Palabras que en la Pronunciación de nuestros Antepasados eran drowneth, walketh, arriveth. Esto ha multiplicado admirablemente una Letra que antes era demasiado frecuente en la Lengua Inglesa, y ha contribuido a ese Siseo en nuestra Lengua, del cual nuestros Antepasados fueron bien conscientes; pero al mismo tiempo complace nuestra Taciturnidad, y nos desembaraza de muchas Sílabas superfluas.
-----Debería observar aquí que la misma Letra en muchas Ocasiones cumple la Función de una Palabra entera, y representa el His y el Her de nuestros Antepasados. Nosotros no tenemos dudas, pero el Oído del Extranjero, que es el mejor Juez en este Caso, desaprobaría grandemente Innovaciones como ésas, que de hecho nosotros realizamos hasta cierto punto, conservando la vieja Terminación en la Escritura, y en todos los solemnes Oficios de nuestra Religión.
-----Así como en los Ejemplos que he dado hemos optimizado muchas de nuestras Palabras particulares en detrimento de nuestra Lengua, así en otras Ocasiones hemos unido dos Palabras en una, lo que también ha desajustado nuestra Lengua y la ha obstruido con Consonantes, como mayn’t, can’t, shan’t, won’t y otras, por may not, can not, shall not, will not, etc.
-----Es acaso esta Inclinación por no decir más de lo necesario, que ha abreviado infelizmente algunas de nuestras Palabras, lo que en los Escritos familiares y en las Conversaciones ha hecho que algunas perdieran todo excepto la primera Sílaba, como en mob. rep. pos. incog. y otras por el Estilo; y como todas las Palabras ridículas hacen su primera Entrada en una Lengua a través de las Frases familiares, no me atrevo a responder si las mismas llegado el caso no serán consideradas como parte de nuestra Lengua. Vemos que algunos de nuestros Poetas han sido tan indiscretos como para imitar las Expresiones burlescas del Hudibras en sus Composiciones serias, sacándole Partículas a nuestros Sustantivos, que son imprescindibles en Lengua Inglesa. Es más, esta Inclinación a acortar nuestro Lenguaje ha ido tan lejos que algunos de nuestros celebrados Autores, entre quienes podemos reconocer en particular a Sir Roger L’Estrange, comenzaron a recortarle a sus Palabras todas las Letras superfluas, según las llaman, con el fin de ajustar la Escritura a la Pronunciación, hecho que terminaría por confundir todas nuestras Etimologías y destruir nuestra Lengua.
-----Del mismo modo podríamos aquí observar que nuestros Nombres propios, una vez que se han vuelto familiares degeneran por lo general en Monosílabos, mientras que en otras Lenguas modernas reciben un Giro más suave en Casos como esos, mediante el Agregado de una nueva Sílaba. Nick en Italiano es Nicolini, Jack en Francés es Janot; y así en las demás.
-----Hay otro Particular en nuestra Lengua que es un gran Ejemplo de nuestra Frugalidad de Palabras, y se trata de la supresión de varias Partículas que deben reponerse en otras Lenguas que hacer que una Oración sea Inteligible. Esto a menudo desconcierta a los mejores Escritores, cuando encuentran los Relativos whom, which o they a su Merced tanto en el caso de que puedan ser Admitidos o no; y nunca habrá Unanimidad al respecto hasta que tengamos algo como una Academia, y hasta que las mejores Autoridades y Reglas derivadas de la Analogía entre las Lenguas no resuelvan todas las Controversias entre Gramática e Idioma.
-----Sólo he considerado nuestra Lengua en tanto que muestra el Genio y el Temple natural del Inglés, que es modesto, reflexivo y sincero, y que tal vez pueda servir de ejemplo a las personas, a pesar de que ha estropeado la Lengua. Tal vez podríamos trasladar las mismas reflexiones a otras lenguas y deducir una mayor Parte de aquello que es propio de ellas a partir del Genio de los Pueblos que las hablan. Es cierto que el Brillo comunicativo del Ánimo de los Franceses no ha contaminado poco su Lengua, de lo cual existen muchos ejemplos; así como el Genio de los Italianos, que es mucho más adicto a la Música y a la Ceremonia, ha moldeado todas sus Palabras y Frases de acuerdo a sus Usos particulares. La Majestuosidad y Gravedad de los Españoles muestra por sí misma la Perfección en la Solemnidad de su Lengua, y el Ánimo obtuso y honesto de los Alemanes suena mejor en la Rudeza del Alto Holandés de lo que lo haría en una Lengua más refinada.
C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------