N° 168


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Miércoles, 12 de Septiembre de 1711
...Pectus praeceptis format amicis.-Hor.
Sería un Acto de Arrogancia despreciar la Aplicación de mis Corresponsales y no insertar ocasionalmente sus Críticas en mi Hoja; la de Hoy estará, pues, enteramente compuesta de los Comentarios que me han enviado.

-----‘Sr. Espectador,
-----Le envío la presente para felicitarlo por la última Elección de Tema, por cuyo Tratamiento merece Usted la Gratitud pública; me refiero al de esos Tiranos con Licencia, los Directores de Escuela. Si puede obligarlos a deponer sus Cetros, ciertamente será venerado en la Vejez por todos los jóvenes Caballeros que cuentan hoy entre siete y diecisiete Años. Y podrá jactarse de que el incomparablemente sabio Quintiliano y Usted adoptan al respecto una misma Postura. Si cui est (dice él) mens tam illiberalis ut objurgatione non corrigatur, is etiam ad plagas, ut pessima quaque mancipia, durabitur,-El Niño que fuera de una Naturaleza tan poco dúctil como para no ser corregido por la Reprobación, resistirá, como el peor de los Esclavos, los mismos Golpes; y más adelante, Pudet dicere in quae probra nefandi homines isto caedendi jure abutantur, esto es, Me ruborizo por cuán vergozosamente abusan esos Hombres de su Poder de Corrección.
-----Fui criado, Señor, en una Escuela muy importante, cuyo Director era Galés, pero que descendía sin duda de una Familia Española, como se advertía claramente por su Temperamento y Nombre. Dejo a Usted imaginar qué tipo de Director sería ese Galés cruzado con Español. Tan temible fue para mí que habiendo pasado ya más de Veinte Años desde que sintiera su pesada Mano, todavía una vez al Mes lo sueño; tan fuerte fue la Impresión que dejó en mi Memoria. Es el Signo de que me aterrorizó tan profundamte en la Vigilia lo que continúa visitándome en las Noches.
-----Y sin embargo puedo decir sin Vanidad que realizaba la Tarea de la Escuela con escasa Dificultad; y no era yo muy desdichado; pero era tanta la Severidad del Director que una vez al Mes cuanto menos debía aplicarme una Sanción que habría dejado satisfecha a la Ley Local en un Caso de Castigo por Hurto.
-----He visto muchas Manitos blancas, que la amorosa Madre había besado miles y miles de veces, ser fustigadas hasta cubrirse de Sangre: y quizás sólo por haber sonreído o por haberse alejado de una Puerta una Yarda y media o por haber escrito una O en lugar de una A o una A en lugar de una O: ¡tales eran nuestros tremendos Pecados! Muchos Espíritus nobles y valerosos se quebraron; otros se fugaron y no volvimos a saber de ellos. Es un valioso Emprendimiento abrazar la Causa de la Juventud afligida; y constituye un noble Caso de Caballería Errante el ingresar en la Arena contra tantos Pedagogos armados. Es una lástima pero contamos con un Conjunto de Hombres, civilizados en su Conducta y Modo de Enseñanza, que deberían estar por encima del Elogio y el Temor de los Padres cuyos Niños educan. Podríamos ver entonces que el Estudio se convierte en un Placer y que los Niños se deleitan con lo que ahora aborrecen por tener que conocerlo en tan duros Términos: semejante Cuidado en los Educadores depararía la Felicidad aún mayor de eliminar a los Pedantes y evitar que sean destinados al Estudio los que no tienen Genio para ello. Soy, con la mayor Sinceridad,
------------------------------------------------Señor,
------------------------------------------------------su más devoto
-------------------------------------------------------------------y humilde Servidor”

“Sr. Espectador, ---------------------------------------Richmond, 5 de Sept. 1711.
-----Soy un Chico de catorce Años y durante este último Año estuve bajo la Tutela de un Doctor de Teología que se ha hecho Cargo de la Escuela de este Sitio. Gracias a la gran Ternura de este Caballero para conmigo y a su Amabilidad para con mi Padre, soy feliz estudiando mi Libro. Nunca abandonamos nuestras Diversiones más que para saludarlo en las Horas de Recreo cuando se permite estar con nosotros. No es posible que nadie ame a sus Padres más de lo que nosotros lo amamos a él. Nunca nos dice Palabras severas y el peor Castigo del Mundo es que él deje de hablarnos. Mi Hermano y yo estamos labrando esta Carta juntos: él es un Año más grande que yo, pero el Corazón está a punto de partírsele porque hace tres Días que el Doctor no lo registra. Si usted tiene la Amabilidad de imprimir esto, él lo verá y, según esperamos, sabiendo que el más sincero Deseo de mi Hermano es recuperar su Favor, volverá a sonreírle otra vez.
-------------------------------------------------Su más obediente Servidor,
-----------------------------------------------------------------------------T. S.”
-----“Sr. Espectador,
-----Ha descripto Usted diversos tipos de Impertinentes por separado; deseo que ahora continúe y describa algunos en Banda. Ocurre a menudo en las Reuniones Públicas que unas Personas que han llegado juntas o cuyas Impertinencias son de un Tono semejante, actúan en Concierto y se muestran tan satisfechos de sí mismos que producen Fastidio en todos los que tienen alrededor. A veces nos encontramos con una Banda de Murmuradores que acercan sus Cabezas con el fin de cuerear a todos los que quedan a su Alcance; a veces una Banda de Reidores que mantienen un insípido Jolgorio en su propio Rinconcito demuestran con el Ruido y los Gestos que les importa un Comino el resto de la Compañía. Solemos encontrar estas Bandas en la Ópera, en el Teatro, en los Juegos de Agua y en otros Eventos públicos donde su Misión consiste en quitar la Atención de los Espectadores del Entretenimiento en cuestión y atraerla sobre ellos mismos; y es preciso observar que la Impertinencia es aún más sonora cuando la Banda está integrada por tres o cuatro Mujeres que cuentan entre sus Filas a eso que se denomina un Woman's Man (Hombre de Mujer).
-----No tengo Idea de quiénes podrían aprender esta Conducta las Personas de Fortuna sino de los Lacayos que asisten a los Estrenos de las Obras y que suelen ser vistos en el All-Fours pasando su Tiempo en Banda ante la Vista de un Local lleno con perfecta Desconsideración de las Personas de Calidad sentadas a su lado.
-----Para preservar, entonces, la Decencia de las Reuniones públicas, opino que las Personas fastidiosas deberían pagar por sus Localidades por lo menos el Doble; o si no debería informarse a las Personas de Prosapia y Distinción que al comportarse con Ligereza, ante los Ojos de las Personas Sensatas, se rebajan un nivel inferior al del Criado más vulgar: y los Caballeros deberían saber que el Abrigo más exquisito no es más que una Librea si la Persona que lo usa no tiene una Actitud más noble que la de sus Lacayos. Soy,
---------------------------------Señor,
---------------------------------------su más humilde Servidor.”
-----“Sr. Espectador, ----------------------------------Bedforshire, 1° sept., 1711
-----Soy uno de esos que la Gente llama Pocher (un cazador furtivo) y a veces salgo a cazar con unos Galgos, un Mastín y uno o dos Spaniels; y cuando estoy harto de matar Liebres, me voy a una Taberna a refrescarme. Le pido que haga el Favor (ya que se presenta a sí mismo como Reformista) de especificar cuántos Perros permitirá que lleve y cuántos Vasos de Cerveza hasta el Tope puedo tomarme y cuántas Liebres puedo matar en un Día, y nos prestará así un Buen Servicio a todos los Deportistas: apúrese, entonces, porque la Temporada de Caza está por comenzar.
----------------------------------------------Suyo con Prisa,
--------------------------------------------------------------Isaac Cerco-zanja.”
T


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------