N° 202


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 22 de Octubre de 1711


Saepe decem vitiis instructior odit et horret.- Hor.

-----El otro Día, al pasar por la Calle, vi a un robusto Aprendiz que discutía con el Cochero de un Carro de Alquiler; y de repente, ante una Provocación, el Aprendiz arrojó su Sombrero y su linda Peluquita, apretó el Puño y le asestó un Golpe en la Cara al otro Tipo, al tiempo que lo llamaba Sabandija, y le informaba que era Hijo de un Caballero. El joven Caballero estaba, al parecer, a cargo de un Herrero; y el Debate surgió a raíz del Pago de cierto Trabajo realizado sobre el Coche, acerca del cual estaban peleando. Durante el Combate, su Maestro no dejaba de alabar el desempeño del Muchacho; y mientras lo incitaba a usar sus Manos y sus Pies, así como a arremeter con la Cabeza, nos informaba a todos los que estábamos cerca de él que se trataba de un Muchacho con muchos buenos Amigos, por el cual pondría las Manos en el Fuego. Como me ocupo con frecuencia de la Teoría de la Humanidad, no pude dejar de reflexionar sobre la súbita Popularidad que rodeó a este Chico; y quizá, junto con mi Amigo Tácito, me entregué a ciertas Observaciones demasiado elevadas para la Ocasión; o bien expliqué este Favor general mediante Causas que no tenían nada que ver con el caso. El hecho de que el joven Herrero fuera un Caballero, en mi opinión, es lo que le granjeó esa Buena Predisposición de parte de aquellos entre la Multitud que eran sus Iguales: Agrégase a ello que no era tan Caballero como para privarse de usar en su Defensa los mismos Métodos que su humilde Antagonista. La Ventaja de tener buenos Amigos, como su Jefe había expresado, no había sido comentada en vano; pues se mostró superior al Cochero en las Cualidades personales del Coraje y la Actividad, y confirmó que tenía buenos Aliados, aun antes de considerar si su derecho de Nacimiento le serviría de algo.
-----Si se puede moralizar sobre esta sencilla Historia, uno podría decir que, sin importar cuáles sean los Beneficios de la Fortuna, la Alcurnia o cualquier otra Ventaja que la Gente posea por sobre el resto del Mundo, en su Carácter deberían revelar una Eminencia al margen de tales Distinciones; de otra manera, dichas Distinciones sólo les servirán para sustentar la Buena Educación y sus Ceremonias, en lugar de preservar un verdadero Lugar favorable en la Opinión, la Estima y el Sentido Común de sus Congéneres.
-----La Necedad de la Gente que no puede imaginar algo más necesario para mantener su Distinción que los Bienes de su Propiedad, o su Circunstancia Acomodada, se revela, más que en ningún otro caso, en la Vida Doméstica. Es común que sus Humores se vuelvan Excrecencias anormales, si se me permite la expresión, y que sus Cuerpos se tornen caprichosos y de Condición inestable, por Falta de una Reflexión obvia: Que no todas las Áreas de la Vida Humana se reducen al Comercio. No basta con pagar las Cuentas y dar Órdenes para convertirse en Jefe de Familia; la Prudencia, la Conducta sólida y la Predisposición para cuidar de los otros miembros y para quererlos es lo que da Derecho a un Hombre a constituir ese respetado Personaje en los Corazones y los Sentimientos de los demás. Es agradable observar que los Hombres esperan de sus Dependientes, en base a un único factor, el Miedo, lo que todos los Efectos de una Educación liberal, una Fortuna opulenta y el resto de las Ventajas no han podido producir en ellos mismos. Un Hombre quiere que su Sirviente sea justo, diligente, sobrio y casto, por ninguna otra Razón que el Terror de perder el Favor de su Amo, cuando todas las Leyes Divinas y Humanas no pueden retener dentro de los Límites respetables, mediante ninguna de esas Virtudes, a aquel a quien obedece. Con todo, tanto en los grandes Asuntos como en los ordinarios, una Superioridad que no se funde en el Mérito y la Virtud sólo se sostiene mediante el Artificio y las Estratagemas. Por eso verá que los Agentes de las Familias de Humor cambiante son Aduladores, así como quienes se conducen por cualquier principio ajeno a la Razón. Agitadores, Parientes lejanos, Compatriotas y Seguidores empobrecidos constituyen la Chusma que sostiene la Economía de un Hombre rico y de humor variable; eternamente están susurrándole con Inteligencia quién le es leal o lo ha traicionado en Asuntos de poca Monta; y él mantiene veinte Amigos para que lo defiendan contra las Insinuaciones de uno que quizá podría llegar a robarle un viejo Capote. No entraré ahora en Especulaciones más detalladas sobre este Tema, pero pienso que las siguientes Cartas y Peticiones revelan los Sentimientos apropiados para esta Ocasión.

Sr. ESPECTADOR,

-----Soy la Criada de una anciana Dama a la que manipula una que se hace llamar su Amiga; y que tiene una relación tan estrecha, que se atribuye la facultad de aconsejarla sin que se lo pida, y así es como no deja de inquietarla. Le ruego, Señor, tenga a bien hacer algún Comentario sobre los Consejeros voluntarios; y hágale saber a esta Gente que darle Consejo a otro es como decirle "Yo soy Mejor que tú". Pídole, Señor, que describa tan bien como pueda a esa eterna Seductora y Perturbadora de Familias, la Sra. Taperty, que siempre está visitando a alguien, y, como se suele decir, señalándole el Camino a la Gente. Si puede lograr que se quede en su Casa por una Velada, será Usted un Benefactor general de las Damas de esta Ciudad, y particularmente de

----------Su Amiga que lo quiere,
--------------------Susan Civil.

Sr. ESPECTADOR,

-----Soy un Lacayo, y vivo con uno de esos Hombres de quienes se dice que poseen el mejor Humor del Mundo, pero que son apasionados. Por favor, infórmeles que quien es apasionado y toma recaudos para controlar su Prisa, inflige en media Hora más Daño a sus Amigos y Sirvientes del que Años enteros puedan compensar. Mi Amo, que es por lo demás el mejor Hombre que se conozca sobre la faz de la Tierra, le falta el Respeto a alguien todos los Días de su Vida; es más, me pega por cualquier cosa, simplemente porque le place. Si estos Caballeros además supieran que hacen todo el Daño que se puede hacer en una Conversación, entonces se reformarían; y yo, que he sido un Espectador de las Cenas de estos Caballeros durante muchos Años, he visto que la Indiscreción hace diez veces más Daño que un Ánimo irritable. Sin embargo, Usted podrá representar esto mejor que

----------Su maltratado
---------------y Humilde Sirviente,
--------------------Thomas Smoaky.

Al ESPECTADOR,


-----La humilde Petición de John Steward, Robert Butler, Harry Cook y Abigail Chambers, de parte de sus Parientes y de sí mismos, que pertenecen al Servicio y están repartidos entre varias de las grandes Familias en las Ciudades de Londres y Westminster;

Muestra,

-----Que en muchas de las Familias con las que viven quienes peticionan, y en las cuales están empleados, los Jefes de Familia ignoran completamente los Negocios, y no pueden juzgar cómo los tratamos nosotros, los susodichos Peticionadores. Que por falta de tal Habilidad para manejar sus propios Asuntos, y con Indulgencia hacia su propia Pereza y su Orgullo, continuamente se rodean de Animales dañinos, conocidos como Espías. Que cada vez que nos visita un Espía, la Paz de la Casa se esfuma en ese mismo Instante. Que los Espías nunca brindan un Relato útil, sino que representan nuestro Júbilo mediante las Palabras Disipación y Desorden. Que en las Familias donde hay Espías, reinan los Celos y los Equívocos. Que los Amos y Amas de aquellas Casas viven en perpetua Sospecha de sus fieles e ingenuos Sirvientes, y se prestan a los Manejos de quienes los engañan con Perfidia. Que aquellos Amos y Amas que dejen entrar a los Espías ya no serán más que Ceros a la Izquierda para sus propias Familias; y que a nosotros, sus Peticionadores, se nos obliga con gran Desdén a que los respetemos, y que nuestro futuro depende de tales Espías. Por lo tanto, sus Peticionadores le ruegan humildemente que retrate nuestra Situación a toda la Gente de Alcurnia; y sus Peticionadores, en cumplimiento del Deber, seremos por siempre Suyos, &c.

T.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------