Nº 211


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 1 de Noviembre, 1711
Fictis meminerit nos jocari Fabulis.----Phaed.
-----Habiendo traducido hace poco un Fragmento de un viejo Poeta que describe a la Mujer a partir de numerosas Características y supone haber bosquejado las diferentes Costumbres y Disposiciones de los Animales y Elementos de las cuales, nos dice, estas Características están compuestas; he pensado en concederle al Bello Sexo la Revancha, recopilando en otro Ensayo los muchos Vicios que prevalecen en el Mundo Masculino y mostrando los distintos Ingredientes que participan de la Composición de tan distintos Humores y Constituciones. Horacio tiene una Oda que es de alguna manera afín a esto, cuando, con el objetivo de excusarse con su Señora, por una Invectiva escrita contra ella y para dar Cuenta de esa Furia irracional que suele arrastrar al Corazón de un Hombre, nos relata que, cuando Prometeo hizo su Hombre de Arcilla, en el momento de confeccionar su Corazón, lo condimentó con unas furiosas Partículas de León. Sin embargo, luego de rumiar en mi Cabeza este Plan, observé tantos innumerables Humores en el Hombre, que no sabía en qué Animales buscarlos. Las Almas de los Hombres están diversificadas en tantas Características que el Mundo no tiene la Variedad de Materiales necesaria para abracar sus diferentes Temperamentos e Inclinaciones. La Creación, con todos sus Animales y Elementos, no sería suficientemente extensa para saldar sus muchas Extravagancias.
-----Así que en Vez de perseverar en el Pensamiento de Simónides, prefiero remitirme, dado que él ha expuesto los Vicios de las Mujeres desde la Doctrina de la Preexistencia, a los Vicios de la Especie humana en general, los cuales, de alguna manera, los Filósofos antiguos han satirizado desde una Noción de la Posexistencia del Alma, si me es dado darle tal Nombre; y del mismo Modo que Simónides sostiene que la Bruteza participa de la Composición de las Mujeres, otros han representado a las Almas humanas convirtiéndose en Brutos. Comúnmente conocida como la Doctrina de la Transmigración, supone que las Almas humanas, luego de su abandono del Cuerpo, se transforman, al asemejarse en sus Costumbres, en Almas similares a las de aquell Especie de Brutos; o para dar Cuenta de ello como lo ha hecho el Señor Dryden en su Traducción del Discurso de Pitágoras en el Libro Quince de Ovidio, donde el disuade a su Auditorio de comer Carne:

Thus all thing are but alter`d, nothing dies,
And here and there th` unbody`d Spirit flies:
By Timer, or Force, or Sickness dispossess`d,
Ans lodges where it lights, in Bird or Beats,
Or hunts without till ready Limbs it find,
And actuates those according to their Kind:
From Tenement to Tenement is toss`d:
The Soul is still the same, the Figure only lost.
Then let not Piety be put to Flight,
To please the Taste of Glutton-Appetite;
But suffer inmate Souls secure to dwell,
Lest from their Seats your Parents you expel;
With rabid Hunger feed upon your Kind,
Or from a Beast dislodge a Brother´s Mind.


Pues nada muere, todo se altera,
Y aquí y allá, esta Alma corretea:
Se arranca por el Tiempo,o Enfermedad,o Batalla
Para calar, en Pájaro o Bestia, donde sea que Luz haya,
O, hasta dar con un Cuerpo listo, persigue en soledad
Y reanima a aquellos que corresponden a su Variedad:
De Habitáculo en Habitáculo, es soltada:
El Alma es la misma; solo la Figura, trocada.
Bien, no dejes que Piedad alguna Vuelo levante,
Por aplacar el gusto del Apetito quemante.
Guarda, pues, en residencia segura las Almas,
Aún si temes expulsar tus padre de sus Plazas;
En rabiosa Hambruna a tu Especie mantendrás
O a un Espíritu hermano, de una Bestia, desalojarás.


-----Platón, en la Visión de Er, el Armenio, que probablemente sea Tema de una futura Especulación, recuerda algunas hermosas Trasmigraciones; como aquella del Alma de Orfeo, músico, melancólico, misógino, que se transformó en Cisne; el Alma de Ajax, que era todo Fuerza y Arrojo, en León; el Alma de Agamenón, Rapaz e Imperial, en un Águila; y el Alma de Tersites, Mimo y Bufón, en un Mono.
-----El Señor Congreve, en el Prólogo de una de sus Comedias, ha comentado esta Doctrina con grandioso Sentido del Humor.


Thus Aristotle`s Soul of old that was,
May now be damn`d to animate an Ass:
Or in this very House, for ought we know,
Is doing painful Penance in some Beau.

Por Longeva que el Alma de Aristóteles sea,
Acaso hoy animando un Asno condenada se vea:
O, esté cumpliendo en esta Casa, mejor saberlo,
Una muy dolorosa Penitencia en algún Mozuelo.


-----Completaré este Ensayo con algunas Cartas que mi Especulación del Martes pasado trajo a Colación. Mi siguiente Corresponsal demostrará aquello allí consignado, que la Especulación de ese Días afecta solo a la parte Inferior de su Sexo.

De mi Casa en el Strand, 30 de Octubre, 1711.

Señor Espectador,

-----Luego de leer su Especulación del Martes, me he encontrado con numerosos Síntomas en mi Constitución que indican que soy una Abeja. Mi Estudio, o si gusta llamarlo así, mi Célula, está en ese gran Panal de Hembras conocido por el nombre de El Nuevo Intercambio; donde estoy empleada a fin de recolectar la pequeña Cantidad de Ganancia de las Flores más finas del Pueblo, me refiero a las Señoritas y los Señoritos. Tengo numerosos Enjambres de Niños, a quienes brindo la mejor Educación que puedo; Pero, Señor, es mi Desgracia estar Casada con un Abejón que vive de lo que yo consigo sin traer nada a cambio para nuestro común Depósito. Ahora, Señor, como por un lado procuro no comportarme con él cual Avispa, sería de mi Agrado que por el otro él no me considerara una Abeja-Obrera; por esta Razón hago todo lo que puedo para incitarlo a recabar Provisiones para un mal Día y frecuentemente le muestro los Efectos fatales a los que su Holgazanería y su Negligencia quizás nos arrumben en nuestra Vejez. Le ruego, por favor, se una a mí en esta Ocasión para este buen Consejo y me sentiré por siempre en Deuda
---------------Su humilde Servidora,
----------------------------------Melissa.
Picadilly, 31 de Octubre, 1711.
Señor,
-----Por mis Pecados me encuentro unido en Matrimonio con uno de esas Yeguas descritas por el viejo Poeta con ese Nombre tan contundente con el que nos designó el otro Día. Su Cabello es grácil, y su Piel es suave como la Seda: pero, Señor, pasa la mitad de su Vida frente al Espejo, y me deja a mí a cargo de las Riendas. De mi Parte, soy un Hombre diestro, aunque en Peligro de quebrar por su Ociosidad y Despilfarro. Le ruego, Maestro, me diga en su próximo Ensayo si es que no debiera yo esperar de ella tanto Trajín como para responsabilizarme de su Familia, y solo emprolijar su Pelaje en Caso de Negarse.
---------------Su querido Amigo,
-------------------------------Barnaby Brittle.
Cheapside, 30 de Octubre.
Sr. Espectador,
-----Estoy profundamente agradecido por el Humor del Gato, sea tan amable de ahondar sobre ese Tema.
--------------Suyo hasta la Muerte,
----------------------------------Josiah Henpeck.
P.S: Debe saber que estoy casado con Grimalkin.
Wapping, 31 de Octubre, 1711.
Señor,
-----Desde que su Espectador del Martes ingresó a nuestra Familia, mi Marido ha dado en llamarme su Oceana, Todo porque el viejo Poeta estúpido, que usted ha traducido, dice que el Alma de algunas Mujeres está hecha de Agua de Mar. Parece que esto ha incentivado a mi desfachatado Compañero a hacerse el Ingenioso conmigo. Cuando me enojo, él exclama “Te suplico, mi Querida, desencréspate”; cuando reprendo a uno de mis Sirvientes, “Te suplico, Niña, no rechifles”, tuvo la Imprudencia, cerca de una hora atrás, de decirme que él era una Hombre de Alta Mar y que debía esperar que dividiera su Vida entre la Tormenta y la Luz de Día. Cuando dispongo imponerme en mi Familia, su Casa se convierte en Mar Abierto; y cuando me quedo quieta sin hacer cosa alguna, sus Asuntos efectivamente luchan contra el Viento. Cuando le pregunto si llueve, él responde “No importa, mientras Puertas adentro haga Buen Clima”. En suma, Señor, no puedo hablarle libremente, sin inflamarme o picarme, o hacer algo que esté entre lo que una Mujer civilizada puede soportar. Le ruego, Señor Espectador, ya que es tan exigente con otras Mujeres, háganos saber de qué Materiales está hecha su Esposa, si llegara a tener una. Supongo que demarcará una Parcela para Criaturas pobres de Espíritu, dóciles, insípidas; pero, Señor, le comunico que tenemos Pasiones tan buenas como las suyas, y que una Mujer nunca fue diseñada para ser un Flojo.
--------------------------------MARTHA TEMPEST.
-----------------------------------------------------L.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------