Nº 229


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 22 de Noviembre, 1711.

Spirat adhuc amor,
Vivuntque commissi colores
Aeoliae fidibus puella.--Hor
.

Entre las Piezas más famosas de la Antigüedad que todavía hoy se exponen al Público en Roma se encuentra el Torso de una Estatua que ha perdido los Brazos, las Piernas y la Cabeza; y que, aún en restos, revela una tan exquisita Artesanía que Miguel Ángel declaró haber aprendido todo su Arte de ella. De hecho, la estudió con tanta Atención que hizo la mayoría de sus Estatuas, e incluso sus Pinturas, a ese Gusto, para decirlo a la Manera Italiana; por esta Razón, esta Estatua herida, aún en nuestros días, es conocida como la Escuela de Miguel Ángel.
Un Pasaje de Safo, que he elegido como Tema del presente Papel, goza de larga Reputación entre Poetas y Críticos del mismo modo que la mutilada Figura antes mencionada, entre Escultores y Pintores. Muchos de nuestros Compatriotas, y el Sr. Dryden en particular, parecen haberlo llevado a menudo a sus Dramas y a sus Poemas amorosos.
Más allá de cuáles pueden haber sido las Cricunstancias de esta Oda, el Lector Inglés percibirá sus Beldades si la supone escrita desde el Lugar que ocuparía el Enamorado en presencia de su Dama. Daré a Publicidad tres diferentes Copias de este hermoso Original: la primera es una Traducción de Catulo, la segunda del Señor Boileau, la tercera de un Caballero cuya Traducción del Himno a Venus ha sido merecidamente admirada.

Ad LESBIAM.

Ille mi par esse deo videtur,
Ille, si fas est, superare divos,
Qui sedens adversus identidem te,
Spectat, et audit.
Dulce ridentem, misero quod omnis
Eripit sensus mihi: nam simul te,
Lesbia, adspexi, nihil est super mi
Quod loquar amens.
Lingua sed torpet, tgenuis sub artus
Flamma dimanatOda Sáfica, sonitu suopte
Tinniunt aures, gemina teguntur
Lumina nocte
.

Mi ducho Lector entenderá bien la Razón por la cual uno de estos Versos está impreso en Letras Romanas; y si compara esta Traducción con el Original, encontrará que las primeras tres Stanzas son fieles Palabra por Palabra y que no solo repiten su Elegancia, sino también el mismo pequeño Giro expresivo que es tan destacable en la Versión griega y tan propio de la Oda Sáfica .No puedo siquiera imaginar la Razón por la que Madam Dacier nos ha dicho que esta Oda de Safo se ha preservado completa en Longino, cuando es evidente para cualquiera que eche un Vistazo a la Cita del Autor que debiera haber allí, como mínimo, una Stanza más que no nos ha sido trasmitida.
La segunda Traducción del Fragmento, que aquí citaré, es la de Monsieur Boileau.

Heureux! qui prés de toi, pour toi seule soûpire:
Qui jouït du plasir de t´entendre parler:
Qui te voit quelquefois doucement lui soûrire.
Les Diuex, dans son bonheur, peuvent-ils l´égaler?

Je sens de veine en veine une subtile flamme
Courir par tout mon corps, si-tost que je te vois:
Et dans le doux transports, où s´egare mo name,
Je ne sçaurois trouver de langue, ni de voix.

Un nuage confusse répand sùr ma vuë,
Je n´entens plus, je tombe en de douces langueurs;
Et pâle, sans haleine, interdite, esperduë,
Un frisson me saisit, je tremble, je me meurs.


El Lector verá que se trata de una Imitación más que de una Traducción. Las Circunstancias no están tan espesamente tramadas y no se siguen una a la otra con la Vehemencia y la Emoción del Original. En suma, Monsieur Boileau nos ha entregado toda la Poesía, pero no toda la Pasión de este famoso Fragmento. En último Término, presento a mi Lector la Traducción Inglesa.

I

Blest as th´ inmortal God is he,
The Youth who fondly sits by thee,
And hears and sees thee all the while
Softly speak and sweetly smile.

II

´Twas this depriv´d my Soul of Rest,
And rais´d such Tumultus In my Breast;
For while I gaz´d, in the Trabnsport tost,
My Breath was gone, myVoice was lost:

III

My Bosom glow´d; the subtle Flame
Ran quick through all my vital Frame;
O´er my dim Eyes a Darkness hung;
My Ears with hollow Murmurs rang.

IV

In dewy Damps my Limbs were chill´d;
My Blood wIth gentle Horrors thrill´d;
My feeble Pulse forgot to play;
I fainted, sunk, and dy´d away.



En Lugar de evaluar esta última Traducción, deseo que mi diestro Lector se remita a las Críticas que Longino ha hecho sobre el Original. De ese modo sabrá a qué Traducción será más justo preferir. Solamente añadiré que esta Traducción está escrita en el mismo Espíritu Sáfico y tan próxima a la Versión Griega como el Genio de nuestro Idioma es capaz de permitir.
Longino ha obervado que la presente Descrpción del Amor en Safo es una copia exacta de la Naturaleza y que todas las Circunstancias que se suceden una tras otra, apuradas y emotivas, a pesar que se repelen entre sí, son realmente las que ocurren en el Trance del Amor.
Me pregunto por qué ninguno de los Críticos o Editores, por cuyas Manos esta Oda ha transitado, no ha aprovechado la Ocasión para mencionar una Circunstancia relatada por Plutarco. Este Autor en la famosa Hisotria de Antioco, que se enamoró de Stratonice, su Madrastra y (sin importarle descubrir esta Pasión) simuló una Enfermedad que lo confinara a su Cama, nos cuenta que Erasístrato, el Médico, develó la Naturaleza de su Afección a través de los Síntomas del Amor que había aprendido de los Escritos de Safo. Stratonice se hallaba en su Habitación cuando estos Síntomas se pusieron de Manifiesto ante su Médico; y es probable que no fueran muy distintos a los que ha registrado Safo en un Amante frente a su Dama. La Hisotria de Antioco es tan bien conocida que no es necesario añadir su Desenlace, el cual no guarda Relación alguna con el Tema de este Ensayo.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------