N° 262


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 31 de diciembre de 1711


Nulla venenato Littera mista Joco est.- Ovid., Trist. ii., 566.
My paper flows from no satiric vein,
Contains no poison, and conveys no pain.


-----Me siento abrumado por la Deuda para con el Público en virtud de su amable Aceptación del Ensayo que los visita cada Mañana, y que no tiene ninguno de los Condimentos que recomiendan en tantos Escritos que están de Moda entre nosotros.
-----Dado que, por un lado, mi Ensayo no contiene ni una Palabra acerca de las Noticias, ni Reflexiones sobre Política, ni una Pizca de Partidismo; por otro lado, tampoco tiene el Toque Infiel de Moda, o Ideas obscenas, Sátiras sobre el Sacerdocio, el Matrimonio u otros Tópicos populares de Ridículo; ni Escándalos privados, ni cualquier otra Cosa que pudiera tender a la Difamación de Personas, Familias o Sociedades particulares.
-----Cualquiera de los Temas mencionados podría vender hasta un Ensayo mediocre, si pensara yo en gratificar al Público con Métodos tan mezquinos y vulgares. No obstante, aun cuando he rechazado todo lo que tuviera sabor Partisano, inexacto o inmoral, y todo lo que podría crear Malestar en las Mentes de Personas particulares, descubro que la Demanda de mis Ensayos se ha incrementado Mes a Mes, desde su primer Aparición en el Mundo. Ello quizá no refleja tanto mi Honor como el de mis Lectores, quienes le conceden a mis Discursos sobre la Virtud y la Moralidad una Atención tanto mayor que la que yo habría esperado, o mejor dicho ansiado.
-----Cuando me alejé de ese gran Cuerpo de Escritores que emplean su Ingenio y sus Medios en propagar el Vicio y la falta de Religión, no tuve dudas de que me tratarían como a un amable pero extraño Muchacho que se figura capaz de parecer singular en su Modo de Escritura: Pero la Recepción general que he encontrado me convence de que el Mundo no está tan corrompido como solemos imaginar; y si aquellos Hombres de Medios que han sido empleados en viciar nuestra Época se propusieran rectificarse y enmendarlo, no habría hecho falta que sacrificaran su Sensatez ni su Virtud a la Fama y la Reputación. Ningún Hombre está tan sumido en el Vicio y la Ignorancia como para que no quede en él una Semilla de Bondad y Conocimiento; la cual le provocará Deleite ante las Reflexiones y Especulaciones que tienen la Capacidad de mejorar la Mente y reformar al Corazón.
-----Ya he mostrado en un Ensayo anterior con cuánto Cuidado he evitado todo Pensamiento inexacto, obsceno o inmoral; y creo que mi Lector me apreciaría más si supiera que escribo de tal manera que nada se pueda interpretar como un Ataque a Personas particulares. Por esta Razón, cuando delineo un Personaje con alguna Falla, considero a todas las Personas que las Malas Intenciones de este Mundo podrían llegar a sobreentender a partir de mi Descripción, y tomo recaudos para añadir una Pizca de alguna Circunstancia particular que prevenga tales excesos maliciosos de Interpretación. Si escribo algo sobre un Negro, repaso en mi Mente a todas las Personas eminentes en esta Nación que tengan esa Tez: Cuando ubico un Nombre imaginario en la Cabeza de un Personaje, examino cada Sílaba y Letra, para que no tenga ningún Parecido con alguno real. Bien sé cuál es la Estima que cada Hombre tiene de su propia Reputación, y cuán doloroso es verla expuesta a la Burla y el Jolgorio del Público, y por lo tanto me precio de no distraer a mi Lector a Expensas de un Hombre particular.
-----Así como me he mostrado sensible a la Reputación de toda Persona, también he sido más escrupuloso que de ordinario en cuanto a evitar las Ofensas hacia aquellos que aparecen en las Esferas más altas de la Vida. A mí no me divierte un pedazo de Cartón al que le pintan el Semblante de un Personaje Público; por tal Razón nunca he siquiera visto de reojo la recientemente preparada Procesión de Su Santidad y su Séquito, a pesar de que me habría provisto de Tema para muchas risueñas Especulaciones. Entre las Ventajas que el Público puede obtener de este Ensayo, no es la menor de ellas que aparta las Mentes de los Hombres de las Amarguras Partisanas, y les brinda Temas de Conversación sobre los que pueden discurrir sin Favores ni Pasiones. Tal dicen que fue el primer Propósito de aquellos Caballeros que pusieron Pie en la Sociedad Real; y tuvo en aquel entonces un muy buen Efecto, pues condujo hacia las Disquisiciones sobre el Conocimiento natural a muchos de los más grandes Genios de la Época, quienes, si se hubieran dedicado a la Política con los mismos Medios y la misma Aplicación, podrían haber dejado en Llamas a la Nación. La Bomba Hidráulica, el Barómetro, el Cuadrante y otras Invenciones por el estilo les fueron encomendados a aquellos Espíritus alborotados, como las Tinas y los Barriles se le arrojan a una Ballena, para que deje a la Nave navegar en Paz, mientras ellas se divierte con esos inocentes Juguetes.
-----He sido tan meticuloso en este Particular de no herir la Reputación de ningún Hombre, que incluso he evitado mencionar a aquellos Autores cuyo Nombre no se puede separar del Honor. Confieso que ello ha sido una gran Muestra de Abnegación: Pues como al Público nada le deleita más que ver ridiculizado a algún Escritor Eminente, no hay nada de más fácil Ejecución para un Hombre cuyo Talento ordinario se reduce a poner a otros en Ridículo. Uno puede despertar la Risa durante todo un Cuatrimestre burlándose de una Persona que ha publicado apenas unos cuantos Volúmenes; Razón por la cual me asombra que quienes tanto se han opuesto a este Diario se hayan aprovechado tan poco de él. Las Críticas que hasta ahora hemos publicado fueron compuestas con la Intención de descubrir la Belleza y la Excelencia en los Escritores de nuestro Tiempo, más que para publicar sus Faltas e Imperfecciones. Entretanto, me harían un gran Favor mis Detractores solapados si lanzaran todos sus Golpes Bajos, como para darme el Pretexto de examinar sus Ejecuciones con un Ojo imparcial: Tampoco consideraré como una Falta de Caridad la Crítica hacia el Autor, en tanto no afecte a la Persona.
-----Mientras tanto, hasta que me provoquen para que cometa tales Hostilidades, me propongo hacer Justicia, de tanto en tanto, a aquellos que se han distinguido en Áreas más corteses del Aprendizaje, y señalaré aquellas Bellezas en sus Trabajos que hayan escapado a la Observación de los demás.
-----Ya que el primer Lugar entre los Poetas Ingleses le corresponde a Milton, y que he sacado más Citas de él que de ningún otro, me dispongo a comenzar una Crítica regular de su Paraíso Perdido, que publicaré todos los Sábados, hasta que haya expuesto todos mis Pensamientos acerca del Poema. No pretendo, sin embargo, imponer a los demás mis Juicios particulares sobre el Autor, sino meramente presentar mis Opiniones privadas. La Crítica abarca grandes Áreas, y cada Maestro de un Arte tiene sus Pasajes favoritos de un Autor, que no impresionan por igual a los mejores Jueces. Será suficiente para mí si descubro muchas Bellezas o Imperfecciones que otros han pasado por alto, y me daré por satisfecho si alguno de nuestros eminentes Escritores publica sus Descubrimientos sobre el mismo Tema. En suma, quisiera que se comprenda que siempre escribiré mis Ensayos Críticos siguiendo el Espíritu que Horacio ha expresado en sus famosos Líneas:

Si quid novisti rectius istis,
Candidus imperti; si non, his utere mecum.

'If you have made any better Remarks of your own, communicate them with Candour; if not, make use of these present you with.'


C.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------