Al justo y honorable
JOHN LORD SOMMERS,
Barón de Evesham.


Señor mío,

No cumpliría con el Papel de Espectador imparcial si no Dedicara los siguientes Escritos a quien poseyera el más consumado y reconocido de los Méritos.
-----Sólo una persona con un Carácter acabado puede Patrocinar adecuadamente una Obra que puja por Cultivar y Pulir la Vida Humana, promoviendo la Virtud y el Saber y recomendando todo lo que pueda ser de Utilidad o Adorno para la Sociedad.
-----Sé que el Homenaje que le rindo ofrece una suerte de Violencia a quien desea eludir el Aplauso tanto como merece recibirlo. Pero, señor mío, quizá sea éste el único Punto en que su Prudencia se verá siempre defraudada.
-----Mientras la Justicia, el Candor, la Ecuanimidad, el Celo por el Bien del País y la más persuasiva Elocuencia para convencer de estas cosas a los otros, sean Distinciones valiosas, no esperará Usted que el Público halague sus Inclinaciones hasta el punto de resistirse a celebrar tan extraordinarias Cualidades. En vano trató Usted de ocultar su Parte de Mérito en los muchos Servicios Nacionales que brindó. Haga lo que haga, la Época actual hablará de sus Virtudes, aunque sólo la Posteridad les haga Justicia.
-----Otros hombres atraviesan Enfrentamientos y luchas de Intereses en los caminos de la Ambición, pero Sus Grandiosas Habilidades han sido invitadas al Poder e importunadas para fomentar el Progreso. No es extraño que esto le pase a su Excelencia, que puede poner al Servicio de Su Soberano las Artes y Refinamientos de las antiguas Grecia y Roma; como también el conocimiento más exacto de nuestra Constitución en particular y de los intereses de Europa en general; a lo que debo agregar una cierta Dignidad Suya que (esto es lo menos que puede decirse) ha estado siempre a la altura de los grandes Honores que le han sido conferidos.
-----Es sabido cuánto le debió la Iglesia en el Día más peligroso que viera jamás, ése del Proceso de sus Prelados; y en qué medida su Poder Civil, en este Reinado y el anterior, ha quedado en deuda con sus Consejos y Sabiduría.
-----Pero enumerar las grandes Ventajas que el público ha recibido de su Gestión, es trabajo más propio de una Historia que de un Discurso de esta Naturaleza.
-----Su Excelencia se presenta tan grande en la Vida Privada como en las Importantes Funciones que le ha tocado desempeñar. Quisiera hablar pues del Placer que procura a todos los que participan de Su Conversación, de la Elegancia de su Gusto en todas las Áreas Civilizadas del Saber, de Su gran Humanidad y de Su Amabilidad en los Modales y de esa Influencia asombrosa, que es peculiar suya, por la cual todo el que Conversa con su Excelencia lo prefiere a Usted antes que a sí mismo, sin por eso sentir que los propios Talentos se degradan. Pero si tuviera que dar cuenta de todo lo que puede observarse sobre su Excelencia, no me quedaría nada para decir de otras Personalidades Distinguidas.

Soy,
---Señor Mío,
------de su Excelencia,
---------el siervo más humilde,
------------más devoto y obediente,
---------------EL ESPECTADOR.



Lector o lectora, encontrarás aquí, diariamente, traducciones de una publicación inglesa del siglo dieciocho llamada The Spectator. La editaron día a día, entre el 1º de marzo de 1711 y el 6 de diciembre de 1712, Joseph Addison y Richard Steele, dos ingleses elegantes. Era una hoja tamaño oficio, impresa de ambos lados, con un texto a dos columnas. Para describir su contenido es preciso emplear el vocablo “miscelánea”. En la hoja cabía prácticamente de todo, desde un análisis de las brujas de Shakespeare hasta una alegoría sobre el crédito público, pasando por, según recuerda Bioy Casares, “la locura de las mujeres que se casan por dinero o que prefieren los placeres sociales a los deberes hogareños, la decadencia de la oratoria sagrada, la estupidez de los maridos que tiranizan a sus mujeres y de los padres que tiranizan a sus hijos, los deleites de la vida del campo, los peligros que acechan a las niñas que usan prendas vistosas o en la lectura de novelas, la tontería de los duelos, el abuso del título esquire, las molestias ocasionadas por los estafadores, la incertidumbre de los juegos de azar, etcétera.” (Prólogo a Ensayistas ingleses.)
-----De todo, pues, cabía allí, pero siempre que estuviera expresado con la sobria fluidez de los caballeros cultos y el tono de la sátira latina. El encargado de entretejer esta diversidad, con ese tono elevado pero informal, serio pero ridente, era “El Espectador” que da título a la revista, portavoz ficticio de un club social de amigos pintorescos. El Espectador, como se ve en el Nº1, es un sujeto parado al borde de toda escena, que desde allí observa y saca conclusiones, más y mejor, aparentemente, por estar al borde, que los acalorados protagonistas de la escena misma. Es un conocedor de las costumbres, un hombre versado en todos los saberes, en literatura, política, ciencia e historia, que se detiene a conversar con placidez sobre lo que más cautiva su atención en un momento dado. Pero como un rasgo de su personalidad es la timidez y la economía de palabras, conversa por escrito (véase el Nº 4).
-----The Spectator fue una publicación característica del siglo dieciocho inglés y encarnó plenamente el ideal de consenso racional y civilizado que alentaba la ideología del Enlightenment (palabra inglesa que corresponde a Ilustración o Iluminismo). Las publicaciones periódicas, que habían nacido en el siglo anterior, proliferaron luego de que se flexibilizaran las rigurosas normas que pesaban sobre la edición e impresión de textos. Acompañaron, después, con todos sus movimientos, triunfos y colapsos, el desarrollo de la sociedad capitalista, marcando el ritmo, especialmente, de su actor principal, la clase media. Los periódicos, en todas sus variantes, como la novela, cuyo auge depende de los mismos factores, venían a satisfacer las demandas de un público nuevo formado por mercaderes, comerciantes minoristas, tenderos y empleados administrativo-burocráticos. Fueron sus contemporáneos los cafés de Londres, cuyos rituales de sociabilidad los periódicos remedaban. Como en los cafés, en las páginas de los periódicos se reunían personas de “rangos” sociales diferentes. Esta “sociedad del texto”, como la llama un crítico, a diferencia de la que se daba cita en la calle, con sus diferencias irreductibles, montaba un mundo reconciliado, en el cual los sujetos eran como accidentes de una entidad superior, llámese a ésta razón, virtud o sensatez.
-----No avanzaremos más con estas reflexiones. Mucho se ha escrito sobre The Spectator, la opinión pública, la ideología burguesa, los periódicos, etc., y no es momento éste para salpicar aquí con semejante chorro. Lo dicho, por ahora, basta como principio. Demos paso, entonces, a El Espectador.



Presentación

Ilustraciones

1. Addison y Steele escriben The Espectator
2. Bienvenidos al club
3. El mejor amigo del hombre
4. ¿Quién se lleva la mejor parte?
5. Pobre Yorick
6. Efectos especiales
7. Nocturno
8. Los descansados
9. Emancipatio
10. Hombre licencioso con su querida
11. Hasta que las velas no ardan
12. Bosque de brezos y zarzas
13. Out of Fashion
14. El mirón impertinente
15. Domingo
16. Skiomaxía
17. Mens sana
18. Los honestos servicios
19. Las manos tendidas
20. Murmuradores
21. Breves y pasajeros
22. Beatus Ille
23. Variedades de genio
24. Pesadilla
25. Soliloquio
26. Sueñe más alto, Mr. Hart
27. What's so funny?
28. Vástagos
29. Nihil humanum a me alienum puto
30. Mujeres infames
31. Poeta ex machina
32. Autoridades
33. El indagador

El Espectador o The Spectator Traducido

VOLUMEN I


Dedicatoria

N° 1 Autorretrato del Espectador.
N° 2 Miembros del Club: Sir Roger de Coverly (El Baronet), El Abogado, Sir Andrew Freeport (El Mercader), Capitán Sentry, Will Honeycomb (El Mujeriego), El Clérigo.
N° 3 Alegoría del Crédito Público.
N° 4 Segundo Autorretrato del Espectador. Ventajas del Mutismo para la Observación de las Costumbres.
N° 5 De los Efectos Escénicos.
N°6 Sir Roger sobre el Abuso de la Inteligencia.
N° 7 De las Supersticiones.
N° 8 Cartas de Lectores. Informe higiénico sobre la Mascarada de Medianoche.
N° 9 Los Clubes de Inglaterra. Reglas de El Club de Dos Peniques.
N° 10 Función de El Espectador. Sus Lectores ideales.
N° 11 De la Representación masculina de las Mujeres. Por Arietta. Fábula del Hombre y el León. Historia de Inkle y Yariko.
N° 12 Diversos Alojamientos del Espectador. De las Supersticiones.
N° 13 Combate entre Niccolini y el León.
N° 14 De la elegancia de los Espectáculos públicos. Carta del León y otras.
N° 15 De las Mujeres y la Frivolidad.
N° 16 De la Atención de El Espectador a los Asuntos Públicos. Evasión del Alboroto.
N° 17 Descripción del Club de los Feos. Condiciones y Reglas.
N° 18 Existencia de la Ópera Italiana en la Escena Británica. Razones históricas.
N° 19 De la Envidia.
N° 20 De la Impudicia. Abánico de Mirones.
N° 21 Exceso de Teólogos, Abogados y Médicos.
N° 22 Acerca del Teatro. Una Serie de Cartas.
N° 23
Acerca de la Sátira y sus Límites. Ejemplos históricos.
N° 24 De la Impertinencia.
N° 25 Carta de un Valetudinario. Del Exceso en el Cuidado de la Salud. Consejos prácticos.
N° 26 Acerca de la Muerte. Abadía de Westminster.
N° 27 De las Ansiedades de este Mundo. Beneficios del Retiro apacible.
N° 28 Crítica urbanística. Reglamentación de Signos edilicios. Elucidación de la Campana.
N° 29 Crítica del Recitativo y la Música en la Ópera de Italia e Inglaterra.
N° 30 Descripción del Club Amoroso en Oxford. Carta de un Miembro.
N° 31 Proyecto del Drama Expedición de Alejandro, destinado a Unificar todos los Espectáculos Monstruosos de Londres y Westminster.
N° 32 Discurso del Presidente del Club de los Feos.
N° 33 Anécdota de Laetitia y Dafne, como Ilustración del diferente Valor de la Mujer bella pero frívola y la Mujer fea pero profunda y humana.
N° 34 Sobre algunas Libertades que se reserva El Espectador. Defensa ante los Sectores afectados.
Nº 35 Principios del Humor y Consignación de sus Desviaciones. Esquema Alegórico de los Vínculos entre el Humor y la Verdad.
Nº 36 Cartas en Respuesta a las Críticas del Teatro en 22 y 31. Reglamento para el uso de lo Sobrenatural. Ofrecimiento del Tronador desempleado. Diversos Petitorios. Anuncio de una Instructora de Aves Parlanchinas.
N° 37 Catálogo de la Biblioteca de una Dama.
N° 38 De la Afectación.
N° 39 De la Tragedia Inglesa. Panorama general. Continúa en 40, 42 y 44.
N° 40 De la Tragedia Inglesa. Sobre la Justicia Poética.
N° 41 Mujeres que usan sus propias Figuras, llamadas Inglesas, y Mujeres que usan Figuras prestadas, llamadas Pintas.
N° 42 De la Indignidad de los Efectos especiales en la Tragedia. Crítica de los Efectos para generar Admiración.
N° 43 Crítica de los Hombres Estúpidos.
N° 44 De la Indignidad de los Efectos especiales en la Tragedia. Crítica de los Efectos para generar Terror y Compasión.
N° 45 La Corrupción de las Costumbres femeninas por obra de Influencias Francesas.
N° 46 Colección de Temas tratados y proyectados. Minuta de Materiales olvidada en un Bar.
N° 47 La Risa como Sentimiento de Superioridad.
N° 48 Recomendaciones y Cartas de Admisión al Club de los Feos.
N° 49 Los Salones de Café
N° 50 Observaciones del Rey Indio Sa Ga Yean Qua Rash Tow sobre las Costumbres Británicas: Religión, Política, Industria, Teatro, Vestimenta.
N° 51 Obscenidades y Nobles Virtudes en el Teatro.
N° 52 Respuesta del Club de los Feos. Carta de un Lector acerca de la Risa.
N° 53 Cartas de lectores. Dafne y Leticia reconsideradas, la Influencia de Francia en los Modales, la Afección del Spleen como Pose, un Mirón reformado denuncia a las Mujeres, Agradecimiento del Rey Latino.
N° 54 La Secta Filosófica de los Descansados en Cambridge. Carta de un Historiador. Comentario del Espectador.
N° 55 De la Lujuria y la Avaricia como Excesos Antinómicos.
N° 56 Distintas Tradiciones (Americana, Griega, India) sobre la Vida después de la Muerte.
N° 57 De las Actividades propias de cada Sexo.
N° 58 Muestras de Falso Ingenio. Arte Menor de la Poesía Decorativa.
N° 59 Muestras de Falso Ingenio. Lipogramas, Rebus y Ecos.
N° 60 Muestras de Falso Ingenio. Anagramas, Acrósticos, Cronogramas y Bouts Rimez.
N° 61 Muestras de Falso Ingenio. Punning o Juego de Palabras.
N° 62 Muestras de Falso Ingenio. (pendiente)
N° 63 Visión Alegórica sobre el Falso Ingenio.
N° 64 Crítica del Luto excesivo. La Moda como Afectación en ciertas clases.
N° 65 Del uso del Ingenio en el Teatro.
N° 66 Cartas y Comentario sobre la Correcta Educación de los Niños.
N° 67 De la Danza. Propiedades y Limitaciones.
N° 68 De la Amistad. Ilustrado con el Eclesiástico.
N° 69 Visita a la Bolsa Real de Comercio. Alabanza de la Actividad Comercial como Concierto de las Naciones.
N° 70 Virtudes de la Poesía heroica. Artificialidad del Estilo Gótico.
N° 71 Las Pasiones. Una Carta de Amor.
N° 72 El Club Imperecedero.
N° 73 De la Fama.
N° 74 Poesía heroica. La Balada de Chevy Chase.
N° 75 (pendiente)
N° 76 De la Constancia en el Temperamento. Faramond pone a prueba el Carácter de sus súbditos.
N° 77 WILL HONEYCOMB tira su Reloj al Río, confundiéndolo con una Piedra. Sobre la Distracción.
N° 78 Carta que fija el Nacimiento del Club de las Caras Feas en Cambridge. Carta de Protesta de las Partículas WHICH y WHO contra el Comodín THAT.
N° 79 Cartas de Mujeres. Defensa y Crítica de la Frivolidad.
N° 80 Historia de las Amigas Phillis y Brunetta, que ilustra la Corrupción del Caracter Femenino a causa de la Rivalidad por la Belleza.

FIN DEL VOLUMEN I

VOLUMEN II

Dedicatoria

N° 81 Moda y Política. Lunares Tory y Lunares Whig.
N° 82 Acerca de las Deudas.
N° 83 Visión Alegórica de una Galería de Pinturas. Contraposición entre Antiguos y Modernos.
N° 84 Faramond y Eucrate. Argumento contra los Duelos.
N° 85 De la Literatura Popular. Comentario de Two Children in the Wood.
N° 86 Crítica de los Fisionomistas.
N° 87 Acerca de los Ídolos y sus Adoradores.
N° 88 Carta que deplora la Insolencia de la Servidumbre.
N° 89 Cuestiones de Amor. Sobre las Postergadoras.
N° 90 Contra las Pasiones. La Perspectiva Platónica. La Historia de Monsieur Pontignac.
N° 91 Historia sobre la Competencia entre Madres e Hijas.
N° 92 De la Lectura conveniente para la Población Femenina.
N° 93 Sobre el Empleo del Tiempo libre.
N° 94 Sobre el Empleo del Tiempo libre. Continuación.
N° 95 Cartas sobre el Luto general y la Lectura femenina.
N° 96 Carta de un Sirviente bien educado pero de Vida desafortunada.
N° 97 Faramond y Eucrate. Sobre los Duelos.
N° 98 Del Peinado femenino.
N° 99 Acerca del Motivo principal de Honor. Discusión del Club.
N° 100 De la Conducta en Público. Importancia de mantener el Buen Humor en Sociedad.
N° 101 De la Censura.
N° 102 Sátira sobre las Coquetas o Representación de sus diversos Logros fantasiosos.
N° 103 (pendiente)
N° 104 pendiente)
N° 105 El Conocimiento de un Caballero vs. la Erudición libresca.
N° 106 Sir Roger de Coverley y el Trato adecuado hacia la Servidumbre. Cualidades de un buen Párroco
N° 107 La Servidumbre, reflejo de los Amos. Las Excelencias de Sir Roger como Patrón.
N° 108 (pendiente)
N° 109 Galería de Retratos de Familia de Sir ROGER.
N° 110 (pendiente)
N° 111 De la Inmortalidad del Alma y su perpetuo Progreso.
N° 112 Un Domingo ejemplar en la Parroquia de Sir ROGER.
N° 113 (pendiente)
N° 114 pendiente)
N° 115 La Salud y los dos Tipos de Trabajo: el Trabajo propiamente dicho y el Ejercicio.
N° 116 (pendiente)
N° 117 Supersticiones del Campo. Sir ROGER y el Capellán protegen a una "Bruja".
N° 118 Sir ROGER y la Viuda.
N° 119 (pendiente)
N° 120 (pendiente)
N° 121 El Instinto Animal.
N° 122 (pendiente)
N° 123 Un Patrimonio heredado no reemplaza a la Educación ni al Esfuerzo.
N° 124 Ascenso de las Publicaciones breves.
N° 125 (pendiente)
N° 126 Una Sociedad para la Defensa de las Verdades evidentes y compartidas. Defectos del Espíritu partisano.
N° 127 Popularidad del Miriñaque. Peligros y Sorpresas al circunvalar una Falda ancha.
N° 128 (pendiente)
N° 129 Las Modas atrasadas de Provincia.
N° 130 A Sir ROGER le leen las Líneas de la Palma de su Mano. Anécdota del Niño robado por los Gitanos.
N° 131 pendiente)
N° 132 Viaje en Coche en Compañía de Extraños.
N° 133 Contemplación de la Muerte. Endecha por un Amigo.
N° 134 (pendiente)
N° 135 (pendiente)
N° 136 La Mentira como Vicio y como Recreación. La Sociedad de los Historiadores.
N° 137 .(pendiente)
N° 138 .(pendiente)
N° 139 Vanagloria y Vera Gloria. Luis, Emperador de Francia, y Pedro, Emperador de Rusia.
N° 140 (pendiente)
N° 141 El Teatro, sus Actores y su Audiencia.
N° 142 Cartas de Amor de un Caballero constante.
N° 145 .(pendiente)
N° 147 .(pendiente)
N° 148 .(pendiente)
N° 151 .(pendiente)
N° 154 . (pendiente)
N° 159 .(pendiente)
N° 160 .(pendiente)
N° 162 .(pendiente)
N° 165 .(pendiente)
N° 166 .(pendiente)
N° 168 .(pendiente)
N° 169 .(pendiente)

FIN DEL VOLUMEN II

VOLUMEN III

Dedicatoria
N° 171 De los Celos
N° 172 Del Recto Uso de los Talentos.
N° 173 (pendiente)
N° 174 (pendiente)
N° 175 Cartas de Lectores.
N° 176 (pendiente)
N° 177 De la Caridad.
N° 178 (pendiente)
N° 179 (pendiente)
N° 180 Carta de un Lector sobre el deplorable reinado de Luix XIV.
N° 181 De la Misericordia y el Perdón.
N° 182 (pendiente)
N° 183 (pendiente)
N° 184 El Dormilón


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

DÍAS PASADOS
EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------