Lunes, 30 de Julio de 1711


-- Semperque recentes
Convectare juvat praedas, et vivere rapto
.- Virg.

Ayer, mientras cabalgaba a través de los Campos junto a mi Amigo Sir ROGER, vimos a un Grupo de Gitanos a corta Distancia. Apenas los divisamos, a mi Amigo lo asaltó la intensa Duda de si debía alertar al Juez de Paz local acerca de esta Banda de Vagos sin Ley; mas como no tenía consigo a su Empleado, el cual se desempeña como necesario Consejero en estas Ocasiones, y temiendo que a sus Aves de Corral les iría peor, abandonó la Idea: Pero al mismo tiempo me ofreció un Relato pormenorizado de la Malicia de esta Gente en los Campos, pues roban los Bienes de otras Personas y arruinan a sus Sirvientes. Si una Prenda de Lino cuelga aislada, sobre un Seto, dice Sir ROGER, seguro que la toman; si el Cerdo se pierde en los Campos, voy diez a uno a que se ha convertido en su Presa; nuestros Gansos no pueden vivir en Paz gracias a ellos; si un Hombre los enjuicia con Severidad, su Gallo lo paga, con seguridad: Generalmente llegan poco a poco a estas Partes durante esta Época del Año; y excitan tanto las Cabezas de nuestras Criadas con Ideas de Casamiento, que no esperamos ya que algo se lleve a término mientras ellos estén en la Región. Tengo una honesta Nodriza que les entrega un Utensilio de Plata cada Verano, y ellos a cambio nunca dejan de prometerle el más apuesto Joven de la Parroquia. Su Amigo el Mayordomo ha sido lo suficientemente Tonto como para dejarse seducir por ellos; y, aunque de seguro perderá un Cuchillo, un Tenedor o una Cuchara cada vez que le tiren las Cartas, por lo general se encierra en la Despensa con una Vieja Gitana durante más de media Hora, una vez por Año. Los Tortolitos constituyen su mayor Ingreso, el cual entregan muy gustosamente a aquellos que les prestan Atención. Se ven, de vez en cuando, bonitas Muchachas entre ellos: Las Mujerzuelas suelen tener blancos Dientes y Ojos negros.
-----Al ver que yo escuchaba con gran Atención el Relato de estas Gentes totalmente nuevas para mí, Sir ROGER me dijo: Que si yo quería, podíamos pedirles que nos adivinaran la Suerte. Dado que siempre me complacen las Propuestas del Caballero, nos acercamos al trote y les encomendamos nuestras Manos. Una de las Cassandras del Grupo, luego de haber examinado mis Líneas muy diligentemente, me dijo: Que yo amaba a una bonita Doncella en un Rincón, y que era un buen Hombre para las Mujeres, además de otros particulares que no considero apropiados para relatar aquí. Mi Amigo Sir ROGER descendió de su Caballo, y cuando expuso su Palma a dos o tres que estaban junto a él, la retorcieron de varias Maneras, y diligentemente escudriñaron cada Arruga que pudiera haber en ellas; entonces, cuando una de ellos, más vieja y más bronceada por el Sol que el resto, le dijo: Que había una Viuda en su Línea de la Vida; ante lo cual el Caballero replicó: Vete, vete, eres un haragana buena para nada; y al mismo tiempo me sonrió. La Gitana, al descubrir que no estaba verdaderamente enfadado en su Corazón, le dijo, luego de proseguir la Investigación sobre su Mano, que su Verdadero Amor era constante, y que ella soñaría con él esa noche: Mi viejo Amigo exclamó ¡Pff! y le pidió que continuara. La Gitana le dijo que era Soltero, pero no por mucho tiempo; y que Alguien lo quería más de lo que él pensaba: El Caballero aun repetía que ella era un haragana buena para nada. "Eh, Amo", dice la Gitana, "esa pícara Mirada socarrona suya rompe el Corazón de una Mujer; no tiene esa Mueca en la Boca por nada"... Las incomprensibles Boberías que farfullaba al decir todo esto sonaban como las oscuras Profundidades de un Oráculo, y nos hicieron prestar más Atención. En suma, el Caballero dejó su Dinero a la que le había leído las Palmas, y montó nuevamente su Caballo.
-----A medida que nos alejábamos, Sir ROGER me dijo que conocía a varias Personas sensatas que creían que estos Gitanos de vez en cuando predecían cosas muy extrañas; y durante la siguiente media Hora que pasamos juntos me pareció verlo más jocundo que de ordinario. En la Cima de su Buen Humor, nos topamos con un Mendigo en el Camino, y cuando el Caballero se dispuso a ayudarlo con una Limosna, descubrió que le habían robado la Billetera: Tal era el tipo de Habilidad con las Manos en que aquella Raza de Gusanos realmente se mostraba diestra.
-----Podría entretener aquí a mi Lector con algunos Comentarios históricos acerca de este Pueblo disoluto, que infesta todos los Países de Europa, y conviven en medio de los Gobiernos, pero en una suerte de República propia. En lugar de acometer Observaciones de esta Naturaleza, completaré el resto de este Ensayo con una Historia que todavía se oye en Holanda, y salió impresa en uno de nuestros Relatos Mensuales, hace unos veinte Años. "Cuando el Trekschuyt, o Barca de Alquiler, que transporta Pasajeros desde Leiden hasta Amstermdam, estaba por partir, un Niño que corría a lo largo de la Orilla del Canal pidió que lo dejaran subir; a lo cual el Capitán de la Barca se rehusó, porque el Muchacho no tenía suficiente Dinero para pagar la Tarifa usual. Un eminente Mercader al que le había agradado el Aspecto del Muchacho, y que estaba secretamente conmovido por la Compasión, pagó ese Dinero por él y ordenó que lo dejaran subir a bordo. Al término de unas Palabras con el joven, descubrió que sabía hablar con fluidez tres o cuatro Lenguas, y al cabo de una Examinación un poco más exhaustiva, se enteró de que un Gitano lo había robado cuando Niño, y que desde entonces había deambulado junto a una Banda de estos Vagos recorriendo varias Partes de Europa. Sucedió que el Mercader, cuyo Corazón parecía inclinado hacia el Muchacho por una secreta Especie de Instinto, había perdido un Hijo unos Años antes. Los Padres, al cabo de una larga Búsqueda, lo habían dado por muerto en alguno de los Canales en los cuales abunda este País; y la Madre, tan afligida por la Pérdida de un Niño tan bueno, que era su único Hijo, murió de Pena. Al cabo de recopilar todos los Particulares, y después de examinar los diversos Lunares y Marcas mediante las cuales la Madre solía describir al Niño luego de haberlo perdido, este Muchacho resultó ser el Hijo del Mercader cuyo Corazón se había derretido ante él, a Primera Vista y sin Explicación. El Joven estaba tan complacido de que su Padre fuera tan rico, y de que probablemente fuera a dejarle una jugosa Herencia; el Padre, por otra parte, estaba muy contento de ver que el Hijo que daba por perdido había retornado con una Contextura tan fuerte, un Entendimiento tan afilado, y tal Destreza de Lenguas". Aquí acaba el Relato; pero si puedo dar crédito a los Reportes, nuestro Lingüista recibió tan extraordinarios unos Rudimentos de Educación tan extraordinarios, que a continuación se lo entrenó en todas las Habilidades que hacen a un Caballero; poco a poco se le fueron quitando los atroces Hábitos y Modales a los que se había acostumbrado durante sus Peregrinaciones: Es más, dicen que finalmente lo emplearon en Cortes extranjeras para tratar Cuestiones Nacionales, por lo cual estableció una gran Reputación y confirió gran Honor a quienes lo había contratado; y que desde entonces ha visitado, en calidad de Ministro público, varios Países por los cuales había errado como Gitano.

C.



Sábado, 28 de Julio de 1711.
Vertentem sese frustra sectabere canthum,
Cum rota posterior curras et in axe secundo.-
Pers.
-----Los grandes Maestros de la Pintura nunca se preocupan por retratar a las Personas vestidas a la Moda; como si supieran muy bien que la prenda para la Cabeza, o Peluquín, que ahora se usa, y da Donaire a sus Retratos en el presente, les dará un Aspecto extraño y acaso los hará lucir monstruosos ante la Posteridad. Por esta Razón a menudo representan a una Persona ilustre con un Hábito Romano o con alguna otra Vestimenta que nunca varía. Desearía, por el bien de mis Amigos del Campo, que hubiera un tipo de Ropaje imperecedero del que pudieran hacer Uso todos los que viven a cierta distancia de la Ciudad, y que se pongan de acuerdo con respecto a esa Moda para que no se produzcan nuevos Cambios e Innovaciones. Por la falta de esta Vestimenta estable, un Hombre que realiza un viaje al Campo se encuentra tan sorprendido como uno que camina por una Galería viendo antiguos Retratos de Familia; y se encuentra con una gran Variedad de Trajes y Hábitos usados por las Personas con las cuales conversa. Si ellos hubieran conservado un Vestido constante, habrían estado a a veces a la Moda, cosa que nunca pueden lograr como están las Cosas en el presente. Si en lugar de correr detrás de la Moda, se mantuvieran firmes en cierta Vestimenta, la Moda en un momento u otro terminaría alcanzándolos, del mismo modo en que un Reloj detenido dará la Hora correcta dos veces al Día: en este caso por lo tanto les advertiría, como hizo un Caballero con un Amigo que estaba persiguiendo alrededor de la Ciudad a un Individuo paseandero, que si lo siguen nunca lo encontrarán, pero que si se plantan en la esquina de cualquier Calle, es seguro que no pasará mucho antes de que lo vean.
-----De hecho ya he tratado este Tema en una Especulación que expuso cuán cruelmente el Campo se ha extraviado siguiendo a la Ciudad, y cómo se han ataviado con un Hábito ridículo, creyéndose en la Cúspide de la Moda. Desde aquella Especulación he recibido una Carta (a la que ya he aludido) de un Caballero que se encuentra ahora en el Circuito Oeste.
Sr. ESPECTADOR,
-----Siendo Abogado del Middle-Temple, y de Cornualles por Nacimiento, generalmente recorro el Circuito Oeste por mi salud, y como allí nos soy interrumpido por Clientes, tengo tiempo libre para realizar varias Observaciones que escapan a la Atención de mis Compañeros de Viaje.
-----Una de las Mujeres más a la moda que conocí en todo el Circuito fue mi Posadera en Stains, donde me toco pasar unas Vacaciones. Su Peineta no era ni de medio Pie de altura, y sus Enaguas eran unas cuantas Yardas de Circunferencia a la moda. En el mismo Lugar observé a un Individuo joven con un Peluquín mediano, no del todo cubierto por un Sombrero de tres Picos. A medida que continué mi Viaje observé que las Enaguas se volvían más y más cortas, y a unas sesenta Millas de Londres estaban tan fuera de moda, que una Mujer podría caminar en Enaguas sin ninguna clase de Inconveniente.
-----No lejos de Salisbury, me enteré de la Señora de un Juez de Paz que estaba al menos diez Años atrasada en su Vestido, pero que al mismo tiempo era el más delicado que Manos algunas pudieran confeccionar. Estaba guarnecida y emperifollada de Pies a Cabeza; todas las Cintas estaban arrugadas, y cada Parte de sus Vestidos estaba enroscado, de modo que ella lucía como uno de esos Animales que en el Campo llamamos Gallina Frisia.
-----A pocas Millas más allá de este Lugar se me informó que una de esos pequeños Guantes del Año pasado se había extendido por aquellas Partes por un motivo u otro, y que todas las Mujeres a la Moda estaban cortando en dos sus viejos Guantes, o achicándolos, siguiendo la pequeña Moda que se había instalado entre ellas. No puedo creer el Reporte que recibí allí, de que los mismos fueron enviados hasta el Lugar exentos de pago por un Hombre del Parlamento, pero probablemente para el próximo Invierno esta Moda habrá llegado a su Cima en la Región, cuando ya esté anticuada en Londres.
-----El más grande de los Galanes de nuestras siguientes Sesiones Regionales estaba vestido con el más monstruoso de los Peluquines de Lino, confeccionado durante el Reinado del Rey Guillermo. Su Usuario andaba por su Casa, parece, con su propio Cabello al aire, y durante toda una mitad del Año dejaba su Peluca colgada de un Alabeo, y se la ponía en las Ocasiones en que se encontraba con los Jueces.
-----No debo omitir aquí una Aventura que nos ocurrió en una Iglesia de Provincia cerca de las Fronteras de Cornualles. Mientras estábamos a la mitad de un Servicio, una Dama que es la Mujer más importante del Lugar, y que había pasado el Invierno en Londres con su Esposo, entró a la Feligresía llevando un pequeño Tocado, y ceñida con una Enagua. La Gente, increíblemente sorprendida ante esa Vista, se levantó al unísono. Algunos se quedaron mirando la Parte Inferior, y otros a la pequeña Parte Superior del extraño Vestido. Entretanto la Dama del Hacendado llenó toda el Área de la Parroquia, y caminó hasta su Banco con una satisfacción inenarrable en medio de Murmullos, Conjeturas y el Asombro de toda la Congregación.
-----Cuando nos estábamos yendo de allí vimos a un Individuo joven cabalgando hacia nosotros a todo Galope, con un Peluquín y una Bolsa de Seda negra atado al mismo. Se detuvo cerca del Coche para preguntarnos cuán lejos detrás nuestro estaban los Jueces. Su Parada ante nosotros fue tan breve que apenas pudimos tiempo de observar su Chaleco de seda, que estaba desabotonado en varias Partes y dejaba ver que llevaba puesta un Camisa limpia salida afuera hasta la mitad.
-----Desde allí, durante nuestro Camino a través de la mayoría de las Regiones Occidentales del Reino, sentimos la sensación de estar el Reinado del Rey Carlos Segundo, ya que por allí la Vestimenta de la Gente había sufrido pocas variaciones desde entonces. Los Hidalgos de Provincia más elegantes aún lucían sus Sombreros Militares de Monmouth, y cuando estaban Cortejando a alguien (ya sea que tuviesen un Puesto en la Milicia o no) por lo general se ponían Casacas rojas. De hecho nos llevamos una gran sorpresa en el Lugar donde pasamos la última Noche, al encontrarnos con un Caballero que se había ataviado con una Peluca como Gorro de Dormir, un Abrigo con largos Bolsillos y Mangas cortas, y un par de Zapatos con Tacos Altos; pero pronto descubrimos a través de su Conversación que era una Persona que se reía de la Ignorancia y la Rusticidad de la Gente de Provincia, y que había resuelto vivir y morir a la Moda.
-----Señor, si usted piensa que este Relato de mis Viajes puede ser de alguna Utilidad para el Público, el Año próximo lo molestaré con tantas Ocurrencias como me encuentre en otras Partes de Inglaterra. Porque estoy informado de que hay mayores Curiosidades en el Circuito Norte que en el Oeste, y que la Moda hace su ingreso mucho más lentamente en Cumberland que en Cornualles. He oído en particular que el Pañuelo para el Cuello Steenkirk arribó no hace dos Meses a Newcastle, y que hay varias Peinetas en aquellas Partes que son dignas de hacer un Viaje hasta allí para verlas.
C.



Viernes, 27 de Julio de 1711
...Concordia discors.-Luc.
-----Por Naturaleza las Mujeres son mucho más alegres y jubilosas que los Hombres; si su Sangre es más refinada, sus Fibras más delicadas y los Espíritus animales más volátiles y leves, o, como han imaginado algunos, no hay distinciones de Sexo en el Alma, no pretendo averiguarlo. Así como la Vivacidad es el Don de las Mujeres, la Gravedad es el de los Hombres. Cada uno de ellos debería mantener bajo Vigilancia la Tendencia particular que la Naturaleza ha fijado en sus Espíritus para que no tire demasiado y los aparte de los Senderos de la Razón.
...pendiente...



Jueves, Julio 26, 1711
Quantum est in rebus Inane?- Pers.
-----Es nuestra Costumbre que, al llegar el Correo, nos sentemos alrededor de una Cafetera, en casa de Sir Rogers, y escuchemos al viejo Caballero leer la Carta de Dyer; lectura que hace con los Anteojos sobre la Nariz, y con Voz audible, sonriendo ante algunos de los pequeños Golpes satíricos, tan frecuentes en los Escritos de ese Autor. Luego comunico al caballero los Envíos que recibo en calidad de Espectador. Como le agradó más de lo común, publico la Carta que sigue tal como pidió.
-----Señor Espectador,
-----Ha entretenido al Pueblo por casi un mes entero a Expensas del Campo, es hora de que se decida a darle al Campo su Revancha. Desde que abandonó este Lugar, el bello Sexo ha caído en grotescas Extravagancias. Las Faldas, que empezaron a elevarse y crecer antes de que usted nos dejara, se han inflado ahora en una enorme Concavidad y han aumentado más y más cada Día: En poco tiempo, Señor, dado que las Damas se saben fuera del Ojo del Espectador, se encontrarán ya sin Brújula, fuera de control. Alabó demasiado pronto la Discreción de su Sombrerería, y tal como el Mal de un Enfermo pasa de un Sector del Cuerpo a otro, la Frivolidad de sus Adornos, en lugar de haber sido reprimida por completo, parece haber caído desde sus Cabezas hasta sus Partes bajas. Lo que han perdido en Altura, lo han ganado en Grosor y, al revés que todas las leyes de la Arquitectura, han ensanchado los Asientos al mismo tiempo que han empequeñecido la Superestructura. Si sirvieran, como las Mulas españolas, para embolsar el Viento, no podrían haber pensado en Invento más apropiado. Pero, como no hemos escuchado todavía que esta Prenda tenga Uso alguno, o que tenga algo más que lo que supuestamente había en las de Talla más pequeña , estamos pasmosamente desconcertados al respecto.
-----Las Damas declaran, en Defensa de estos anchos Traseros, que son frescos y muy apropiados para la Estación; pero esto, considero, es solo una Pretensión y un Artificio, pues es bien sabido que no hemos tenido un Verano tan moderado en muchos Años por lo que no cabe duda de que el Calor del que se quejan no está justamente en el Clima: Además, les preguntaría con Alborozo a estas Señoritas, tan tiernamente constituidas, por qué deberían exigir más Refrigeración que la que pidieron sus Madres, antes que ellas.
-----He encontrado que numerosos Pensadores son de la Opinión que nuestro Sexo ha estado muy necesitado estos últimos años y que la Falda ha sido instrumentada para mantenernos a Distancia. Es muy cierto que el Honor de una Dama no puede estar mejor asegurado de esta manera, en Círculos concéntricos, en el medio de tanta Variedad de Fortificaciones y Líneas de Circunvalación. De este modo, una mujer que se envuelve en Tela de Ballena está suficientemente a salvo de los Arrimos de un insolente Muchacho quien, entre tanto Alambre, quizás pondere la forma en que Sir George Etherege hacía el Amor en un Barril.
-----Entre estas Conjeturas, hay Hombres de Supersticioso Temperamento que consideran la Falda una suerte de Prodigio. Algunos ven en ella un Presagio de la Ruina del Rey Francés, y observan que el Miriñaque apareció en Inglaterra poco antes de la Caída de la Monarquía Española. Otros son de la Opinión de que esta Prenda predice Batallas y Derramamiento de Sangre, y creen que posee el mismo Poder de Pronosticación que la Estela de la Estrella Fulgurosa. De mi parte, solo puedo pensar que es un Signo de que las Multitudes están entrando al Mundo y no de que estén saliendo.
-----La primera vez que vi a una Señorita vestida con una de estas Faldas, no pude resistir culparla en mis Adentros por extraviarse de esa manera, teniendo en sus manos la posibilidad de ponerse al día, pero pronto me repuse de mi Error cuando me di cuenta que todo lo que a Moda femenina se refiere se encuentra tan extraviado como ella. Es generalmente admitido que algunas Damas habilidosas han estado embaucando a sus Compañeras con estos Aros, que tal vez las hayan estado utilizando de Accesorio para conseguir su propia Privacidad y de esta manera escapar de la Censura del Mundo; del mismo modo que algunos cautos Generales han disfrazado a dos o tres Docenas de sus Amigos en sus propias Ropas para distraer cualquier Ataque particular del Enemigo. La petulante Falda barre con todas las Distinciones, nivela a la Madre con la Hija, y coloca a la Criada y a la Matrona, a Esposas y Viudas, sobre la misma Base. Mientras tanto, no puede sino perturbarme ver a tantas inocentes Niñas de armoniosa Silueta, hinchadas y caminando a lo Pingüino, como si se trataran de Señoras gordinflonas.
-----Si esta Moda se impusiera entre la Gente común, nuestra Vía pública estaría tan atestada que nos faltaría Espacio en las Calles. Numerosas Congregaciones de lo mejor de la Moda ya están demasiado apretadas, y si el Hábito crece, espero que no encamine a muchas Mujeres ordinarias hacia Mítines y Concilios. Si además nuestro Sexo se convenciera de usar Calzones anchos (pues quien sabe cuál será su Reacción ante esta Actitud Femenina) un Hombre y su Esposa ocuparían solos un Banco de Iglesia entero.
-----Como bien sabe usted, Señor, se informa que Alejandro Magno, durante su Expedición India enterró muchas armaduras que, por Mandato propio, habían sido construidas demasiado grandes para cualquiera de sus Soldados con el propósito de dar a la Posteridad una extraordinaria Idea de sí y hacer creer que había comandado un Ejército de Gigantes. Estoy persuadido de que si una de las actuales Faldas apareciera colgada en un Depósito de Curiosidades, conduciría al mismo Error a las Generaciones que aguardan a alguna Distancia de nosotros: a menos que imaginemos que nuestra Posteridad verá a sus Bisabuelas tan irrespetuosamente como para creer que se convertían en Monstruos con el fin de lucir adorables.
-----Cuando examiné esta novedosa Rotonda en cada una de sus Partes, no pude sino pensar en el viejo Filósofo que, habiendo entrado en un Templo Egipcio y buscando al Ídolo del Lugar, al cabo descubrió un Monito Negro. Dispuesto como una Reliquia en el medio del Edificio, el Filósofo no pudo evitar gritar (para gran Escándalo de los Adoradores) ¡Qué magnífico Palacio para tan Ridículo Huésped!
-----Pensando en que había tomado la determinación, en uno de sus Ensayos, de no dedicarse a Particularidades de Vestuario, creo, no obstante, que no desperdiciará la Ocasión para Desarmar al Bello Sexo y curar esta novedosa Hinchazón que ha cogido. Deduzco que mermará el Consenso de la Falda cuando usted regrese a la Ciudad; al menos un Trazo de su Pluma hará que se retraiga, como la Planta sensible, y, por estos medios, advierta a muchos que están ora aterrados, ora atónitos, por esta portentosa Novedad, y al resto,
---------------------------------------------------------------Su humilde Servidor, &c."
C.



Miércoles, 23 de Julio de 1711
Tros Rutulusve fiat, nullo discrimine habebo.-Virg.
-----En la Nota de ayer propuse que los Hombres honestos de todos los Partidos debían formar una Especie de Asociación en Defensa mutua y para Confusión de sus Enemigos comunes. Como es preciso que este Cuerpo neutral sólo tenga por Guías a la Verdad y la Equidad y se aparte de los Calores y Prejuicios que horadan los Partidos de toda Clase, preparé la siguiente Fórmula de Asociación que puede expresar sus Intenciones del Modo más simple y llano.
-----Los aquí firmantes declaramos solemnemente que creemos en nuestra Concienciaque dos más dos son cuatro; y consideraremos Enemigo a cualquier Hombre que quiera convencernos de lo contrario. También estamos dispuestos a sostener, arriesgando todo lo que nos es caro y cercano, que seis es menos que siete en todo Tiempo y Lugar; y que diez no será más de lo que es ahora dentro de tres Años. También declaramos firmemente que es nuestra Decisión llamar blanco al blanco y negro al negro mientras tengamos Vida. Y en toda Ocasión nos opondremos a las Personas que en cualquier Momento del Año llamen negro al blanco o blanco al negro, arriesgando en ello nuestras Vidas y Fortunas.
-----Si hubiera una Combinación tal de Hombres honestos que sin importar el Sitio se esforzaran por extirpar todos esos furiosos Fanáticos capaces de sacrificar la mitad de su País a la Pasión y el Interés de otro; así como a esos Hipócritas infames que buscan promover su propio Progreso bajo el Disfraz del Bien Común; y todos esos Lacayos, licenciosos e inmorales, a quienes nada guía sino un implícito Sometimiento a sus Líderes; veríamos pronto extinguirse ese Espíritu Partisano que con el Tiempo puede exponernos a la Burla y el Desprecio de todas las Naciones vecinas.
-----Un Miembro de esta Sociedad que se dedicara de ese modo con Esmero a darle un Lugar al Mérito desplazando la Parte mezquina y depravada de la Humanidad de las Posiciones conspicuas de la Vida a las que a veces ha accedido y todo eso sin ninguna Consideración por el Interés propio, sería para su País un Servidor de Talla no pequeña.
-----Recuerdo haber leído en Diodorus Siculus una Nota sobre un pequeño Animal, extremadamente activo, llamado, me parece, Ichneumon, cuyo único Objeto en la Vida es destruir Huevos de Cocodrilo, a los que está siempre buscando. Lo más sorprendente de este Instinto es que el Ichneumon nunca se alimenta de los Huevos que rompe ni encuentra en ellos ninguna Justificación para sus Acciones. Si no fuera por la incesante Labor de este industrioso Animal, Egipto, dice el historiador, estaría infestado de Cocdrilos; pues están los Egipcios tan lejos de querer destruir esos Animales que los adoran como Dioses.
-----Si examinamos de cerca la Conducta de los Partisanos comunes, descubriremos que están lejos de parecerse a este Animal desinteresado y que se rigen más bien por el Ejemplo de los salvajes Tártaros, que ambicionan destruir al Hombre de las más extraordinarias Facultades y Conquistas, pensando que tras su Deceso, los mismos Talentos, sin importar la Posición para que lo facultaban, se transferirán a su Destructor.
-----Si en el Curso de mis Reflexiones he intentado, en la medida que me fue posible, extinguir ese pernicioso Espíritu de Celo y Prejuicio que arde con la misma Violencia en todos los Partidos, aspiro ahora a realizar un Servicio toadvía mayor, pues observo que el Espíritu de Partido gobierna más en el Campo que en la Ciudad. Aquí asume una especie de Brutalidad y Ferocidad rústica que es totalmente ajena a los Hombres de Conversación más civilizada. Se extiende hasta e Saludo con Reverencia o Sombrero; al tiempo que los Líderes de los Partidos mantienen un Espectáculo exterior de Buena Crianza y un Intercambio permanente de Cortesías, sus Seguidores, desplegándose entre estas Partes enfrentadas, no aceptarían mezclarse en una Riña de Gallos. Este Espíritu invade el Campo con varias Reuniones periódicas de Jockeys whigs y Cazadores tories, para no mencionar las innumerables Maldiciones, Muecas y Susurros que produce en una Sesión parlamentaria.
-----No sé si señalé ya en alguno de mis Escritos anteriores que mis Amigos Sir Roger de Coverley y Sir Andrew Freeport abrazan Principios diferentes, estando el primero inclinado a favor de los Intereses de la Tierra y el segundo de los financieros. Esta Vena es tan moderada en ellos que no pasa de algunos Chistes que muy a menudo entretienen al Club. Sin embargo he descubierto que el Caballero es un Tory mucho más enfático en el Campo que en la Ciudad, lo cual, me ha dicho al Oído, es absolutamente necesario para la Defensa de sus Intereses. En todo nuestro Viaje desde Londres hasta su Residencia sólo paramos en un Hospedaje whig para refrescarnos; y si por Azar el Cochero se detenía en un Sitio equivocado, uno de los Criados de Sir Roger cabalgaba velozmente hasta su Amo para contarle que el Dueño de la Casa había estado en su contra en las últimas Elecciones. Esto usualmente se traducía en Camas duras y mala Alimentación; pues no éramos nosotros tan inquisitivos con respecto al Hospedaje como con respecto a su Dueño; y si los Principios del Casero eran saludables, no hacíamos Caso de la Precariedad de sus Provisiones. Esto me parecía de lo más inconveniente porque cuanto mejor era el Anfitrión, peores eran, en general, sus Instalaciones, pues sabía muy bien el Sujeto que quienes eran sus Amigos se conformarían con una Dieta magra y un Alojamiento rústico. Por estas razones, durante todo el Tiempo que pasamos en la Ruta temí entrar en la Casa de quien Sir Roger hubiera apluadido como un Hombre honesto.
----- Desde que estoy en el Campo con Sir Roger, encuentro cada día nuevas Instancias de este Estrecho Espíritu de Partido. Hallándome el otro Día en una Cancha de Bolos en una Ciudad comercial vecina (pues ése es el Sitio donde los Caballeros de un Bando se reúnen una vez a la Semana), noté entre ellos a un Extraño de mejor Presencia y Conducta más gentil de lo Ordinario; y me sorprendió mucho que a pesar de ser él un muy interesante Apostador, nadie lo aceptaba. Al indagar supe que había emitido un Voto desagradable en un Parlamento anterior, razón por la cual no había un solo Hombre en esa Cancha de Bolos que tuviera la Afinidad suficiente con él como para ganarle su Dinero.
-----No debo omitir de este Tipo de Instancias una que me concierne. Will Nimble estaba el otro Día relatando varias Historias extrañas de Origen incierto que traban sobre cierto Personaje importante; y como yo me quedé mirándolo fijo por la Sorpresa que me producía escuchar en el Campo cosas que ni siquieran serían murmuradas en la Ciudad, Will cortó el hilo de su Discurso y, después de la Cena, le preguntó a su Amigo Sir Roger al Oído si estaba seguro de que yo no era una Fanático.
-----Me produce una seria Consternación ver en el Campo tal Espíritu de Disenso; no sólo porque destruye la Virtud y el Sentido común y nos convierte de algún modo en Bárbaros entre nosotros, sino también porque perpetúa nuestras Animosidades, aumenta nuestras Diferencias y transmite los actuales Prejuicios y Pasiones a la Posteridad. Por mi Parte me temo que a veces descubro las Semillas de una Guerra Civil en nuestras Divisiones; y en consecuencia no puedo sino lamentar, al verlas en sus Inicios, las Desdichas y Calamidades de nuestros Hijos.
C.



Martes, 24 de Julio de 1711
Ne pueri, ne tanta animis assuescite bella:
Neu patria validas in viscera vertite vires.-Vir.
-----Mi digno Amigo Sir Roger, cuando hablamos de la Malicia de los Partidos, muy a menudo nos cuenta una Accidente que le ocurrió cuando era Alumno de la Escuela, una Época en que las Disputas entre Roundheads y Cavaliers arreciaban.
(pendiente...)





Lunes, 23 de Julio de 1711


Μέγα βίβλιον, μέγα κακόν
(A great book is a great evil)

El Hombre que publica sus Obras en un Volumen tiene una Ventaja infinita sobre el que comunica sus Escritos al Mundo mediante Tratados sueltos y Piezas aisladas. No esperamos encontrar algo en un Volumen macizo hasta después de ciertos pesados Preámbulos y varias Palabras Alusivas que preparan al Lector para lo que seguirá: No, los Autores han establecido como una especie de Regla que el Hombre debe aburrirnos a veces, puesto que hasta el más severo Lector se permite ciertos Descansos y suele dar Cabezadas ante un Escritor Voluminoso. Ello ha dado origen al Proverbio Griego que he elegido por Lema: "Un gran Libro es un gran Mal". Por el contrario, aquellos que publicamos nuestros Pensamientos en Páginas diversas, como si dijéramos Al Por Menor, no contamos con ninguna de estas Ventajas. Debemos atacar directamente el Tema, y tratar cada una de sus Partes de manera entretenida, o nuestros Papeles serán descartados, por aburridos e insípidos: Nuestro Tema debe tocarnos de cerca: o bien será totalmente nuevo en sí mismo, o bien lo será en cuanto a los Giros de nuestras Expresiones. Si los Libros de nuestros mejores Autores se vendieran así al Público, y se sometiera toda Página al Gusto de cuarenta o cincuenta mil Lectores, me temo que nos quejaríamos de muchas Expresiones chatas, así como de Observaciones triviales, Tópicos trillados y Pensamientos vulgares que tienen gran Éxito entre el Populacho. Al mismo Tiempo, a pesar de que algunos de mis Ensayos están compuestos a partir de Alusiones parciales y Esbozos irregulares, a menudo se espera que cada Hoja sea una especie de Tratado, y que compense mediante el Pensamiento lo que le falta en Material; y que una Broma se desarrolle en todas sus Partes; y que abarque los Artículos esenciales de los Temas que trata, sin las Repeticiones, Tautologías o Ampliaciones en las que incurren otros Trabajos más extensos. Los Autores mediocres que escriben sobre la Moral extienden Recetas a sus Lectores, a la manera de los Galenos; sus Medicinas se preparan en grandes Cantidades. Un Escritor de Ensayos debe practicar el Método Químico, y proveer en pocas Gotas toda la Virtud de un largo Trago. Si todos los Libros se redujeran así a su Quintaesencia, muchos Autores voluminosos aparecerían en Diarios baratos: Apenas habría en la Naturaleza algo parecido a un Folio. Las Obras de una Época cabrían en unos pocos Estantes; por no mencionar los millones de Volúmenes que serían completamente aniquilados.
-----No puedo creer que la Dificultad de proveer por separado los Papeles de esta Naturaleza haya impedido a los Autores comunicar así sus Pensamientos al Mundo: Aunque debo confesar que estoy asombrado de que los únicos que hagan uso de la Prensa de esta manera sean los Periodistas y los Zelotes de cada Partido; como si no fuera más provechoso para la Humanidad instruirse en la Sabiduría y la Virtud que en los Asuntos de Política; y convertirse en buenos Padres, Esposos e Hijos, que en Consejeros y Estadistas. Si los Filósofos y los grandes Hombres de la Antigüedad, que se esforzaron tanto en instruir a la Humanidad y hacer de este Mundo un lugar mejor y más sabio del que habían encontrado; digo, si ellos hubieran poseído el Arte de la Imprenta, no cabe duda de que lo habrían aprovechado para distribuir sus Ponencias entre el Público. Nuestras Tiradas comunes serían muy útiles si estuvieran calculadas para difundir el buen Sentido entre el común de la Gente, animar sus Mentes con la Virtud, disipar las Penas de los Corazones apesadumbrados, o relajar las Mentes después de sus Empleos más severos mediante Divertimentos ligeros. Cuando el Conocimiento, en lugar de estar encuadernado en Libros y guardado en Bibliotecas y Retiros, se arroja así sobre el Público; cuando se lo promociona en toda Asamblea, y se lo expone en cada Mesa, no puedo abstenerme de reflexionar sobre el Pasaje en el Libro de los Proverbios: "La sabiduría clama de fuera, Da su voz en las plazas: Clama en los principales lugares de concurso; En las entradas de las puertas de la ciudad dice sus razones: ¿Hasta cuándo, oh simples, amaréis la simpleza, Y los burladores desearán el burlar, Y los insensatos aborrecerán la ciencia?"
-----Las muchas Cartas que me llegan de Personas de la mayor Sensatez, de ambos Sexos (pues puedo determinar sus Caracteres a partir de la Manera en que escriben), no me alientan en lo más mínimo a la Ejecución de este Emprendimiento: Además, mi Librero me dice que la Demanda de mis Ensayos crece día a día. Es a instancias de este Hecho que continuaré mis Especulaciones rurales hasta fin de Mes; algunos incluso las han recopilado en varios Apartados, así como lo habían hecho con los dedicados al Ingenio, la Ópera, los Puntos de la Moral o los Temas del Humor. No me mortifico en absoluto cuando observo a veces a Hombres carentes de Gusto o de Educación que desprecian mis Obras. Hay un tipo de Terquedad e Ignorancia que pende sobre la Mente de Hombres ordinarios y resulta demasiado obtusa como para que el Conocimiento la ilustre. Sus Almas no admiten que se las ilumine.

-- Nox atra cava circumvolat umbra.

-----A estos debo aplicarles la Fábula del Topo, Quien luego de haber consultado con muchos Oculistas para mejorar su Vista, al final consiguió que le recetaran un buen Par de Anteojos; pero cuando intentó usarlos, su Madre le dijo con mucha Prudencia: -"Esos Anteojos no nos sirven a los Topos, aunque sean de gran utilidad para los Ojos de los Hombres". Por lo tanto, no es en Beneficio de los Topos que publico mis Ensayos diarios. Pero exceptuando aquellos que son Topos debido a la Ignorancia, hay otros que lo son debido a la Envidia. Como dice el Proverbio Latino, "El Hombre es Lobo del Hombre", y hablando en general, un Autor es Topo de otro Autor. Es imposible que uno descubra Bellezas en las obras de otro; tienen Ojos sólo para las Fallas y las Imperfecciones: En efecto, pueden ver la Luz, como se dice de sus Animales Tocayos, pero la Idea les resulta demasiado dolorosa; inmediatamente cierran los Ojos ante ella, y se retraen en una terca Oscuridad. Ya he atrapado a dos o tres de estos Gusanos que socavan en la Penumbra, y me dispongo a enhebrar un Collar de ellos, para colgarlo en uno de mis Papeles a manera de Ejemplo para todos esos Topos voluntarios.

C.



Sábado 21 de Julio, 1711.
Doctrina sed vim promovet insitam
Rectique cultus pectora roborant:
Utcunque defecere mores,
Dedecorant bene nata culpae.
-Hor.
-----Mientras tomaba Aire ayer con mi Amigo Sir ROGER, nos encontramos con un Joven rubicundo y fresco que nos esquivó pasando junto a nosotros a toda Velocidad con un par de Sirvientes detrás. Al Inquirir quién era, Sir ROGER me dijo que un joven Caballero de considerable Posición, que había sido educado por una tierna Madre que vivía a no muchas Millas de donde estábamos. Es una Dama muy buena, dijo mi Amigo, pero se ocupa tanto de la Salud de sus Hijo, que lo ha convertido en un bueno para nada. Ella descubrió rápidamente que la Lectura era mala para sus Ojos y que Escribir le daba dolor de Cabeza. Se le permitió andar entre los Bosques tan pronto como fue capaz de montar a Caballo, o llevar un Arma colgada de sus Hombros. En suma, supe por el Relato de mi Amigo que gozaba de una gran Reserva de Salud, pero de nada más; y que si esa fuera la única Ocupación de la que pudiera vivir un Hombre, no habría en todo el País un Muchacho más consumado que éste.
-----En Verdad, desde que me instalé en estas Regiones he visto y escuchado innumerables Ejemplos de jóvenes Herederos y Hermanos mayores que, por el Prestigio mismo de las Posiciones en que nacieron y pensando en consecuencia que todo otro Mérito era innecesario, o por haber escuchado esas Nociones que les han sido inculcadas frecuentemente por la Lisonja de sus Sirvientes y Criados, o por la misma estúpida Mentalidad que prevalece en aquellos que se ocupan de su Educación, no sirven sino para sostener a sus Familias y heredar sus Tierras y Casas en Línea recta a la Posteridad.
-----
Esto a menudo me hace pensar en una Historia que escuché sobre dos Amigos, que brindaré en extenso a mi Lector utilizando Nombres inventados. La moraleja de la misma puede, espero, ser útil, aunque hay algunas Circunstancias que la hacen parecer más una Novela que una Historia verdadera.
-----Eudoxo y Leontino llegaron al Mundo con Patrimonios pequeños. Eran ambos Hombres de buen Sentido y gran Virtud. Estudiaron juntos los primeros Años y entablaron una Amistad tal que duró hasta el Fin de sus Vidas. Ni bien Eudoxo salió al Mundo, ingresó en un Tribunal, donde debido a sus Dotes naturales y a las Habilidades que había adquirido, hizo Carrera pasando de un Puesto al otro hasta que, finalmente, se hubo forjado una Fortuna considerable. Leontino, por el contrario, agotó todas las Oportunidades de perfeccionar su Espíritu mediante el Estudio, la Conversación y los Viajes. No sólo estaba familiarizado con todas las Ciencias, sino con sus más eminentes Profesores a lo largo de Europa. Conocía perfectamente bien los Intereses de los Príncipes, junto con las Costumbres y Modas de sus Cortes, y difícilmente podía toparse en la Gaceta con el Nombre de un Persona extraordinaria con quien no hubiese hablado o a quien no hubiese visto. En síntesis, tenía tan bien mezclados y digeridos su Conocimiento de Hombres y Libros que llegó a ser una de las Personas más cultas de su Época. Durante todo el Curso de sus Estudios y Viajes mantuvo una puntual Correspondencia con Eudoxo, quien a menudo llegó a ser aceptable para los principales Hombres del Tribunal, debido a los Conocimientos que recibió de Leontino. Cuando ambos anduvieron cerca de los Cuarenta (una Edad en la cual, de acuerdo al Sr. Cowley, uno ya no juega con la Vida) determinaron, conforme a la Resolución que habían tomado al principio de sus Vidas, retirarse y pasar los Días que les quedaban en el Campo. Con dicho Objetivo se casaron casi al mismo tiempo. Leontino, con su propia Fortuna y la de su Esposa, compró una Granja de trescientos al Año, que quedaba dentro del vecindario de su Amigo Eudoxo, quien había acumulado un Patrimonio de unos cuantos miles. Ambos fueron Padres casi al mismo tiempo, Eudoxo de un Hijo y Leontino de una Hija; pero para el indecible Pesar de éste último, su joven Esposa (en quien estaba depositada toda su Felicidad) murió unos pocos Días después del Nacimiento de su Hija. Su Aflicción hubiera sido insoportable de no haber sido consolado por las Conversaciones y las Visitas diarias de su Amigo. Mientras caminaban un Día juntos en su habitual Intimidad, Leontino, reconociendo su incapacidad de darle a su Hija una Educación apropiada en su propia Casa, y reflexionando Eudoxo sobre el Comportamiento propio de un Hijo que se sabría Heredero de un enorme Patrimonio, ambos coincidieron en hacer un Intercambio de Hijos, es decir, que su Muchacho debía ser criado con Leontino como si fuese su Hijo, y la Muchacha debía vivir con Eudoxo como si fuese su Hija, hasta que hubieran alcanzado la Edad del Discernimiento. La Esposa de Eudoxo, sabiendo que su Hijo no podría ser educado tan convenientemente como lo sería bajo el Cuidado de Leontino, y considerando al mismo Tiempo que su Hijo estaría perpetuamente bajo su Mirada, fue gradualmente convenciéndose de aceptar el Proyecto. En consecuencia ella se encargó de Leonilla, que ése era el Nombre de la Muchacha, y la educó como a su propia Hija. Los dos Amigos por ambas partes prodigaron una Ternura tan habitual por el Niño a su cargo, que cada uno de ellos tenía la verdadera Pasión de un Padre, donde el Título no era más que imaginario. A Florio, el Nombre del joven Heredero que vivía con Leontino, a pesar de que cumplía todos los Deberes y prodigaba a su Padre supuesto el Afecto imaginable, se le enseñó que debía alegrarse al ver a Eudoxo, quien visitaba a su Amigo muy frecuentemente y era guiado por su cariño Natural, al igual que por las Reglas de la Prudencia, a hacerse estimado y amado por Florio. El muchacho era entonces lo suficientemente grande para conocer la Posición de su supuesto Padre, y que por lo tanto debía abrirse camino en la Vida por su propia Laboriosidad. Esta Consideración se hizo más fuerte en él cada Día, y produjo un Efecto tan bueno que se aplicó con una Atención mayor de la ordinaria en cada Ocupación que Leontino le recomendó. Sus Habilidades naturales, que eran muy buenas, asistidas por las Recomendaciones de tan excelente Consejero, lo capacitaron para hacer un Progreso más rápido de lo normal en todas las Partes de su Educación. Antes de tener veinte Años de Edad, habiendo terminado sus Estudios y Ejercicios con gran Aplauso, fue llevado de la Universidad a los Mesones de los Tribunales, donde hay muy pocos que logran ser considerablemente versados en los Estudios del Lugar, sabiendo que ellos han de llegar a tener importantes Posiciones sin contar con ellos. Este no era el Caso de Florio; descubrió que trescientos al Año era una Renta menor de lo suficiente para que Leontino y él vivieran, así que Estudió sin Tregua hasta lograr un muy buen Conocimiento en la referido a la Constitución y las Leyes de su País.
-----Debí haberle dicho a mi Lector que mientras Florio vivió en la Casa de su Padre Adoptivo, siempre fue un Invitado bien recibido en la familia de Eudoxo, donde entabló relación con Leonilla desde la Infancia. Su Relación con ella creció hasta convertirse en Amor, lo cual en un Espíritu entrenado en todos los Sentimientos del Honor y la Virtud se convirtió en un Pasión cohibida. Perdió las esperanzas de conquistar a la Heredera de tan grande Fortuna, y hubiera preferido morir antes que conseguirlo mediante algún Método indirecto. Leonilla, que era una Mujer de una insuperable Belleza unida a la mayor de las Modestias, abrigaba al mismo tiempo una secreta Pasión por Florio, pero se condujo con tanta Prudencia que nunca le dio ni la menor Insinuación de ello. Florio estaba entonces comprometido en todas aquellas Artes y Progresos que son apropiados para que un Hombre incremente su Fortuna privada, que le dieron cierto Renombre en el País, pero en secreto se atormentaba con esa Pasión que arde con la mayor de las Furias en un Corazón noble y virtuoso, cuando de pronto recibió el requerimiento de Leontino de reunirse con él en el Campo el Día siguiente. Porque parece que Eudoxo había escuchado tantos Informes sobre la reputación de su Hijo, que ya no pudo resistir la tentación de hacerle saber quién era él. La Mañana siguiente a su llegada a la Casa de su supuesto Padre, Leontino le dijo que Eudoxo tenía algo muy importante que comunicarle; dicho esto el buen Hombro lo abrazó y lloró. No había acabado de llegar a la enorme Casa que quedaba en su Vecindario, cuando Eudoxo lo tomó de la Mano, luego de que los primeros Saludos hubieron concluido, y lo condujo a su Gabinete. Allí le reveló todo el Secreto de su Parentesco y Educación, concluyendo de esta manera: No tengo otra manera de darle a conocer mi Gratitud a Leontino que entregarte la mano de su Hija. El no renunciará al Tesoro de ser tu Padre por el Descubrimiento que te he revelado. Leonilla también seguirá siendo mi Hija; su Piedad filial, aunque en otro sitio, ha sido tan ejemplar que merece la mayor Recompensa que puedo ofrecerle. Tú tendrás el Placer de ver un gran Patrimonio volverse tuyo, Placer que habrías perdido el Gusto de tener de haberte sabido nacido para él. Sólo resta que lo merezcas de la misma manera en que lo hacías antes de tenerlo. He dejado a tu Madre esperando en el Cuarto contiguo. Su Corazón suspira por ti. Ella está haciendo el mismo Descubrimiento a Leonilla que yo te he hecho a ti. Florio estaba tan anonadado con esta Profusión de Felicidad, que no fue capaz de dar una Respuesta, pero se derrumbó a los Pies de su Padre, y entre un Mar de Lágrimas, besando y abrazando sus Rodillas, pidiéndole su Bendición, y expresándole en una Pantomima esos Sentimiento de Amor, Deber y Gratitud que eran demasiado grandes para ser expresadas. Para concluir, la feliz Pareja se casó y la mitad del Patrimonio de Eudoxo pasó a sus manos. Leontino y Eudoxo pasaron el resto de sus Vidas juntos; y recibieron el Comportamiento respetuoso y afectuoso de Florio y Leonilla como justa Recompensa, así como los naturales Efectos del Cuidado que ellos habían dispensado en su Educación.
L.



Viernes, 20 de Julio, 1711
Comes jucundus in via pro vehiculo.-Publ. Syr. Frag.
-----El primer Cuidado de un Hombre debería ser evitar los Reproches de su propio Corazón; el segundo, escapar de las Censuras del Mundo: si el último intefiere con el primero, debe ser enteramente dejado de lado; pero si no, ninguna Satisfacción será más grande para una Mente honesta que el ver la Aprobación que se concede a sí mismo secundada por los Aplausos del Público: un Hombre está más seguro de su Conducta cuando el veredicto que emite sobre su propio Comportamiento está legitimado y confirmado de ese modo por la Opinión de todos los que lo conocen.
(pendiente...)



Jueves, 19 de Julio de 1711


Jovis omnia plena.- Virg.

Mientras caminaba esta Mañana por el amplio Patio que pertenece a la Casa de Campo de mi Amigo, me complació gratamente ver los varios Mecanismos del Instinto en una Gallina seguida por una Camada de Patos. Al ver el Estanque, los Jóvenes inmediatamente se zambulleron en él; mientras que la Madrastra, con toda la Inquietud imaginable, revoloteaba ansiosa, bordeando la Orilla, llamándolos para que salieran del Elemento que a ella le parecía tan peligroso y destructivo. Puesto que los diferentes Principios que actúan sobre Animales diferentes no pueden subsumirse bajo el término Razón, cuando lo denominamos Instinto en realidad le damos nombre a aquello de lo cual no tenemos Conocimiento. A mí, como ya di a entender en mi último Ensayo, me parece divisar la inmediata Dirección de la Providencia, así como una Operación del Ser Supremo, tal como la que circunscribe todas las Porciones de la Materia a sus respectivos Centros. Un Filósofo moderno, citado por Monsieur Bayle en su erudita Disertación sobre las Almas de las Bestias, transmite la misma Opinión, aunque con una Elección de Palabras más audaz, pues dice, Deus est Anima Brutorum, Dios mismo es el Alma de las Bestias. ¿Quién puede decir cómo se llama esa aparente Sagacidad de los Animales, que los conduce hacia la Comida apropiada, y los fuerza a evitar naturalmente cualquier cosa nociva o malsana? Cicerón ha observado que apenas nacido de su Madre, el Cordero inmediatamente y por sus propios medios se prende de la Teta. Dampier, en sus Viajes, nos cuenta que cuando los Marineros descienden sobre cualquiera de las Costas desconocidas de América, nunca se aventuran a comer los Frutos de ningún Árbol, sin importar cuán tentadores parezcan, a menos que puedan ver que los Pájaros los picotean; entonces se abalanzan, sin Miedo o Aprehensión alguna, allí donde las Aves se posaron antes que ellos.
-----Pero a pesar de que los Animales no tienen Uso de Razón, encontramos en ellos todas los Estratos inferiores de nuestra Naturaleza, las Pasiones y los Sentidos, con la mayor Fuerza y Perfección. Y aquí vale la pena que observemos que todas las Bestias y Aves de Presa son maravillosamente capaces de la Ira, la Malicia, la Venganza, y todas las otras Pasiones violentas que puedan animarlas en su búsqueda de Comida; así como otras Bestias, que no pueden defenderse por sí mismas, o estorbar a las demás, o cuya Seguridad descansa principalmente en la Huida, se muestran recelosas, temerosas y aprehensivas de todo lo que ven u oyen; mientras que aquellas que proveen Asistencia y Provecho al Hombre poseen una Naturaleza suavizada por algo apacible y tratable, y por lo tanto son aptas para la Vida Doméstica. En este Caso, las Pasiones generalmente se corresponden con las Características del Cuerpo. No encontramos la Furia del León en una Criatura tan débil e indefenso como el Cordero, ni la Sumisión del Cordero en una Criatura tan armada para la Batalla como el León. De la misma manera, hallamos en cada Animal en particular una Agudeza y una Sagacidad más o menos exquisitas en aquel Sentido especial que le reporta la mayor Ventaja, y del cual depende en mayor grado su Seguridad y Bienestar.
-----Tampoco debemos omitir la gran Variedad de Armas con que la Naturaleza ha fortificado diversamente los Cuerpos de varias clases de Animales, tales como las Garras, los Cascos, los Cuernos, Dientes y Colmillos, la Cola, el Aguijón, la Trompa o la Probóscide. Asimismo, los Naturalistas observan que debe ser un Principio distinto de la Razón lo que instruye a los Animales en el Uso de sus Armas, y les enseña a manejarlas para lograr la mayor Ventaja; porque naturalmente se defienden con aquella Parte donde reside su mayor Fuerza, aun antes de que el Arma esté formada en ella; esto es notable en los Carneros, que aunque hayan sido criados en un Establo y no hayan visto nunca las Acciones de los de su propia Especie, arremeten contra aquellos que se les acercan usando su Frente, cuando aun no tienen siquiera un Cuerno en ciernes.
-----Añadiré a estas Observaciones generales una Instancia, que el Sr. Locke nos ha dado, donde la Providencia se hace presente aun en las Imperfecciones de las Criaturas que parecen ser las más miserables y despreciables en todo el Reino Animal. Podemos concluir, dice, a partir de la forma de la Ostra, o Berberecho, que sus Sentidos no son tantos ni tan vivaces como los del Hombre u otros Animales: Y que si los tuviera, en ese Estado de Incapacidad para transportarse de un Lugar a otro, no se beneficiaría mucho de ellos. ¿Qué bien le reportan la Vista o el Oído a una criatura que no se puede mover por sí misma, ni acercarse a un Objeto o alejarse de él, allí donde perciba el Bien o el Mal a cierta distancia? ¿Y no sería la Rapidez de la Sensación un Inconveniente para un Animal que debe permanecer quieto donde la Suerte lo ha ubicado; y en dicho lugar recibir el Aflujo de Agua más o menos fría o tibia, limpia o sucia, según suceda en sus circunstancias?
-----Agregaré a esta Instancia tomada del Sr. Locke otra seleccionada del erudito Dr. Moor, quien la cita de Cardano, en relación con otro Animal al cual la Providencia ha dejado en estado defectuoso, aunque al mismo tiempo ha revelado su Sabiduría mediante la Formación de ese Órgano en el cual parecería a todas luces haber fallado. ¿Qué es más obvio u ordinario que un Topo? Y sin embargo, no hay Argumento a favor de la Providencia más palpable que este pequeño Animal. Los Miembros de su Cuerpo están adecuados perfectamente a su Naturaleza y Modo de Vida: Puesto que su Morada está bajo Tierra, donde nada se ve, la razón por la cual la Naturaleza lo ha dotado de Ojos es tan oscura, que los Naturalistas apenas pueden ponerse de acuerdo acerca de si puede ver algo o no. A cambio, de lo que sí es capaz para su Defensa y Percepción del Peligro, le ha sido concedido con creces; pues su Oído es extremadamente sensible. Si bien su Cola y sus Patas traseras son cortas, sus Patas delanteras son robustas y munidas de Garras; vemos por sus Actos a qué Propósito sirven, porque puede adentrarse muy rápidamente bajo Suelo, y abrirse camino en la Tierra con tal facilidad que quienes asisten a tal Proeza no pueden sino admirarla. Sus Patas traseras son cortas, entonces, a los efectos de no tener que cavar más de lo necesario para esconder el Grosor de su Cuerpo; y sus Patas delanteras son fornidas para que pueda palear Tierra en grandes cantidades, como la Rata o el Ratón, cuyo Pariente es, aunque viva bajo Tierra y le agrade enterrarse en ella para construir su Morada. Y como se abre camino a través de un Elemento tan grueso, que no cede fácilmente como el Aire o el Agua, sería peligroso tener que arrastrar un Tren trasero muy largo tras de sí; pues su Enemigo podría cernirse sobre él por atrás, y arrastrarlo hacia afuera antes de que pudiera completar su Cueva o asentarse en ella.
-----No puedo dejar de mencionar acerca de esta última Criatura el Comentario del Sr. Bayle, quien en alguna parte de sus Obras observa que aunque el Topo no está totalmente ciego (como se piensa comúnmente), no cuenta con Vista suficiente como para distinguir Objetos particulares. Dicen que su Ojo no posee más que un Humor, que se supone le provee la Idea de la Luz, pero nada más, y está compuesto de tal manera que probablemente incluso esta Idea le provoque Dolor. En cuanto sale a la Superficie, a pleno Día, podría estar en Peligro de ser capturado, si no fuera porque la Luz tiene tal Efecto sobre su Ojo, que inmediatamente le advierte que debe enterrarse nuevamente en su verdadero Elemento. Más Vista le sería inútil, así como menos le resultaría fatal.
-----Sólo he puesto por caso los Animales que parecen ser las Obras más imperfectas de la Naturaleza; y si la Providencia se muestra aun en las Tachas de estas Criaturas, ¡cuánto más se revela a sí misma en los varios Dones que ha conferido de manera diversa sobre Criaturas que están más o menos terminadas o completas en sus distintas Facultades, de acuerdo con las condiciones de Vida a las que se las ha destinado.
-----Me gustaría que nuestra Sociedad Real compilara un Volumen de Historia Natural, el mejor que se pueda compendiar a partir de los Libros y Observaciones existentes. Si cada uno de los diversos Autores que la componen escogieran una Especie particular y le dedicaran un Relato específico de sus Particularidades, Nacimiento y Crianza; sus Costumbres, Hostilidades y Alianzas, junto con la Estructura y la Textura de sus Partes internas y externas, y en especial de aquellas que la distinguen de los demás Animales, con las peculiares Aptitudes para el Estadio de Vida en el cual la Providencia los ha ubicado, sería uno de los mejores Servicios que sus Estudios podrían rendir a la Humanidad, y contribuirían, de manera para nada despreciable, a la Gloria del Omnisciente Hacedor.
-----Es cierto: Tal Historia Natural, después de todas las Disquisiciones de los Eruditos, sería infinitamente Corta y Defectuosa. Los Mares y Desiertos ocultan Millones de Animales a nuestra Observación, innumerables Artificios y Estratagemas que se desarrollan en la estremecedora Tiera Salvaje y en los Grandes Abismos, a los que nuestro Entendimiento nunca podrá acceder. Además, hay una infinidad de Especies de Criaturas que no se pueden ver sin la ayuda de los más delicados Instrumentos, y de hecho algunas ni siquiera con la ayuda de ellos; éstas exceden en general a las que son lo suficiente masivas como para que se puedan ver a simple Vista. Sin embargo, a partir de la Consideración de los Animales que están al Alcance de nuestro Conocimiento, es fácil formarnos una Conclusión acerca del resto: que la misma Variedad de Sabiduría y Bondad atraviesa toda la Creación, y pone a cada Criatura en condición de procurarse la Seguridad y los Medios de Subsistencia necesarios en su propio Peldaño.
-----Cicerón nos ha dado un Admirable Bosquejo de Historia Natural, en su segundo Libro, acerca de la Naturaleza de los Dioses; y lo hace en un Estilo tan elevado por las Metáforas y las Descripciones, que logra ubicar al Tema por encima de la Burla y el Ridículo que tan frecuentemente recaen sobre Observaciones de este talante cuando pasan por las Manos de Escritores ordinarios.

L.



Miércoles, 18 de Julio de 1711
...Equidem credo, quia sit divinitus illis
Ingenium...-
Virg.
-----Mi amigo Sir Roger se ríe muy a menudo de que pase tanto Tiempo con sus Aves de Corral. Me ha pescado dos o tres Veces contemplando un Nido de Pájaros y otras tantas sentado durante Horas junto a una Gallina y sus Pollitos. Me dice que piensa que debo conocer personalmente a cada Ave de Corral de la Casa; llama a cierto Gallo mi Favorito; y frecuentemente protesta porque estoy más en Compañía de Patos y Gansos que en la suya.
-----Debo confesar que las Especulaciones sobre la Naturalezsa que pueden hacerse en el Campo me procuran infinito Placer.
(pendiente...)



Martes, 17 de Julio de 1711
Urbem quam dicunt Romam, Meliboee, putavi Stultus ego huic nostrae similem...-Virg.
-----Las primeras y más obvias Reflexiones que se suscitan en un Hombre al mudarse de la Ciudad al Campo conciernen a la Diferencia de Modales entre las Personas de estas dos diferentes Escenas de la Vida. Al decir Modales no me refiero a la Moral sino al Comportamiento y la Buena Crianza, tal como se manifiestan en la Ciudad y en el Campo.
pendiente...





Lunes, 16 de Julio de 1711


-- Haeret lateri lethalis arundo.- Virg.

Esta amena Sede está rodeada de tantos Caminos agradables, abiertos a través del Bosque en medio del cual está ubicada la Casa, que uno nunca se cansa de deambular de un Laberinto de Delicias a otro. Para Alguien acostumbrado a vivir en una Ciudad, los Encantos del Campo son tan exquisitos, que la Mente se pierde en un cierto Trance que nos eleva por sobre la Vida ordinaria, sin que por ello deje de ser lo suficientemente fuerte como para resultar inconsistente con la Tranquilidad. En este Estado de la Mente me encontraba, embelesado por el Murmullo de las Aguas, el Susurro de la Brisa, el Canto de los Pájaros; y tanto si elevaba mis Ojos al Cielo, como si los posaba sobre la Tierra, o los tornaba hacia la Vista de los Alrededores, me arrebataba un nuevo Sentimiento de Placer; entonces me percaté, por la Voz de mi Amigo, que caminaba junto a mí, de que sin querer habíamos incursionado en la Arboleda que la Viuda considera sagrada. Esta Mujer, dijo, es la más ininteligible de todas; o bien se propone casarse, o no. Lo más desconcertante de todo es que ni anuncia a sus Pretendientes que se opone a tal Condición de la Vida en general, ni los rechaza; mas, consciente de sus propios Méritos, les permite sus Avances, sin Miedo a las malas Consecuencias, o a las Faltas de Respeto causadas por la Ira o la Desazón de los Despechados. Tiene algo en su Aspecto contra lo cual es imposible ofenderse. Se debe excusar al Hombre cuyos Pensamientos se dirigen constantemente a tan agradable Objeto, si las Ocurrencias ordinarias de la Conversación no ocupan debidamente su Atención. De hecho, digo que es perversa, pero... ¡ay! ¿Por qué la llamo así? Porque su Mérito superior es tal, que no puedo acercarme a ella sin sentir un Sobrecogimiento, pues mi Corazón se refrena ante tanta Estima: me enojo porque sus Encantos no son más accesibles, y porque me siento más inclinado a adorarla que a saludarla: ¿Con cuánta frecuencia he deseado que ella fuera infeliz para que yo tuviera la Oportunidad de servirle? ¿Y cuán a menudo, bajo tales situaciones imaginadas, me he preocupado por ocasionarle la Molestia de sentirse en deuda conmigo? Pues bien, he llevado una Vida miserable en secreto por su Culpa; pero imagino que ella habría condescendido a mostrarme cierta Consideración, si no hubiera sido por ese vigilante Animal que tiene por Confidente.
-----De todas las Personas bajo el Sol (continuó, llamándome por mi Nombre), asegúrese de poner Límites a los Confidentes, pues son la Gente más impertinente. Lo más agradable para observar en ellos es que asumen tener los Méritos de las Personas a quienes guardan en Custodia. Orestilla posee gran Fortuna, y se halla bajo un asombroso Peligro de Sorpresas, por lo tanto está llena de Sospechas acerca de las cosas más indiferentes, y se muestra particularmente recelosa de estrechar nuevos Vínculos, o de fomentar demasiada Familiaridad con los antiguos. Themista, su Mujer favorita, es en extremo cuidadosa acerca de la persona con la que habla, y de lo que dice. Si la Mujer a quien protege es de gran Belleza, su Confidente le tratará a Usted con un Aire de Distancia; y si es de gran Fortuna, ella asumirá el Comportamiento sospechoso de su Amiga y Patrona. De esta Manera, muchas de nuestras distinguidas Mujeres solteras están, para todo Uso o Propósito práctico, casadas, excepto en la Consideración del otro Sexo. Están directamente bajo la Conducta de su Susurradora; y piensan que se hallan en un Estado de Libertad cuando pueden parlotear con una de estas Asistentes acerca de todos los Hombres en general, y aun así evitar al Hombre que más les gusta. No verá Usted ni una Heredera en cien cuyo Destino no conduzca a la Circunstancia de elegir una Confidente. De esta manera, uno se dirige a la Dama, o la presenta, o la halaga, sólo mediante una Intermediaria, es decir, esta Mujer. En mi Caso, ¿cómo es posible que - Sir ROGER continuaba con su Arenga, cuando oímos la Voz de uno que hablaba muy inoportunamente, repitiendo estas Palabras: -"¿Cómo, ni una Sonrisa?". Seguimos ese Sonido hasta que llegamos a un denso Matorral, al otro lado del cual vimos a una Joven sentada como si fuese la Personificación misma del Carácter huraño, sobre una Fuente transparente. Frente a ella estaba el Sr. William, el Maestro Cazador de Sir ROGER. El Caballero me susurró: -"Shh, esos son Amantes". El Cazador, mirando seriamente la Sombra de la joven Doncella en el Arroyo, dijo: -"Oh tú, cara Imagen, si pudieras permanecer allí en Ausencia de esa bella Criatura a la que representas en el Agua, cuán dispuesto estaría a quedarme aquí, satisfecho para siempre, sin preocupar a mi querida Betty con Menciones de su desafortunado William, con el cual ella está enojada: Pero ¡ay! cuando le plazca desvanecerse, tú también desaparecerás... Con todo, déjame hablar contigo mientras estés aquí. Dile a mi muy querida Betty que no dependes de ella más de lo que lo hace su William... Su Ausencia nos destruirá, a ti tanto como a mí. Si ella ofrece quitarte de aquí, me arrojaré a esas Olas para atraparte; a ella, a su propia y querida Persona, nunca la abrazaré nuevamente... Y sin embargo, ¿me ves sin una Sonrisa? No lo soporto, me sobrepasa...". No había terminado de decir estas Palabras, cuando ofrendó el Gesto de arrojarse al Agua: Ante lo cual, su Querida se sobresaltó, y al Instante siguiente él cruzó por encima de la Fuente y se echó en sus brazos. Ella, que apenas podía recobrarse del Susto, dijo en la Voz más encantadora que se pueda imaginar, y con un Tono de Queja, -"Pensé en lo bien que te ahogarías. No, no, no te ahogarás hasta que te hayas despedido de Susan Holliday". El Cazador, con una Ternura que revelaba el más apasionado Amor, y con su Mejilla junto a la de ella, le susurró los más dulces Votos de Fidelidad en el Oído, y gritó: -"¡No, querida! ¡No creas una Palabra de lo que Kate Willow diga, pues es rencorosa e inventa Historias, ya que le gusta que le hable de tu parte". Mire, dijo Sir ROGER, ¿se da cuenta de todo el Daño que ocasionan los Confidentes? Pero no los interrumpamos; la Doncella es honesta, y el Hombre no se atreve a actuar de otra manera, pues sabe que estimé a su Padre: Intervendré en este Asunto, y apresuraré la Boda. Kate Willow es una Jovencita ingeniosa y dañina de este Vecindario que hace tiempo fue una Belleza; y me hace desear que alguna vez la Viuda perversa se encuentre en su Condición. Ella se ha mostrado tan irrespetuosa en sus Respuestas a todos los Jóvenes honestos que se le han acercado, y tan vana acerca de su Hermosura, que se preciará de sus Encantos hasta que se esfumen. Por lo tanto, ahora se encarga de impedir que otras jóvenes Mujeres demuestren más Discreción de la que ella ha tenido: Sin embargo, esta Jovencita Picante dijo el otro Día: -"Sir ROGER y yo hacemos pareja, pues a ambos nos desprecian aquellos a quienes amamos". La Pícara tiene bastante Poder dondequiera que vaya, y cuenta con una buena dosis de Astucia.
-----Sin embargo, cuando reflexiono sobre esta Mujer, no sé si, al fin y al cabo, haberla amado no me habrá perjudicado: Cada vez que ella vuelve a mi Imaginación, mi Juventud también retorna, y siento un olvidado Calor en mis Venas. Esta Aflicción en mi Vida ha marcado toda mi Conducta con una Ternura de la cual yo sería, en otras Circunstancias, incapaz. Debido a esta Imagen en mi Corazón, quizá, soy capaz de ceder, y estoy dispuesto a perdonar, y poseo muchos otros Rasgos deseables que se han alojado en mi Temperamento, a los cuales no habría llegado mediante mejores Motivos que la Idea de ser suyo algún Día. Sé perfectamente que una Pasión como la que tuve nunca se curará del todo; y entre nosotros, le diré que a menudo imagino que ha tenido un caprichoso Efecto sobre mi Cerebro: Pues con frecuencia hallo en mis más serios Discursos que dejo pasar alguna cómica Desenvoltura del Habla, o alguna Frase inusual que provoca la Risa de la Compañía; sin embargo, no puedo sino admitir que es una excelente Mujer. Cuando está en la Campiña, le garantizo que no se dirige a los Establos, sino que lee sobre la Naturaleza de las Plantas; pero tiene una Colmena de Vidrio, y deja los Libros para venir al Jardín y verlas trabajar, y observa las Políticas de su Comunidad. Entiende todo. Daría diez Libras por oírla discutir con mi Amigo Sir ANDREW FREEPORT sobre el Comercio. No, no, aunque parezca tan inocente, acepte mi Palabra cuando le digo que no es ninguna Tonta.

T.



Sábado, 14 de Julio de 1711
...Ipsi sibi somnia fingunt.-Virg.
Hay algunas Opiniones en las cuales un Hombre debe mantenerse Neutral, sin comprometer su Asentimiento hacia un lado o hacia el otro. Dicha Fe oscilante, que rehúsa establecer cualquier Determinación, es absolutamente necesaria para una Mente que se preocupe de evitar Errores y Preferencias. Cuando los Argumentos presionan por igual hacia ambos lados, en Cuestiones que son indiferentes para nosotros, el Método más seguro es renunciar a inclinarnos por uno de ellos.
-----Es con este Temple de Espíritu que me ocupo del Tema de la Brujería. Cuando escucho los Relatos que llegan de todas Partes del Mundo, no sólo de Noruega y Laponia, de las Indias Orientales y Occidentales, sino de cada una de las Naciones de Europa, no puedo dejar de pensar que los Intercambios y el Comercio con Espíritus Malignos se dan en tal grado que podemos llamarlos por el Nombre Brujería. Pero cuando considero que las Partes ignorantes y crédulas del Mundo por lo general abundan en este tipo de Relatos, y que las Personas entre nosotros que se suponen implicadas en tal Comercio Infernal, son Personas de Entendimiento débil y de Imaginación alocada, y al mismo tiempo desprestigian las varias Imposturas e Ilusiones de esta Naturaleza que se han detectado en todas las Épocas, mi esfuerzo apunta a dejar en suspenso mi Creencia, hasta haber escuchado Informes más confiables que los que han llegado a mi Conocimiento hasta ahora. En síntesis, cuando considero la Pregunta “¿Existen en el Mundo Personas que sean eso que llamamos Brujas?” mi mente se divide entre las dos Opiniones opuestas; o más bien (para exponer mis Pensamientos libremente) creo en general que hay, y ha habido, eso que se llama Brujería; pero al mismo tiempo no puedo darle Crédito a ningún Ejemplo particular de ello.
-----Me he ocupado de esta Especulación por algunos Incidentes con los que me topé Ayer, de los cuales daré a mi Lector un Informe detallado. Mientras caminaba con mi Amigo Sir ROGER junto a uno de sus Bosques, una Anciana se me acercó requiriendo mi Caridad. Su Vestimenta y Figura me trajeron a la mente la siguiente Descripción de Otway que no puedo evitar repetir en esta Ocasión:

En un Sendero angosto por el que mi Viaje proseguía
a una Bruja arrugada, doblemente envejecida, encontré
Buscando Ramas secas y mascullando para sí.
Sus Ojos le ardían irritados por el Resfrío y estaban rojos,
Y una fría Parálisis debilitaba su Cabeza; sus Manos parecían marchitas;
Y había echado encima de sus Hombros encorvados
Los andrajosos vestigios de un viejo Trapo raído
Que le servía para proteger su Esqueleto del Frío:
Así que no tenía nada que en una Pieza.
La parte inferior de sus Andrajos estaba toda remendada
Con Harapos de diferentes colores, negros, rojos, blancos, amarillos,
Y parecían mostrar la Variedad de la Miseria.

-----Al oírme reflexionar sobre esta Descripción y compararla con el Objeto frente a mí, el Caballero me dijo que esta Anciana tenía en toda la Comarca la Reputación de ser Bruja, que se sabía que sus Labios estaban siempre en Movimiento, y que no había ni una sola Vara cerca de su Casa que sus Vecinos no creyeran que la habían transportado varias cientos de Millas. Si se da el caso que ella se tropieza, ellos siempre encuentran Leños o Pajas dispuestos en Forma de Cruz delante de ella. Si ella comete algún error en la Iglesia, y grita Amén en el Momento equivocado, ellos no dudan que está rezando sus Plegarias de atrás para adelante. No hay una sola Doncella en la Parroquia que esté dispuesta a aceptar un Alfiler de su parte, aunque ella ofreciera una Bolsa de Dinero con el mismo. Se la conoce por el nombre de Moll White, y ha dado varias vueltas a la Comarca por varias Hazañas imaginarias que le han endosado. Si la Lechera no le hace Manteca cuando debiera, Moll White se mete en el Fondo de la Mantequera. Si un Caballo suda en el Establo, Moll White ha estado montada en él. Si una Liebre escapa inesperadamente de los Sabuesos, los Cazadores maldicen a Moll White. Es más, (dice Sir ROGER) he sabido que el Dueño de la Jauría, en una Ocasión, mandó a uno de sus Sirvientes a ver si Moll White había salido esa Mañana.
-----Este Relato llevó tan lejos mi Curiosidad, que le rogué a mi Amigo Sir ROGER me llevara con él a su Choza, que se hallaba en un solitario Rincón al costado del Bosque. Ni bien entramos Sir ROGER me hizo un guiño, y me señaló algo que había junto a la Puerta y que, cuando miré en esa Dirección, resultó ser un Palo de Escoba. Al mismo tiempo me susurró en el Oído que me fijara en una Gata Atigrada sentada en la Esquina de la Chimenea, la cual, según me dijo el Viejo Caballero, tenía tan mala Fama como la misma Moll White; porque además de comentarse que a menudo Moll la acompañaba adoptando su misma Forma, se decía que la Gata había hablado dos o tres veces en su Vida, y había hecho varias Travesuras superiores a la Capacidad de un Gato normal.
-----Yo estaba secretamente interesado en observar la Naturaleza Humana en su mayor Desdicha y Desgracia, pero al mismo tiempo no podía evitar sonreír al escuchar a Sir ROGER, quien estaba un poco perplejo respecto de la Anciana, mientras que, en tanto Juez de Paz, le aconsejaba que rehuyera a toda Comunicación con el Diablo y que nunca le hurtara el Ganado a ninguno de sus Vecinos. Concluimos nuestra Visita con una Compensación que fue muy aceptable.
-----De Regreso a la Casa, Sir ROGER me dijo que la vieja Moll había sido traída varias veces ante él por hacer que los Niños escupieran Alfileres y provocarles Pesadillas a las Doncellas; y que la Gente de la Comarca la habrían arrojado a un estanque y habrían hecho Experimentos con ella todos los Días, de no ser por él y su Capellán.
-----Luego de hacer algunas Requisas he descubierto que Sir ROGER se encontró muchas veces aturdido con los Reportes que le llegaban sobre esta Anciana, y que frecuentemente se habría visto obligado a hacerla comparecer ante los Tribunales del Condado, si su Capellán no hubiera hecho todo lo posible para persuadirlo de lo contrario.
-----He sido sumamente Minucioso en este Relato porque he escuchado que casi no hay Poblado en Inglaterra que no tenga una Moll White. Cuando una Anciana empieza a chochear y se vuelve una carga para la Parroquia, generalmente se la convierte en Bruja y llena toda la Comarca con extravagantes Fantasías, imaginarios Malhumores y Sueños aterradores, y al mismo tiempo, la pobre Desdichada que es la Excusa inocente de tantos Males comienza a temerse a sí misma, y a menudo confiesa un secreto Comercio y Familiaridad que su Imaginación se forma en su delirante Ancianidad. Esto frecuentemente pone fin a la Caridad hacia los mayores objetos de Compasión e inspira a la Gente una Malevolencia hacia aquellas pobres Partes decrépitas de nuestra Especie en quienes la Naturaleza Humana se ha desfigurado por la Debilidad y la Chochez.
L.



Viernes, 13 de Julio de 1711
...Vocat ingenti clamore Cithaeron,
Taygetique canes...
-Virg.

pendiente...



Jueves, 12 de Julio de 1711
...Ut sit mens sana in corpore sano.-Juv.
-----Hay dos tipos de Trabajo corporal: el que el Hombre realiza para subsistir y el que practica por Placer. A este último se lo llama Ejercicio en vez de Trabajo, pero sólo se diferencia del Trabajo común por el Motivo que lo ocasiona.
-----La Vida de Campo abunda en ambas clases de Trabajo y por esa Razón ofrece al Hombre una Reserva más abundante de Salud y, en consecuencia, un Aprovechamiento más perfecto de sí mismo que cualquier otro Modo de Vida. Pienso el Cuerpo como un Sistema de Tubos y Glándulas o, para usar una Expresión más rural, como un Haz de Caños y Coladores, ensamblados todos tan maravillosamente que forman una Máquina adecuada para uso del Alma. Esta Descripción no abarca solamente las Vísceras, los Tendones, los Huesos, las Venas, los Nervios y las Arterias, sino también cada Músculo y cada Ligadura, que son Compuestos de Fibras, las cuales son, a su vez, muchos Tubos o Caños imperceptibles entretejidos por todas partes con Glándulas o Coladores invisibles.
-----Con esta Idea general del Cuerpo Humano, sin considerar los Detalles de su Anatomía, veamos ahora cuán absolutamente necesario resulta el Trabajo para su correcta Preservación. Deben producirse con frecuencia Movimientos y Agitaciones para mezclar, digerir y separar los Jugos que contiene, así como para despejar y limpiar esa Infinidad de Caños y Coladores de que está compuesto, y para darle a sus Partes sólidas un Tono más firme y resistente. El Trabajo o Ejercicio fermenta los Humores, los vierte en sus Canales correspondientes, desecha las Sobras y ayuda a la Naturaleza con esas secretas Distribuciones sin las cuales el Cuerpo no podría conservar el Vigor, ni el Alma la Jovialidad.
-----Cabe mencionar aquí el Efecto positivo que tiene esto sobre todas las Facultades de la Mente, manteniendo la Inteligencia despejada y la Imaginación libre de Perturbaciones, y refinando las Energías que solicita el correcto Funcionamiento de nuestras Facultades intelectuales, en el Marco de las presentes Leyes de Unión entre el Alma y el Cuerpo. A un Descuido en este Campo debemos atribuir el Hastío [Spleen], que es tan frecuente en Personas de Carácter estudioso y sedentario, así como los Vapores que a menudo atacan a las Personas del otro Sexo.
-----Si el Ejercicio no fuera absolutamente necesario para nuestro Bienestar, la Naturaleza no habría hecho nuestro Cuerpo tan apto para él, dándole, como le dio, tanta Actividad a los Miembros y tanta Flexibilidad a las Piezas que producen las Compresiones, los Estiramientos, las Contorsiones, las Dilataciones y todo el tipo de Movimientos necesarios para la Preservación de un Sistema de Tubos y Glándulas como el que mencionamos más arriba. Y que no nos falten Estímulos para realizar la Ejercitación del Cuerpo que su Bienestar requiere, está tan firmemente establecido que nada de valor puede producirse sin ella. No digamos la Riqueza y la Gloria, pues ya sólo el Alimento y la Vestimenta quedan fuera de nuestro Alcance si falta el Esfuerzo de las Manos y el Sudor de la Frente. La Providencia proporciona los Materiales pero espera de nosotros que los trabajemos. La Tierra debe ser trabajada antes de darnos su Rendimiento y cuando se la fuerza para generar sus diversos Productos, ¿por cuántas Manos deben pasar éstos antes de estar listos para consumirse? Las Manufacturas, el Comercio y la Agricultura naturalmente emplean más de diecinueve Partes de la Especie en un Total de Veinte; y aquellos que no están obligados a trabajar, por la Condición en que nacen, son más desdichados que el resto de la Humanidad a menos que se entreguen a sí mismos a ese Trabajo voluntario que lleva el Nombre de Ejercicio.
-----Mi Amigo Sir Roger ha sido un Hombre infatigable en los Quehaceres de esta índole y ha decorado varios Sectores de su Casa con los Trofeos de antiguas Labores. Las Paredes de su gran Vestíbulo están cubiertas con Cuernos de distintos tipos de Venados muertos en Cacerías, a los cuales considera el Moblaje más valioso de toda la Casa, pues le proveen frecuentes Tópicos de Conversación y demuestran que no ha permanecido Ocioso. En el Extremo más bajo del Vestíbulo hay una enorme Piel de Nutria rellena de Paja que su Madre ordenó colgar de esa Forma y a la cual contempla el Caballero [Knight] con inmensa Satisfacción, porque al parecer tenía él sólo nueve Años cuando la mató su Can. Hay un pequeño Cuarto, adyacente al Vestíbulo, que es una Especie de Arsenal, lleno de Armas de distinto Calibre y Forma, con las cuales el Caballero alborotó los Bosques y destruyó muchos miles de Faisanes, Perdices y Pájaros Carpintero. Las Puertas de su Establo están forradas con los Hocicos que pertenecieron a las Zorras que cazó el Caballero por Mano propia. Sir Roger me mostró una, distinguida por un Clavo de Bronce, que le costó quince Horas de Cabalgata, lo arrastró por una docena de Condados, aniquiló un Par de sus Alazanes y le hizo perder la Mitad de sus Perros. El Caballero ve en ésto una de las mayores Hazañas de su Vida. La perversa Viuda, de quien he dado ya alguna cuenta, fue la Muerte para varias Zorras; pues Sir Roger me ha dicho que durante sus Amoríos forró toda la Puerta Oeste del Establo. Siempre que la Viuda era cruel, las Zorras debían pagar por ello. Cuando su Pasión por la Viuda decayó y le llegó la Vejez, Sir Roger abandonó la Caza de Zorras; pero una Liebre que se ubique a menos de diez Millas de su Residencia aún no estará a salvo.
-----No hay ningún Ejercicio que recomiende más a mis Lectores de ambos Sexos como éste de la Equitación, pues ninguno proporciona tanta Salud ni se acomoda tan bien al Cuerpo, según la Idea del mismo que he dado aquí. El Doctor Sydenham es pródigo en sus Alabanzas de la Equitación; y si el Lector inglés quisiera ver sus Efectos Mecánicos descriptos extensamente, los podrá encontrar en un Libro publicado no hace muchos Años con el Título Medicina Gymnastica. Por mi parte, si me encuentro en la Ciudad, a falta de estas Oportunidades, me ejercito una Hora todas las Mañanas con una Campana muda que tengo en un Rincón de mi Cuarto, y me agrada sobremanera porque hace todo lo que necesito en el más profundo Silencio. La Casera y sus Hijas están al tanto del Horario en que me ejercito y nunca entran en mi Habitación para no molestarme mientras toco.
-----Cuando tenía algunos Años menos, solía practicar un Entretenimiento más laborioso, que aprendí de un Tratado en Latín sobre Ejercicios escrito con gran Erudición: se la llama allí skiomaxía o Combate con la propia Sombra y consiste en blandir dos Palos cortos, con Balas de Plomo en la Punta, agarrando uno con cada Mano. Esto abre el Pecho, robustece los Miembros y da al Hombre todo el Placer del Box, pero sin sus Golpes. Desearía que muchos Hombres cultos emplearan el Tiempo que derrochan en Controversias y Disputas sobre nada en este método de combate con la propia Sombra. Puede hacer mucho por evaporar su Hastío [Spleen], que los vuelve tan molestos para el Público como para sí mismos.
-----Para concluir diré que, siendo yo un Compuesto de Alma y Cuerpo, me considero obligado a cumplir con una doble Rutina de Deberes; y siento que no he terminado las Tareas del Día cuando no dedico mi Cuerpo al Trabajo y el Ejercicio y mi Alma al Estudio y la Contemplación.
L.



Miércoles, 11 de Julio de 1711
...Paupertatis pudor et fuga...-Hor.
-----La Economía de nuestros Negocios tiene en la Fortuna el mismo Efecto que la buena Crianza en la Conversación.
pendiente...



Martes, 10 de Julio de 1711
...Haerent infixi pectore vultus.-Virg.
pendiente...





Lunes, 9 de Julio de 1711


᾿Αθανάτους μεν πρῶτα θεοὺς, νóμῳ ὡς διάκειται. Τιμᾶ -- Pythagoras
(First in obedience to thy country's rites, Worship th' immortal gods.)

Siempre me complace pasar un Domingo en la Campiña; y pienso: Si hacer del Séptimo un Día santo fuera tan solo un Institución humana, sería el mejor Método que se podría haber pensado para pulir y cultivar a la Humanidad. Es cierto que la Gente de Campo pronto degeneraría en una especie de Salvajes y Bárbaros si no existiera tal Retorno de un Tiempo estipulado en que la Aldea entera se encuentra con sus mejores Semblantes y sus Hábitos más pulcros, para conversar unos con otros sobre diferentes Temas, oír Explicaciones sobre sus Deberes, y unirse en la Adoración del Ser Supremo. El Domingo despeja algo de la Herrumbre de toda la Semana, no solo porque refresca en sus Mentes las Nociones de la Religión, sino porque llama a ambos Sexos a presentarse en su Forma más agradable y a esforzarse en demostrar todas las Cualidades tendientes a proveerles una buena Disposición en la Opinión de la Aldea. Un Hombre de Campo alcanza distinción en la Iglesia en la misma medida que el Ciudadano en el Distrito Financiero, pues allí se discute en general la Política local, luego del Sermón o antes de que suene la Campana.
-----Como es un buen Hombre de la Iglesia, mi Amigo Sir ROGER ha embellecido los Interiores con Textos variados, de su propia Elección: Asimismo, ha provisto al Púlpito de un Paño, y ha corrido con los Gastos de engalanar la Mesa de la Comunión. Con frecuencia me ha dicho que al asumir su Cargo encontró muchas Irregularidades entre sus Parroquianos; y que para hacerlos arrodillarse y unirse en las Letanías, le dio a cada uno un Almohadón y el Libro de Oración Común: y al mismo tiempo empleó a un Maestro de Canto itinerante que recorre el País con el Propósito de instruir correctamente a los fieles en cuanto a las Melodías de los Salmos, de las cuales ahora se precian mucho más; y ciertamente las ejecutan mejor que la mayoría de las Iglesias de la Campiña que he oído.
-----Dado que Sir ROGER es el Arrendadero de toda la Congregación, los somete a todos a un muy buen Orden, y no admite que Nadie duerma durante el Sermón, a excepción de él mismo; pues cuando por Casualidad lo han descubierto echándose una corta Siesta en ese momento, al recuperarse se yergue y mira a su alrededor, y si descubre a Alguien cabeceando, o bien lo despierta él mismo, o le envía a su Sirviente. Varias Particularidades del viejo Caballero se vislumbran en tales Ocasiones: A veces, cuando entona un Salmo, alarga un Verso hasta medio Minuto después de que el resto de la Congregación lo ha terminado; a veces, cuando le complace el Tema de su Devoción, pronuncia Amén tres o cuatro veces en la misma Oración; y a veces se pone de pie cuando todos los Demás están de Rodillas, para contar a la Congregación o revisar si falta algún Arrendatario.
-----Ayer me sorprendió mucho oír que mi viejo Amigo, en medio del Servicio, llamaba a un tal John Matthews, y le pedía que prestara atención a lo que estaba haciedo, y que no molestara a la Congregación. Este John Matthews, al parecer, es conocido por ser un Muchacho haragán, y en ese instante estaba dando Patadas con sus Talones, por Diversión. La Autoridad del Caballero, aunque ejercida en esa extraña Manera que lo acompaña en todas las Circunstancias de su Vida, tuvo un muy buen Efecto sobre la Parroquia, que no estaba lo suficientemente educada como para percibir la Ridiculez en el Comportamiento de este Joven; además, la Sensatez general y la Valía de su Carácter hacen que sus Amigos vean estas pequeñas Singularidades como Contrastes que, en lugar de afear sus eximias Cualidades, más bien las destacan.
-----Tan pronto como el Sermón termina, Nadie osa moverse hasta que Sir ROGER haya salido de la Iglesia. El Caballero desciende de su Asiento en el Presbiterio, pasa por entre dos Filas de sus Arrendatarios, que se inclinan a su paso a cada Lado; y de vez en cuando pregunta a uno sobre su Esposa, y a otro sobre su Madre, o su Hijo, o su Padre, al cual no ha visto en la Iglesia; lo cual se entiende como una Reprimenda secreta hacia la Persona ausente.
-----El Capellán me ha dicho a menudo que durante el Día de Catecismo, cuando Sir ROGER está conforme con un Niño que ha contestado bien, ordena que le den una Biblia al Día siguiente para alentarlo, y a veces la acompaña con una Tajada de Panceta para su Madre. Sir ROGER también ha sumado cinco Libras al Año al puesto de Monaguillo; y para alentar a los Jóvenes a empeñarse en un Servicio perfecto en la Iglesia, ha prometido que, a la Muerte del actual Titular, que es de edad avanzada, el Puesto será para el que tenga más Méritos.
-----El justo Acuerdo entre Sir ROGER y su Capellán, y la mutua Coincidencia que demuestran en hacer el Bien, es aun más notable cuando se considera que la Aldea vecina es famosa por las Diferencias y las Contiendas que se desatan entre el Párroco y el Caballero, quienes viven en perpetuo Estado de Guerra. El Párroco siempre está sermoneando al Caballero, y el Caballero, para vengarse del Párroco, nunca asiste a la Iglesia. Aquel Caballero ha convertido a todos sus Arrendatarios en Ateos y Ladrones del Diezmo; mientras que el Párroco les inculca todos los Domingos la Dignidad de su propio Orden e insinúa que es más Hombre que su Patrón. En suma, el Asunto ha llegado a tal Extremo que en el pasado medio Año no se ha visto al Caballero rezando en público o en privado; y el Párroco lo ha amenazado con que, si no enmienda su Actitud, orará por él frente a toda la Congregación.
-----Disputas de esta Naturaleza, aunque ocurran con demasiada frecuencia en el Campo, son fatales para el común de las Gentes, pues están tan acostumbradas a deslumbrarse con Riquezas, que muestran igual Deferencia a un Propietario que a un Hombre instruido; y cuesta mucho hacerles entender una Verdad que se les está predicando, por más importante que sea, cuando saben que hay muchos Hombres con rentas de quinientos al Año que no la creen.

L.



Sábado, 7 de Julio de 1711
Inter Silvas Academi quaerere Verum.- Hor.
El Curso de mi última Especulación me llevó sin darme cuenta a un Tema que siempre he meditado con gran Placer, me refiero a la Inmortalidad del Alma. Ayer estaba caminando solo en los Bosques de un Amigo, y me extravié en él de buena Gana, mientras se amontonaban en mi Mente los muchos Argumentos que sirven de Prueba a este importante Punto que es la Base de la Moralidad y la Fuente de todas las agradables Esperanzas y secretos Gozos que pueden surgir en el Corazón de una Criatura razonable. Consideré esas muchas Pruebas a partir de:
-----Primero, la Naturaleza misma del Alma y particularmente de su Inmaterialidad, que aunque no es absolutamente necesaria para la Eternidad de su Duración, ha sido, creo, evidenciada casi hasta su Demostración.
-----Segundo, sus Pasiones y Sentimientos, y en particular de su Amor a la Existencia, su Horror a la Aniquilación y sus Esperanzas de Inmortalidad, con esa secreta Satisfacción que ella encuentra en la Práctica de la Virtud y el Desasosiego que sigue luego de caer en el Vicio.
-----Tercero, la Naturaleza del Ser Supremo, cuya Justicia, Bondad, Sabiduría y Veracidad están todas comprometidas en este gran Punto.
-----Pero entre estos y otros excelentes Argumentos de la Inmortalidad del Alma, hay uno que se deduce del perpetuo Progreso del Alma hacia su Perfección, sin que se cuente con la Posibilidad de arribar jamás a la misma; lo cual es un Indicio que no recuerdo haber visto planteado ni desarrollado por otros que han escrito sobre este Tema, a pesar de que a mí me parece que pesa enormemente en él. ¿Cómo puede entrar en el Entendimiento del Hombre que el Alma, que es capaz de tan inmensas Perfecciones y de efectuar nuevos Progresos hacia la total Eternidad, pueda convertirse en nada casi al mismo tiempo en que es creada? ¿Están semejantes Facultades hechas para nada? Una Bestia llega a un Punto de Perfección que ya nunca puede superar: en unos pocos Años ha obtenido todos los Dotes de que es capaz; y podría vivir diez mil años más, y sería lo mismo que es en la actualidad. De haber logrado el Alma humana esa posición de su Desarrollo y habiendo agotado todas sus Facultades, incapaz ya de mayores Proyecciones, yo podría imaginar que se disolviera insensiblemente, gota que se seca hasta el Aniquilamiento ¿Pero podemos creer en un Ser pensante que esté en perpetuo Progreso de Perfeccionamiento, y trasladándose desde la Perfección hacia la Perfección, luego de haber contemplado en plenitud las Obras de su Creador y que ha realizado algunos Descubrimientos de su infinita Bondad, Sabiduría y Poder, deba perecer justo después de haber llegado y en el momento justo en que comienza con sus Preguntas?
-----Un hombre, considerado en su Estado presente, parece haber sido enviado al Mundo con el sólo propósito de propagar la Especie. Él se provee de un Sucesor, e inmediatamente abandona su Puesto para hacerle lugar.

------------------------------------------Hares
---------------------Haeredem alterius, velut unda supervenit undam.

No parece haber nacido para gozar la Vida sino para dársela a otros. Esto no sería asombroso aplicado a los Animales, que están hechos para nuestro Uso y pueden cumplir con esa Función en una Vida breve. El Gusano de Seda, después de haber hilado su Obra, pone sus Huevos y muere. Pero un Hombre nunca logra llegar al total desarrollo de su Entendimiento, no tiene tiempo de dominar sus Pasiones, consolidar su Alma en la Virtud y llegar a la Perfección de su Naturaleza, antes de que se lo apresure a abandonar Escena. ¿Habría hecho un Ser absolutamente sabio a tan gloriosas Criaturas para un propósito tan insignificante? ¿Podría deleitarse con la Producción de tales Inteligencias malogradas, de tales efímeros Seres racionales? ¿Nos habría dado Talentos que no están para ser ejercidos? ¿Capacidades que nunca son satisfechas? ¿Cómo podemos encontrar esa Sabiduría que brilla a través de todas sus Obras, en la Formación del Hombre, sin ver este Mundo sólo como una Sala de espera para el próximo, y creer que las varias Generaciones de Criaturas racionales, que surgen y desaparecen en tan rápidas Sucesiones, existen sólo para recibir sus primeros Rudimentos de Experiencia aquí y luego ser transplantadas a un Clima más favorable, donde pueden desenvolverse y florecer para toda la Eternidad?
-----No existe en la Religión, según mi Opinión, una Razón más placentera y triunfante que ésta del Progreso perpetuo que el Alma lleva a cabo tendiendo a la Perfección de su Naturaleza, sin llegar jamás a una Punto Final de la misma. Ver al Alma como algo que avanza de la Energía a la Energía, pensar que está hecha para brillar por siempre con nuevos Accesos de Gloria, relumbrar por toda la Eternidad, que seguirá incorporando Virtud a la Virtud, y Conocimiento al Conocimiento; todo esto conlleva algo maravillosamente agradable para esa Ambición que es natural en la Mente del Hombre. Es más, debe ser una Perspectiva placentera para Dios mismo, el ver a su Creación embelleciéndose en sus Evas y acercándose a él mediante mayores Grados de Semejanza.
-----Me parece que esta sencilla Especulación del Progreso de un Espíritu finito hacia la Perfección, será suficiente para extinguir toda Envidia en las Naturalezas inferiores, y todo Desdén en las superiores. Ese Querubín que ahora aparece como un Dios ante un Alma humana, sabe muy bien que llegará la Hora en la Eternidad en que el Alma humana será tan perfecta como él lo es ahora: Es decir, cuando ella mire desde arriba ese Grado de Perfección, del mismo modo en que ahora tiene que verlo desde abajo sin haberlo alcanzado. Es cierto que la Naturaleza más elevada permanece avanzando, y que así preserva su Distancia y Superioridad en la Escala del Ser; pero esa Naturaleza sabe que por más alta que se encuentre la Posición que ocupa y que le pertenece en ese momento, la Naturaleza inferior seguirá finalmente elevándose hacia ella, y brillará en el mismo Grado de Gloria.
-----¿Con qué Asombro y Veneración podemos mirar el interior de nuestras Almas, donde se halla tal Acopio oculto de Virtud y Conocimiento, semejante Fuente inagotable de Perfección? Nosotros aún no sabemos lo que habremos de ser, ni jamás podrá entrar en el Corazón del Hombre el concebir la Gloria que siempre se estará en Reserva para él. El Alma considerada junto con su Creador, es como una de esas Líneas Matemáticas que se puede trazar cerca de otra por toda la Eternidad sin una Posibilidad de que se toquen: ¡Y puede haber un Pensamiento tan movilizador como el considerarnos a nosotros mismos en perpetuo Acercamiento a él, que no sólo es la Medida de la Perfección sino de la felicidad!
L.



ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

DÍAS PASADOS
EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------