N° 267


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Sábado, 5 de Enero de 1712


Cedite Romani Scriptores, cedite Graii.- Propercio. El. 34, lib. 2, v. 95.

Abrid paso escritores Romanos, abrid paso Griegos.


-----No hay nada en la Naturaleza tan tedioso como las Disertaciones generales, especialmente cuando giran en torno de la Terminología. Por esta Razón retomaré la Discusión de ese Punto que ha empezado unos Años ha, respecto de si el Paraíso Perdido de Milton puede ser llamado un Poema Heroico. Aquellos que no consentirían en darle ese Título, pueden llamarlo (si les place) un Poema Divino. Será suficiente para su Perfección, si tiene en sí todas las Bellezas de la más alta clase de Poesía; y en cuanto a aquellos que alegan que no es un Poema Heroico, no lo empequeñecen más de lo que lo harían si dijesen que Adán no es Eneas, ni Eva Helena.
-----Lo examinaré por lo tanto bajo las Reglas de la Poesía Épica, y veremos si alcanza o no el Nivel de la Ilíada o la Eneida en las Perfecciones que son esenciales a ese tipo de Literatura. La primera cosa a ser considerada en un Poema Épico es la Fábula, que será perfecta o imperfecta de acuerdo a si la Acción que relata lo es en menor o mayor grado. Esta Acción debe tener tres Cualidades. Primero, no debe ser más que Una Acción. Segundo, debe ser una Acción completa; y tercero, debe ser una gran Acción. Consideremos la Acción de la Ilíada, la Eneida y el Paraíso Perdido bajo estas tres Luces. Para conservar la Unidad de su Acción Homero la adelanta hasta la Mitad del Asunto, como lo ha observado Horacio: de haberse remontado hasta el Huevo de Leda o si hubiera empezado mucho más tarde, aun con el Rapto de Helena o el Sitio de Troya, es evidente que la Historia del Poema habría sido una Serie de varias Acciones. Él inicia entonces su Poema con la Discordia entre sus Príncipes, y entreteje con habilidad, en las sucesivas Partes del mismo, un Acopio de Material informativo relativo a ellos y que ha ocurrido antes del fatal Disenso. Bajo el mismo principio, Eneas hace su primera Aparición en el Mar Tirreno y con Italia a la Vista, porque la Acción que se nos propone es su Asentamiento en el Lacio; pero como era necesario para el Lector saber qué le había ocurrido en la toma de Troya y en las partes anteriores de su Viaje, Virgilio hace que su Héroe lo relate como si fuesen Episodios en los Libros segundo y tercero de la Eneida. Los Contenidos de ambos Libros transcurren antes de los del primer Libro en el Hilo de la Historia, aunque para conservar la Unidad de la Acción aparecen después en la Disposición del Poema. Milton, imitando a estos dos grandes Poetas, abre su Paraíso Perdido con un Consejo Infernal que planea la Caída del Hombre, que es la Acción que se propone exponer; y como esas grandes Acciones son anteriores en el tiempo, la Batalla de los Ángeles y la Creación del Mundo (que habrían destruido completamente de Unidad de la Acción principal, de haberlas relatado en el mismo Orden en que han ocurrido) las desplaza a los Libros quinto, sexto y séptimo, bajo la forma de Episodios de su noble Poema.
-----Aristóteles mismo concede que Homero no tiene nada de qué jactarse en cuento a la Unidad de su Fábula, aunque al mismo tiempo el gran Crítico y Filósofo se esfuerza en paliar esta Imperfección en el Poeta Griego, imputándosela en cierta medida a la Naturaleza misma del Poema Épico. Algunos han sido de la Opinión de que la Eneida también adolece de esta Característica, y posee Episodios que pueden ser vistos como Excrecencias antes que como Partes de la Acción. Por el contrario, el Poema que tenemos ahora bajo nuestra Consideración no tiene otros Episodios que los que surgen naturalmente del Asunto, y sin embargo está lleno de tal Multitud de Incidentes sorprendentes que nos dan al mismo tiempo un Placer de la mayor Variedad y de la mayor Simplicidad, uniformes en su Naturaleza, aunque variados en la Ejecución.
-----Debo también observar que, al igual que Virgilio, en el Poema que estaba destinado a celebrar el Origen del Imperio romano, describió el Nacimiento de su gran Rival, la Nación Cartaginesa, Milton, con igual Arte, en su Poema sobre la Caída del Hombre, ha relatado la Caída de aquellos Ángeles que son sus Enemigos declarados. Además de las muchas otras Perfecciones en Episodio tal, éste corre en paralelo con la gran Acción del Poema impidiendo la Ruptura de su Unidad, como inevitablemente lo habría hecho otro Episodio que no tuviera una Afinidad tan grande con el Tema principal. En síntesis, este es el mismo tipo de Perfección que los Críticos admiran en El Fraile Español, o en El Descubrimiento Doble, donde las dos Tramas parecen Duplicados y Copias una de la otra.
-----La segunda Cualidad requerida en la Acción de un Poema Épico, es que debe constituir una Acción entera: una Acción está entera cuando está completa en todas sus Partes; o, como lo describe Aristóteles, cuando consta de un Principio, un Nudo y un Desenlace. Antes de ella no debe haber nada, no debe haber nada entrelazado con ella, y nada debe haber después que no esté relatado en ella. Del mismo modo que, por el contrario, ni un sólo Paso debe estar omitido en ese Progreso preciso y regular que se supone debe desarrollarse desde su Origen hasta su Consumación. Así vemos la Cólera de Aquiles en su Origen, su Continuación y Efectos, y el Establecimiento de Eneas en Italia, desarrollado a través de todas las Fuerzas que se ponen en su camino tanto por Mar como por Tierra. La Acción en Milton supera (creo yo) a los dos anteriores en este Punto; la vemos lograda en el Infierno, ejecutada en la Tierra y castigada por el Cielo. Las Partes de la misma están contadas de la Manera más precisa, y se desarrollan de una en otra en el Orden más natural.
-----La tercera Cualidad de un Poema Épico es su Grandeza. La Cólera de Aquiles fue de tales Consecuencias que enredó a los Reyes de Grecia, destruyó a los Héroes de Troya y alistó a todos los Dioses en Facciones. El Asentamiento de Eneas en Italia dio Origen a los Césares y al Imperio Romano. El tema de Milton era aún mayor que los anteriores; no determinaba el Destino de Personas o Naciones individuales, sino de todas las Especies. Los Poderes unidos del Infierno se reunieron para la Destrucción de la Humanidad, afectándola en parte, lo que habrían completado de no haberse interpuesto la Omnipotencia. Los principales Actores son el Hombre en su mayor Perfección y la Mujer en la cima de su Belleza. Sus Enemigos son los Ángeles Caídos: El Mesías, su Amigo; y el Todopoderoso, su Protector. En síntesis, cada cosa que es grande en el Círculo todo del Ser, sea dentro del Límite de la Naturaleza o fuera de él, tiene una Parte peculiar asignada en este noble Poema.
-----En Poesía como en Arquitectura, no sólo el Todo, sino los Miembros principales y cada Parte del mismo, deben ser Grandes. No presumiré de decir que el Libro de los Juegos en la Eneida, o el correspondiente de la Ilíada, no forman parte de esta Naturaleza, ni censuraré el Símil del Trompo en Virgilio, ni muchos otros del mismo tipo en la Ilíada, tan censurables en este Particular, pero creo que podemos decir, sin desmerecer esas maravillosas Ejecuciones, que hay una incuestionable Magnificencia en cada Parte del Paraíso Perdido, y ciertamente una aun mayor de la que podría haber existido en cualquier Sistema Pagano.
-----Pero cuando Aristóteles habla de la Grandeza de la Acción no sólo quiere decir que la misma debe ser grandiosa en su Naturaleza, sino también en su Duración, o en otras Palabras, que debe tener la Extensión adecuada, así como lo que llamamos propiamente Grandeza. La justa Medida de este tipo de Magnitud, la explica mediante la siguiente Similitud. Un Animal, no más grande que un Ácaro, no puede aparecer perfecto ante el Ojo, porque la Vista lo abarca de una sola vez, y se hace sólo una Idea confusa del Todo, y no una Idea clara de todas sus Partes; si por el contrario imaginamos una Animal de diez mil Estadios de largo, el Ojo estará tan colmado por una sola de sus Partes que la Mente no podrá formarse una Idea del Todo. Estos Animales son para el Ojo, lo que una Acción muy breve o una muy larga sería para la Memoria. El primero se perdería y sería tragado por ella, y el segundo difícilmente sería contenido en ella. Homero y Virgilio han mostrado su principal Arte en este Particular; las Acciones de la Ilíada y la Eneida, eran en sí mismas excesivamente breves, pero están tan hermosamente extendidas y diversificadas por la Invención de Episodios y la Maquinaria de Dioses, y con Ornamentos igualmente poéticos, que conforman una Historia conveniente, suficiente para ocupar la Memoria sin sobrecargarla. La Acción de Milton está enriquecida con tal Variedad de Circunstancias, que yo habría encontrado tanto Placer en la lectura de los Contenidos de sus Libros como en la mejor Historia con la que me hubiese encontrado. Es posible que las Tradiciones sobre las cuales se basan la Ilíada y la Eneida contengan más Circunstancias dentro de sí que la Historia de la Caída del Hombre, como la encontramos narrada en las Escrituras. Además, fue más fácil para Homero y Virgilio salpicar la Verdad con Ficciones, en tanto no corría el peligro de ofender la Religión de su País. Pero Milton no sólo tuvo muy pocas Circunstancias sobre las cuales construir su Poema, sino que también se vio obligado a proceder con el mayor de los Cuidados en cada cosa que agregaba de su propia Invención. Y ciertamente, no obstante todas las Restricciones que lo sojuzgaban, ha llenado su Historia con tantos Incidentes sorprendentes, los cuales conllevan una Analogía tan estrecha con los que nos transmiten las Sagradas Escrituras, que es capaz de complacer al más delicado Lector, sin ofender al más escrupuloso.
-----Los Críticos modernos han inferido a partir de varios Indicios de la Ilíada y la Eneida, el Espacio de Tiempo en que se desarrolla la Acción de cada uno de los Poemas; pero como una gran Parte de la Historia de Milton se lleva a cabo en Regiones que se hallan fuera del Alcance del Sol y la Esfera del Día, es imposible gratificar al Lector con un Cálculo semejante, que de hecho sería más curioso que instructivo; ningún Crítico, tanto Antiguo como Moderno, ha establecido Reglas para circunscribir la Acción de un Poema Épico con ningún Número determinado de Años, Días u Horas.

-----Este Fragmento de Crítica sobre el Paraíso perdido de Milton será continuado en los Ensayos de los próximos Sábados.

L.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------