N° 268


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Lunes, 7 de enero de 1712


Minus aptus acutis Naribus Horum Hominum.- Hor., I Sat., iii. 29-30.

-- unfit
For lively sallies of corporeal wit. --- Creech.


-----No es que piense que me he pasado de ingenioso últimamente, sino que de momento voy a pasar por alto todo Intento en esa dirección: En mi Opinión, a veces debería presentar al Mundo las Cartas simples de mis Corresponsales en el Vestido espontáneo con el que apresuradamente las envían, para que el Lector vea que no soy Fiscal ni Juez, y que la Acusación, antes de proceder contra el Criminal, se presenta adecuadamente y con Justicia.

Sr. ESPECTADOR,

-----Como Usted es el Espectador General, me encomiendo a Usted en lo concerniente al siguiente Caso; no porto Espada, pero con frecuencia mi Atención se desvía en el Teatro, donde asiduamente veo a un Conjunto de Muchachos que se divierten a costa de la Gente común, y mediante Chanzas y Travesuras a Granel les tiran de la Nariz, con frívolos Motivos o sin Razón alguna. En Ocasión del Episodio de la otra Noche, en que un Amigo aplaudía la elegante Salida que el Sr. Wilks había hecho, uno de estos Estrujadores-de-Narices lo oyó por casualidad, y le pellizcó la Nariz. Yo estaba en el Pozo la otra Noche (en que el Teatro estaba atestado), mientras un Caballero apoyaba su Peso contra mí (que era bastante), y cuando le pedí que retirara su Mano, me tiró de la Nariz. Le solicité con toda cortesía que retirara la Mano; a lo cual respondió tirando nuevamente de mi Nariz. No quise levantar Revuelo en un Lugar tan público, porque no estaba dispuesto a crear Alboroto; pero desde entonces he pensado sobre el Asunto y lo considero poco honrado y nada caballeresco, pues convierte a estos Tira-Nariz en odiosos, y hace que la Gente a la que le tiran la Nariz se vea disminuida y despreciable. Esta Alevosía es la que humildemente le imploro que procure reparar.

----------Soy su Admirador, &c.

----------James Easy.

Sr. ESPECTADOR,

-----El del 29 de Diciembre sobre el Amor y el Matrimonio es de esa Clase de Discursos tan útiles, que no puedo evitar agregar a los suyos mis Pensamientos al respecto. Creo que es una Desgracia que el Estado del Matrimonio, que por su Naturaleza misma es capaz de darnos la más completa Felicidad que esta Vida puede darnos, sea tan incontrolable para tanta Gente, como se ve cotidianamente. Pero la Travesura en general proviene de las imprudentes Elecciones que la Gente hace, y de las Expectativas de Felicidad a partir de Cosas que no pueden brindarla. Sólo las buenas Cualidades de la Persona amada pueden ser los Cimientos del Amor por el Juicio apropiado y la Discreción; y quienquiera espere alcanzar la Felicidad mediante algo que no sea la Virtud, la Sabiduría, el Buen Humor y una Semejanza en las Costumbres, se hallará inmensamente equivocado. Mas, ¡cuán pocos son los que buscan estas cosas, en lugar de hacer de las Riquezas su principal Objetivo, si no el único! ¡Cuán raro es para un Hombre, cuando se apresta a pensar en el Matrimonio, poner sus Esperanzas en tener una Mujer leal, que constituya una agradable Compañía! ¡Y que además administre con Prudencia y Frugalidad la Porción de su Patrimonio que él le confíe a su Conducta, y gobierne la Casa con Economía y Discreción, y sea un bello Adorno para él y para la Familia! ¿Dónde hallaremos al Hombre que está atento a encontrar a aquella que haga de la Práctica de la Virtud su principal Dicha; y del Cumplimiento de su Deber, su continuo Placer? No: Los Hombres prefieren perseguir el Dinero como el Complemento de todos sus Deseos; y sin importar la Clase de Esposa que elijan, seguirán pensando que las Riquezas proveen toda Clase de Placeres, que además les permitirán tener Amantes, Caballos, Sabuesos, Tragos, Festines, y Días de Caza con sus Compañeros; podrán pagar las Deudas contraídas por previas Extravagancias o por algún otro vil e indigno Fin; y podrán darse el Lujo de permitirse Placeres que constituyen una Vergüenza y un Escándalo para la Naturaleza humana. Ahora bien, en cuanto a las Mujeres, ¿cuántas de ellas hay que consideren la máxima Felicidad el tener un virtuoso y sabio Amigo? ¿Uno que sea fiel y justo con todos, y constante y amoroso con ellas? ¿Uno que con Cariño y Diligencia las cuide, al tiempo que mejore su Patrimonio, y que sin protestar le conceda todo lo que es prudente y conveniente? O mejor dicho, ¿cuántas son las que no ponen su Felicidad en opacar a las demás en Pompa y Exhibición? ¿Y que no piensen, al casarse con una Persona tan rica, que nadie entre sus Conocidos sea tan delicada en su Vestimenta, y con una Figura tan bien adornada, o con tan magníficos Muebles? Así, sus Cabezas se llenan de vacuas Ideas; y quisiera de corazón decir que la Exhibición y la Vestimenta no son los Principales Bienes de tantas Mujeres, como temo que lo son.
-----De esta Manera ambos Sexos se engañan a sí mismos, e imponen la Reflexión y la Desgracia a la más feliz y honorable de las Etapas de la Vida; mientras que si solo corrigieran su Gusto depravado, moderaran su Ambición y obtuvieran su Felicidad de los Objetos adecuados, entonces veríamos que la Dicha en el Matrimonio no tiene por qué ser una de las Maravillas del Mundo, como lo es hoy.
-----Señor, si piensa que estos Pensamientos son dignos de aparecer entre los suyos, sírvase darles un mejor Vestido y llevarlos a pasear al Extranjero; entonces le estará agradecido

----------Su Admirador,
----------A. B.

Sr. ESPECTADOR,

-----Mientras caminaba hoy por la Calle, ocurrió que por la otra Vereda pasó una Belleza cuyos Encantos eran tan atractivos, que atrajeron mi Mirada enteramente al otro Lado de la Calle, de tal manera que dejé de prestar atención al Camino y me di de bruces, con la Nariz, directamente contra un Poste; y apenas la Dama me vio, le causé un Ataque de Risa, aunque al mismo tiempo ella era consciente de que había sido la Causa de mi Infortunio, lo cual en mi Opinión era el mayor Agravante de su Crimen. Como estaba ocupado limpiándome la Sangre que me chorreaba por el Rostro, no tuve Tiempo de informarle de su Barbarismo, ni de mi Resolución de no volver a perder de vista el Camino a causa de alguna otra de su Sexo: Por lo tanto, para vengar a su humilde Servidor, él desea que Usted inserte este Episodio en alguno de sus próximos Ensayos, lo cual será, como él espera, una Advertencia para el resto de los Mirones de Mujeres, así como para el pobre

----------Anthony Gape.

Sr. ESPECTADOR,

-----Quisiera saber para el próximo Número si el divertido Juego de El Párroco perdió la Sotanasigue siendo el último grito de la Moda entre las Damas distinguidas esta Navidad; porque veo que llevan Capuchas de todos los Colores, que supongo usan para tal Propósito: Si es así, y si a Usted le parece apropiado, llevaré algunas de esas Capuchas para las Damas de Yorkshire; porque ellas disfrutan que les lleve algo de Londres que sea bien nuevo. Si Usted puede decirme algo, cualquier Cosa, que pueda hacer para obedecer las Órdenes de estas Señoras con mayor tino, le ruego que me lo informe, pues así le estará extremadamente agradecido

----------Su humilde Servidor.

Sr. ESPECTADOR, -----------------------------------Oxford, 29 de Dic.

-----Dado que Usted parece inclinado a hacerse Amigo de los Desamparados, le ruego que me asista en este Asunto que tanto me ha hecho sufrir. El Brindis reinante en este Lugar se hace en honor de Patetia; la he perseguido con la mayor Diligencia durante estos Doce Meses, y me doy cuenta de que nada se interpone entre nosotros excepto uno que la adula más de lo que yo puedo hacerlo, pues el Orgullo es la Pasión favorita de esta Dama; por lo tanto, si Usted tuviera a bien ser mi Amigo en la medida en que le fuera posible hacer una Mención favorable de ella en alguno de sus Ensayos, creo que entonces yo no fallaría en mis Intentos. Los Eruditos hacen Cola, como seguramente hacían en su Época ante el Banco de Iglesia: Y ella se hace rendir Devoción por una Muchedumbre de Jóvenes que aún no conocen el Sexo, y a cuya Pasión agregan la Inexperiencia: Sin embargo, si esto tiene el Éxito que pido en mis Votos, Usted me hará el Hombre más feliz del Mundo, y el más agradecido de todos.

----------Sus humildes Servidores.

Sr. ESPECTADOR,

-----Llegué al Baño de mi Amante esta Mañana, pues me lo permite aun cuando está a Cara lavada: Ella frunció el Ceño y espetó ¡Pfft! cuando le regalé un Cumplido robado por ahí; sea Usted quien juzgue si era bonito o no. Señora, dije, Usted debe abstenerse de llevar esas Prendas de su Vestido; quedarán muy bien en otras, pero no se puede poner un Parche donde oculta una Belleza.

T.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------