N° 271


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 10 de Enero de 1712
Mille trahens adverso sole colores.-Virg.
-----Las Cartas de mis Corresponsales me brindan una Ventaja doble; primero, mostrándome qué Papeles son más aceptables para ellos; y luego, proporcionándome Materiales para nuevas Especulaciones. A veces en verdad no hago Uso de la Carta en sí misma sino que desarrollo algunas de sus Sugerencias como Planes de mi propia Invención; a veces me tomo la Libertad de adaptar el Lenguaje o el Pensamiento a mi propia Manera de hablar y pensar, y siempre (si puede hacerse respetando el Sentido) omito los muchos Cumplidos y Aplausos que por lo general me dirigen.
-----Además de las dos Ventajas recién mencionadas, las Cartas me dan la Oportunidad de alargar mi Escrito gracias al hábil Dominio de la Parte suscriptora, lo cual quizás no hace poco para alivimiarme tanto a mí como al Lector.
-----Algunos dirán que a menudo me escribo a mí mismo, que soy el único Corresponsal constante que tengo. Esta Objeción sería en verdad válida si las Cartas que le transmito al Público almacenaran mis propios Elogios y si, en lugar de admirar en ellas su Capacidad para divertir o instruir a mis Lectores, admirará la Belleza de mi propia Obra. Pero dejaré a estos sabios Conjeturadores librados a su Imaginación y entregaré las tres siguientes Cartas para Entretenimiento del Día.
-----“Señor,
-----El pasado Jueves estuve en una Reunión de Damas donde había trece Capuchas de Colores diferentes. Estando el Spectator de aquel Día sobre la Mesa, me solicitaron que se los leyera, Cosa que hice con Voz muy clara, hasta que llegué al Verso en Griego del Final. Debo confesar que me desconcertó que saltara sobre mí tan inesperadamente; sin embargo, oculté mi Confusión lo mejor que pude, y luego de murmurar algunos Insultos para mis adentros, me reí con Fuerza y exclamé Buenísima Broma, por Dios. Las Damas deseaban que se las explicara, pero pedí que me excusaran de hacerlo y dije que si hubiera sido adecuada para ella, el Autor no la habría envuelto en Griego. Solté luego algunas Expresiones que daban entender que algo en la Broma no era conveniente para las Damas. Ante lo cual, la Matrona de la Comitiva, que llevaba una Capucha color Cereza, alabó la Discreción del Escritor por haber vertido sus Pensamientos más inmundos en Griego, lo que contaminaría sólo a escasos Lectores. A la vez se manifestó muy complacida porque no había dado él una Opinión definitiva sobre la nueva Moda de las Capuchas; pues a decir verdad, afirmó, temía que nos hiciera avergonzar de mostrar nuestras Cabezas. Ahora bien, Señor, deberá saber que desde que este desafortunado Accidente me ocurrió en Compañia de estas Damas, que me tienen como un Hombre de lo más inteligente, he consultado a un Conocedor de la Lengua Griega quien me dio su Palabra de que su reciente Cita no significa más que Los Modales, no los Vestidos, son los Ornamentos de una Mujer. Si esto llega al Conocimiento de mis Admiradoras femeninas, quedaré demasiado expuesto como para salir de la Situación con Elegancia. Mientras tanto le dejo esta Anécdota para que tenga Cuidado en lo Subsiguiente de no hacer sufrir a ninguno de sus Simpatizantes este Tipo de Inconveniencias. Es en Nombre de ellos que pido su Permiso para firmar como
----------------------------------------------Tom Trippit.”
-----“Sr. Espectador,
-----Sus Lectores están tan deleitados con su Caracterización de Sir Roger de Coverley que todas las Salas de Café se llenaron de una sensible Alegría cuando se supo que el viejo Caballero vendría a la Ciudad. Me encuentro ahora con un Puñado de sus Admiradores que formulan como Solicitud conjunta que nos de Noticia pública de la Viuda o del Balcón donde el Caballero pretende aparecer. Ya ha procurado una gran Satisfacción a quienes lo vieron en el Café del Squire.Si deseará Ud. colocar su corta Cara junto al Codo izquierdo de Sir Roger, entenderemos la Seña y reconoceremos agradecidos un Favor tan grande.
----------------Soy, Señor,
--------------------Su más devoto,
-------------------------Humilde Servidor,
-----------------------------------------C.D.”

-----“Señor,
-----Enterado de que usted es un gran Investigador de todo lo que es curioso en la Naturaleza, lo encontraré si lo desea al caer la Noche con mi Espectáculo en la Espalda, al que llevo conmigo en una Caja, pues sólo consiste de un Hombre, una Mujer y un Caballo. Los dos primeros están casados, Estado en el cual el Caballero se ha desempeñado tan admirablemente, que su Señora espera un Niño. La Mujer barrigona y su Esposo, así como su caprichoso Palafrén, son tan livianos que si fueran puestos todos juntos en una Balanza bastaría un Hombre común para vencer con su Peso a toda la Familia. El Hombrecito es pendenciero por Naturaleza; pero cuando se encoleriza, lo confino en la Caja hasta que la Ira cede, y de este Modo he impedido que haga Daño. Su Caballo también es muy vicioso, Razón por la cual debo atarlo cerca de su Comedero con un Piolín. La Mujer es una Coqueta. Se pavonea todo lo que puede pavonearse una Dama de dos Pies de Altura, y su Pasión por la Seda me arruinaría si la Cantidad de una Almohadilla de Alfileres no bastara para hacerle un Vestido y unas Enguas. Me contó el otro Día que había oído que las Damas vestían Capuchas de Colores y me solicitó que le consiguiera una del Azul más refinado. Estoy obligado a satisfacer sus Requerimientos mientras se halla en la presente Condición, deseosa de tener más de la misma Raza. No sé qué me vaya a aportar, pero con que sea un Espectáculo, quedaré satisfecho. Este tipo de Novedades, creo, no deben permanecer ocultas al Espectador Británico; por cuya Razón espero disculpe esta Intrepidez en
---------------------Su más Responsable,
----------------------------------Obediente
----------------------------------------y Humilde Servidor,
---------------------------------------------------------S.T.”
L.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------