N° 272


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Viernes, 11 de Enero de 1712
Longa est injuria, longae
Ambages.
Virg.
-----“Sr. Espectador
-----La Ocasión de esta Carta es de tal Importancia y son tales sus Circunstancias que seguramente le parecerá justo insertarla aquí, prefiriéndola a todos los otros Temas que puedan ofrecerse a su Consideración. No necesito, dicho esto, revelarle que estoy enamorado. Le haré conocer las Circunstancias de mi Pasión tan bien como puede una Mente perturbada. ¡Esa maldita Bocona de la Señorita Jane! Pero ay, la vitupero por su Nombre como si le fuera conocida, como si estuviera usted tan familiarizado con ella como yo: pero le contaré todo tan rápidamente como lo permitan las Interrupciones alternadas del Amor y la Furia. Hay en este Mundo una Joven de lo más encantadora, a quien amo con Pasión, y de quien he recibido durante algún Tiempo tantas Señales de Aprobación como ella podía darme o yo desear. El exitoso Avance de este Asunto, el más esencial de todos para la Felicidad del Hombre, no sólo insufló nueva Vida y Vigor a mi Conducta y mis Palabras sino que además dotó de cierta Gracia a todas mis Acciones en el Comercio de la Vida, en todas las Cosas, aún las más alejadas del Amor. Usted sabe que la Pasión predominante se extiende por todas las Transacciones del Hombre y lo exalta o lo deprime según la Naturaleza de la Pasión. Pero, ay, todavía no comencé mi Historia, y ¿de qué sirven las Sentencias y las Máximas cuando un Hombre clama por su Vida? Empecemos pues: hemos mantenido Correspondencia con esta Dama empleando los Nombres del Amor, ella mi Belinda, yo su Cleantes. Aunque así nos hemos adentrado en el Relato del Asunto, no puedo seguir su Hilo para caracterizar a la Señorita Jane, a quien no mantendré oculta tras un Nombre prestado; le haré saber únicamente que cuando la conocí era ella una Criatura muy atractiva (pero no extenderé el Verbo era hasta el Presente) y durante el Tiempo de su Florecimiento y Belleza fue una Tirana tan recia con sus Amantes, tanto se sobrevaluaba ella y menospreciaba a sus Pretendientes, que estos la abandonaron como a un Hombre; y ella no tuvo otro Consuelo sino el que es común a todas las de su Clase: el Placer de interrumpir Amores ajenos. Es imposible que no haya visto a estas Militantes de la Malicia, que pasan todo su Tiempo de la Manera más laboriosa, haciendo Averiguaciones, llevando de un Lugar a otro nuevos Chismes, sin cosechar más Beneficio que la Esperanza de hacer a otros tan Infelices como lo son ellas mismas. Pasó que la Srta. Jane se encontraba en el mismo Sitio donde yo pasaba la Nochebuena con otros bien enterados de mi Pasión por Belinda. Había en la Concurrencia una Joven tan libre en su Alegría, tan adorable por la justa Reserva con que la acompañaba, que le soy injusto al decir Reserva, pues su Alegría o Vivacidad carecía de toda Insinuación de Gozos más inmoderados, siendo la Manifestación natural de un Espíritu dominado por la Costumbre de la Inocencia y la Pureza. Habría sido olvidar totalmente a Belinda si no hubiera tomado Nota de alguien en quien germinan las mismas Virtudes femeninas que en ella resplandecen al Punto de la Perfección, si no hubiera distinguido a quien parecía prometer al Mundo la misma Vida y Conducta de mi fiel y amada Belinda. Cuando terminó la Reunión, esa Cosa delicada y joven me permitió escoltarla hasta su Casa; la Srta. Jane percibió mi Atención para con ella y supo que la había acompañado hasta la Casa de su Padre. A la Mañana siguiente fue temprano a visitar a Belinda y le preguntó si la señorita Fulana de Tal había estado con ella. No. ¿Y la Acompañante de Fulana de Tal? No. ¿Tampoco su Prima Zutana? No. Válgame Dios, ¿qué ha sido de la Amistad entre Mujeres? Bah, quizás se rían de todo esto. ¿Y nadie le contó nada del Comportamiento de anoche de su Amante Como quiera que se llame? ¿O es que no significa nada para usted el que planee casarse con la joven Señorita. ... el próximo Martes? Ahora Belinda estaba lista para morir de Odio y Celos. Entonces prosigue la Srta. Jane: tengo un joven Pariente que es Empleado de un importante Escribano, que le mostrará el Borrador del Acuerdo Nupcial. Todos dicen que el Padre le dará dos mil Libras más de lo que podría obtener de usted. Como es usual, fui a visitar a Belinda, pero no me admitieron; le escribí y la Carta me fue devuelta cerrada. La pobra Betty, su Doncella, que estaba de mi Lado, ha estado aquí recién y me contó todo el Asunto atolondradamente. Dice que no me cree tan vil y que ahora se ha vuelto tan odiosa para su Ama por hablar bien de mí tan seguido, que no se atreve a mencionarme más. Todas nuestras Esperanzas están cifradas en que las Circunstancias sean justamente representadas en el Spectator, el cual Betty dice que le mostrará tan pronto aparezca; y ha prometido reconocer, cuando usted rompa el Hielo, que alguien se inmiscuyó entre nosotros; y cuando consiga una Audiencia, la joven Dama respaldará lo que decimos testificando que no me ha visto más que aquella única vez en mi Vida. Estimado Señor, no omita esta Historia verdadera ni la crea demasiado particular; pues hay Multitudes de Coquetas resentidas que se acercan a otras Damas y que se ganan su Amistad a costa de Malicia y sin otro Propósito que aniquilar las Esperanzas de los Amantes, las Expectativas de los Padres y la Benevolencia de los Parientes. No dudo que seré,
--------------Señor,
--------------------Su más agradecido
-------------------------------humilde Servidor,
----------------------------------------------CLEANTES.
“Café de Will, 10 de Enero
-----Señor,
-----El otro Día, al ingresar en una Sala adornada con la Presencia del Bello Sexo, ofrecí, como se acostumbra, un Beso a cada una; pero una más altiva que las otras, retiró su Mejilla. No me pareció apropiado dar ninguna Cuenta de esto hasta haber recibido su Consejo.
--------------------------Su Humilde Servidor
----------------------------------------------E.S.”

Se solicita del Corresponsal que declare cuál de las dos Mejillas le fue retirada por la Ofensora.
T.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------