N° 277


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Jueves, 17 de Enero de 1712.
Fas est et ab hoste doceri.-Ovid.
-----Supongo que no necesito informar a la Parte refinada de mis Lectores que antes de que cortaramos Comunicaciones con Francia a raíz de la Guerra, nuestras Damas tomaban de allí todas sus Modas; y que las Modistas se ocupaban de procurarlas por Intermedio de una Muñeca articulada que venía regularmente, una vez por Mes, vestida a la Manera de los más eminentes Salones de París.
-----He recibido la verosímil Información de que aún en el Tiempo más acalorado de la Guerra, el Bello Sexo se empeñó en recaudar Fondos para importar esta Mademoiselle de Madera.
-----No he podido saber si el Barco naufragó o fue asaltado, o si su Cargamento fue retenido por los Oficiales de la Aduana como Mercancía de Contrabando; no obstante, es seguro que estos primeros Intentos no resultaron exitosos y provocaron una gran Decepción en todo el Mundo femenino; pero como nunca se elogiará lo suficiente la Constancia y Aplicación de las Mujeres en Temas tan importantes, me alegra saber que, a pesar de todas las Adversidades, al fin han conseguido su Objetivo, de lo cual me notificaron las dos Cartas que siguen.
-----“Sr. Espectador,
-----Amo tanto todo lo Francés que hace poco me deshice de un humilde Admirador porque no hablaba el Idioma de ese País ni bebía Clarete. Lamenté largamente, en Secreto, la Calamidades padecidas por mi Sexo durante la Guerra, un Tiempo durante el cual debimos someternos a las insoportables Invenciones de las Diseñadoras Inglesas, las cuales a veces copian indistintamente bien pero que son incapaces de componer con el Gout de Francia.
-----Estaba al Borde de la Desesperación por la Posibilidad de no volver a ver Nunca un Modelo de ese amado País, cuando el Domingo pasado, en la Iglesia, percibí que una Dama, sentada junto a mí, le susurraba a otra que en Seven Stars de King-Street, Covent-Garden, había una Mademoiselle recién llegada de París integramente vestida.
-----Estuve de lo más impaciente el resto de la Misa y apenas terminó, habiendo averiguado la Adresse de la Modista, fui de inmediato a su Negocio de King-Street, pero me dijeron que la Dama Francesa estaba en lo de una Persona de Calidad en Pall-Mall y que no regresaría hasta tarde esa misma Noche. Así pues me vi forzada a renovar mi Visita esta Mañana temprano y obtuve una Vista total, de la Cabeza a los Pies, de la querida Muñeca.
-----No puede imaginarse, estimado Señor, qué ridículo me pareció entonces el Modo en que nos empaquetaron a todas durante la Guerra y cuán infinitamente supera este Vestido francés a todos los nuestros.
-----El Vestido no tiene Volados en las Mangas y espero que no seamos más livianas que las Damas Francesas como para desear un Lastre de ese Tipo; la Enagua no tiene Ballenas pero calza con una Soltura que es al mismo tiempo galante y dégagée; la Coiffeure es inexpresablemente bonita y, en Resumen, todo el Vestido posee mil Cualidades que aún no debo hacer demasiado públicas.
-----Me pareció apropiado, no obstante, darle esta Noticia para que no se sorprenda al verme aparecer à la mode de Paris en la próxima Fiesta de Cumpleaños.
---------------------Soy,
-------------------------Señor,
------------------------------Su Humilde Servidora,
------------------------------------------------------Teraminta.”
-----A la Hora de haber leído esta Carta recibí otra de la Dueña de la Muñeca.
-----“Señor,
-----La Noche del Sábado 12 del Corriente llegó a mi Negocio en King-Street, Covent-garden, la Muñeca Francesa del Año 1712. Puse el mayor cuidado en que fuera vestida por las más celebradas Diseñadoras y Fabricantes de Vestidos en París y no encuentro ninguna Razón para lamentar la Suma que me ha costado su Indumentaria e Importación: no obstante, como no conozco Juez de Vestuario mejor que usted, si desea visitar mi Negocio camino a la Ciudad y echarle un Vistazo, le prometo corregir cualquier Cosa que desapruebe en su próximo Ensayo antes de proponerla como Modelo al Público.
----------------------Soy,
--------------------------Señor,
--------------------------------Su más humilde Admiradora
------------------------------------y su Servidora más obediente,
-----------------------------------------------------------------Betty Punto-cruzado."
-----Como estoy dispuesto a hacer cualquier Cosa razonable en Servicio de mis Compatriotas y prefiero prevenir las Faltas a corregirlas, fui la otra Noche al Negocio de la supradicha Srta. Punto-cruzado. Apenas ingresé, la Asistente del Local, que, supongo, estaba esperándome, sin hacer ninguna Pregunta, me presentó a la pequeña Damisela y se retiró en busca de su Ama.
-----La Muñeca llevaba un Vestido color Cereza y unas Enguas, sobre las cuales había una Sobrefalda corta que mostraba su Figura muy ventajosamente. Su Cabello estaba muy bellamente cortado y peinado, con varios Lazos sujetos aquí y allá. La Modista me aseguró que su Complexión era la misma que poseían las Damas más a la Moda de París. Su Cabeza era extremadamente alta, pero habiéndo pronunciado mi Opinión sobre este Tema hace ya Tiempo, no agregaré nada por ahora. También me ofendió un minúsculo Parche que lucía sobre el Busto, colocado allí, seguramente, sin niguna buena Intención.
-----Luego de observar los Detalles de su Vestido, mientras lo miraba en su Conjunto, la Asistente, que es una Muchacha muy vivaz, me indicó que Mademoiselle tenía algo muy curioso en el Broche de sus Ligas; pero como soy debidamente respetuoso hasta con un Par de Palos si están bajo la Enagua, no examiné el Particular.
-----En general, la Apariencia de esta alegre Dama me agradó bastante, y más aún porque no era muy habladora, un Rasgo raramente ausente en sus Compatriotas.
-----Cuando me estaba despidiendo, la Modista me informó que con la Asistencia de un Relojero vecino y del ingenioso Mr. Powell, había diseñado otra Muñeca que, ayudada por varios pequeños Resortes colocados en su interior, podía mover todos sus Miembros y que se la había enviado a su Corresponsal en París para que le enseñara diversos Movimientos e Inclinaciones de Cabeza, la Subida del Busto, la Reverencia y la Incorporación, el Paso gentil y la agradable Corrida, todo tal como se practica ahora en la Corte de Francia.
-----Agregó que esperaba poder contar con mi Apoyo en cuanto llegara; pero como este Pedido era demasiado importante para responderlo extempore, la dejé sin Respuesta y me dirigí al Alojamiento de Will Honeycomb, sin cuyo Asesoramiento nunca comunico al Público Cosas de semejanteNaturaleza.
X.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------