Nº 282


E-mail this post



Remember me (?)



All personal information that you provide here will be governed by the Privacy Policy of Blogger.com. More...



Miércoles, 23 de Enero, 1712.
Spes incerta future.—Virg.
-----Resulta deplorable que todo Hombre se pierda en Lamentos y que constantemente lance Sentencias contra el Capricho de la Fortuna, cuando generalmente es él mismo quien atrae para sí las Calamidades a las que se abisma y es él mismo quien apila Pretextos para sus propios Padeceres y Claudicaciones. La más nociva Infección de la Humanidad radica en esa falsa Esperanza que la Gente se infringe cuando, con optimismo y exagerada Adulación, sus Corazones se rinden ante Atributos maravillosos que, no habiendo Razón alguna para creerlos, les son adjudicados. Es por este Desajuste a la Hora de calcular la Felicidad que luego, a menudo, lloran con verdadera Aflicción Pérdidas imaginarias. Cuando me refiero a este Modo, desdichado, de dar cuenta de Nosotros, no puedo sino referirme a un Grupo particular de Personas, que, en Beneficio propio, convierte todo lo posible en probable y que luego reconocen esta Probabilidad como lo que debiera, a Ciencia cierta, suceder. WILL. HONEYCOMB, en una Ocasión en que me encontraba observando un Dama con particular Atención, me dio relató la dura Aflicción que había echado a perder su otrora refinado Rostro y que había impregnado, a una Persona afable como ella, de Melancolía. Aquella Dama, y alguna de sus Hermanas, dijo Will, eran catorce Años atrás los Tesoros más grandes del Pueblo; sin embargo, sin haber sufrido una sola Pérdida, ni por malas Administraciones, ni por Inseguridad, ni por Daños en Mar o Tierra, se encontraban ahora constreñidas a muy estrechas Circunstancias. Eran, en aquel Tiempo, las más altas e inaccesibles Bellezas del Pueblo; y sus Pretensiones, tasadas impiadosamente, antes las cuales comparecían cada uno de sus Amantes, eran diseñadas de acuerdo con el siguiente Esquema.

-----“Nuestro Padre es, se podría decir, un Hombre joven; pero nuestra Madre está algo envejecida y no se la ve muy proclive a tener más Hijos: su Patrimonio, siendo de 800l. per Annum, en 20 Años de Ahorro, es equivalente a 16.000l. Nuestro Tío, que supera los 50, tiene 400l. per Annum, lo cual, según la antedicha Tasa, resultan 8000l. También están una Tía viuda, que cuenta con 10000l. a su Disposición, dejados por su Esposo, y una vieja Tía Soltera que tiene 6000l. Luego, el Padre de nuestra Madre acumula 900l per Annum, lo que equivale a 18000l., y 1000l, cada una de nosotras, Monto que no se nos puede ser expropiado. Todo esto sumado:

Lo de Papá 800--- 16000
Lo del Tío 400--- 8000
Tías [10000, 6000]--16000
Abuela 900------ 18000
1000 cada una--- 3000
Total 61000

Distribuido, en Partes iguales, a cada una de nostras tres acumula un Total de 20000l; ahora bien, los Beneficios otorgados por incrementar la Fama hacen que el Monto ascienda y supere ecuánimemente a los 30000l. Fortunas."
-----Teniendo en Consideración esto y siendo conscientes del Mérito personal de cada una, todos eran despreciables a sus Ojos y rechazaban las Ofertas que, con Frecuencia, eran acercadas. Pero todo llega a su Fin: La Madre muere, el Padre se casa otra Vez y tiene un Hijo, a quien le es adjudicado lo que le perteneciera tanto al Padre como al Tío y la Abuela. Esto recortó 43.000l. La Tía soltera se casó con un Irlandés de alta Estatura y con él se desvanecieron sus 6.000. La Viuda murió y dejó apenas el Dinero suficiente para saldar sus Deudas y darle Sepultura; de manera tal que quedó para estas tres Muchachas nada más que sus 1.000. Habían, ya por aquella Época, pasado el Auge y entrado con mal Paso a los Treinta, viéndose obligadas a dedicar el Resto de sus Días reprochando a la Humanidad que no pensara más que en el Dinero y deplorando que la Virtud, la Sensatez y la Modestia no contaran, en el Presente, de ningún grado de Estima.
-----Menciono el Caso de estas Mujeres antes que cualquier otro porque es el de mayor nivel de Fatalidad: Así como la Juventud es la Etapa de menor Capacidad de Reflexión, es también en este Sexo la única Temporada en la que pueden incrementar sus Fortunas. Pero, si en igual Medida pensamos en el Hombre, veremos estas Multitudes Desdichadas no más que por la misma Razón, una Ilusión enfermiza de Raíz, ante la cual es difícil decir si merecen nuestra Pena o nuestro Desprecio. No es placentero contemplar cómo un Muchacho envejece públicamente y, luego de haber transcurrido mitad de su Vida en Servidumbre, dice ser el más Infeliz de todos los Hombres y quiere mostrarse decepcionado porque una Cortejante rompió su Palabra. Aquel que se promete nada más que lo que naturalmente surge de su Estado y de su propia Labor, y que persigue el Sueño de poseer más de dos Tercios de aquello, siembra para sí una Ristra de Aflicciones y Decepciones. No hay más que dos Vías en el Mundo para enriquecerse del Servicio de otro Hombre, estas: ser agradable o ser considerado. La Generalidad del Hombre se comporta según Motivaciones individuales; y cuando uno anhela algo de alguien superior, si es inconfesable, mejor mostrarse ameno o servicial; es ridículo, después, prenderse de la Dignidad que otorga la Desgracia cuando nos abandonan. Fue tu falta de Juicio, al imaginar cualquier posibilidad menos la del Rechazo, sobre todo porque incluso está opción está considerada en el Retrato de quien es capaz de complacer o servir a tu Patrón, cuando su Humor o sus Intereses lo convocan.
-----No sería fútil, pienso, establecer una Relación entre la Condición de un Hombre que sortea todos los Placeres de la Vida y de uno que hace de su Persecución el mayor Interés. La Ilusión torna confortables las Austeridades del Eremita, mientras que el Hombre voluptuoso no gana más que un Malestar que mana de sus Divertimentos. ¿Qué diferencia a la Felicidad de aquel que se macera con Abstinencia de la de aquel que se deja librado al Exceso? Quien renuncia al Mundo no cae en la Tentación de la Envidia, la Violencia, el Mal o la Ira y se encuentra en Posesión permanente de una Espíritu sereno; quien busca estos Placeres, que albergan al Desengaño en su misma Naturaleza, estará en Persecución constante de Cuidado, Atención, Contrición y Confusión.
14 de Febrero, 1712
-----Sr. Espectador,
-----Soy una joven Mujer y tengo mi Fortuna por hacer; por esta Razón asisto a la Iglesia frecuentemente para atender al Servicio Divino, y realizar Conquistas. Sin embargo un gran Escollo para mi Proyecto es que nuestro Párroco, alguna vez Jardinero, esta Navidad ha recargado la Iglesia con Verde de tal modo que mis Perspectivas de cortejar a un joven Barón estas últimas semanas se han visto desbaratadas, siendo escasas la Oportunidades de encontrarlo pese a nuestra fiel Devoción y la corta distancia (de apenas tres filas) que nos separa. La Iglesia, tal como está equipada ahora, se acerca más a un Viveo que a un Lugar de Adoración. El Corredor central es un muy bonito y recogido Paseo y los Bancos parecen Descansos a sus Costados. Hasta el Púlpito está rodeado de Racimos de Hiedra, Acebo y Romero, a tal punto que un Muchacho de nuestro Banco aprovechó la Ocasión para comentar que la Congregación escuchó de un Arbusto la Palabra, como Moisés. El Banco de Anthony Love está tan particularmente cercado que todos mis Embates son estériles. Estoy obligada a disparar al azar desde una Arboleda, sin Objetivo. Sr. Espectador, a menos que dé Órdenes para remover esta Flora, me convertiré en una Criatura de los más extraña dentro de la Iglesia y, pronto, poco tendré por hacer más que mis Plegarias. Estoy en Apuros,
-------------------------------------Querido Señor,
---------------------------------------------Su más obediente Servidora
,
------------------------------------------------------------------Jenny Simper.


ÍNDICE GENERAL
Sobre el blog

-------------

TRADUCTORES
  • Diego M. dell'Era
  • Agustina Fracchia
  • Jerónimo Ledesma
  • Miguel Rosetti
  • Alonso Ruvalcaba
  • Ramiro Vilar

-------------

ILUSTRADORES
  • Diana Benzecry
  • Guadalupe Silva

-------------

EL ESPECTADOR: ARCHIVO

-------------

LINKS

-------------

-------------